IC 4406: Una nebulosa aparentemente cuadrada

IC 4406: A Seemingly Square Nebula
Créditos de imagen: C. R. O'Dell (Vyerbilt U.) et al., Hubble Heritage Team, NASA

IC 4406: Una nebulosa aparentemente cuadrada
Pulsa en la imagen para agrandarla.

Una estrella redonda, ¿como puede crear una nebulosa rectangular?
Este enigma sale a la luz cuando se estudian las nebulosas planetarias como IC 4406. La evidencia indica que IC 4406 es un cilindro hueco y la forma rectangular resulta de observar el cilindro desde lado. Si se observara IC 4406 desde la parte superior, seguramente se parecería a la nebulosa del Anillo.
Esta imagen es una composición de fotografías tomadas por el Telescopio Espacial Hubble en 2001 y en 2002. El gas caliente fluye al exterior por las bases del cilindro, mientras que los filamentos de polvo oscuro y gas molecular adornan las paredes laterales. La estrella principal responsable de esta escultura interestelar se puede encontrar en el centro de la nebulosa planetaria. En unos pocos millones de años, lo único que quedará visible de IC 4406 será una estrella enana blanca.

Apoya Observatorio

Observatorio lleva más de 22 años (desde 1995) divulgando la ciencia en español traduciendo día a día ininterrumpidamente el servicio de la imagen del día de la NASA. Soportamos más de 15.000 visitas diarías. Al igual que hace la Wikipedia, te pedimos tu colaboración para poder seguir sirviendo esta web cada día. ¡Gracias!

Imagenes relacionadas

Comenta, pregunta, comparte ...

  • Sa Ji Tario
  • emilio silvera

    ¡Hola, amigos!

    Las Nebulosas planetarias nos muestran un extenso abanico de figuras y conformación que, cuando fueron descubiertas, nos dejaron con la boca abierta por el asombro. Sin embargo, en este tipo de Nebulosa no son sus bonitas y coloridas figuras lo que más debe llamarnos la atención, sino que, nos debemos informar de cómo llegan a conformarse, cuál es su origen y que procesos sigue la estrella que originalmente dio lugar a su existencia.

    El destino de nuestro Sol, por ejemplo, será el de convertirse en una de ellas cuando, agotado su combustible nuclear de fusión, se convierta primero en Gigante roja que engullirá el planeta Mercurio, también Venus y, posiblemente quede a poca distancia de la Tierra. En el proceso, las temperaturas de nuestro planeta harán que los océanos de evaporen y, la vida, tal como la conocemos, desaparecerá. Claro que, como eso ocurrirá dentro de unos 4.000 millones de años, para entonces, ya estaremos en otros mundos (si es que nuestra torpeza no ha provocado nuestra propia eliminación).

    Pero sigamos hablando de la Nebulosa planetaria que será en el futuro el Sol. Una vez que la gigante roja finaliza su proceso de expansión, comienza a contraerse sobre sí misma, ya que al no estar presente la fusión la estrella no se expande para deterner a la fuerza de gravedad que trata de contraer más y más la masa que la conforma. De esa manera, la inmensa masa de la gigante roja, se va haciendo más y más pequeña y densa para formar una estrella enana blanca que, se quedará en el centro de la Nebulosa planetaria como si de una perla blanca se tratara, y, como radia en un ultravioleta muy rabioso, ionizará la Nebulosa Planetaria que se verá brillante con los colores de los elementos (gases) que la conforman.

    Claro que, para llegar hasta ese punto, otras muchas cosas han tenido que pasar: Cuando la masa de la estrella se ve comprimida sobre sí misma, los electrones (que son fermiones sometidos al principio de excluisión de Pauli), sienten una especie de claustrofobia, no quieren estar tan juntos, y, entonces, se degeneran y comienzan a moverse con una velocidad relativista, lo que provoca que dicho movimiento alucinante, frene a la fuerza gravitatoria que trata de comprimir más y más a la nueva estrella. Y, de esta manera, el proceso finaliza con la muerte del Sol, dejando en el espacio a una hermosa nebulosa planetaria y, en su centro, una brillante enana blanca.

    Claro que, para cuando eso ocurra, antes, parece que nos tendríamos que preocupar por otras cuestiones como, por ejemplo, la visita de Andrómeda, la galaxia hermana del Grupo Local que se nos echa encima a velocidad considerable y puede llegar a nuestro entorno en unos 3.000 millones de años para fusionarse con la Vía Láctea. Otro evento que podría ser posible (según un estudio llevado a cabo por un equipo de Astronómos) es que la Tierra, para dentro de 1.700 millones de años, podría salir de la Zona Habitable… Y, desde luego, no debemos desechar la llegada de un Gran Meterorito.

    ¡Estamos a Merced del Universo!

El 8 de enero de otros años ...

 Visita el calendario

Sharpless 249 y la nebulosa de la Medusa
día anterior, sábado, 7 de enero

  <     <     <       domingo, 8 de enero       >     >     >  
En el centro de la galaxia espiral NGC 5033
día siguiente, lunes, 9 de enero

Busca en Observatorio

o si tienes suerte ...

Saltar aleatoriamente a una de las 8026 fotos