Síguenos en Twitter y descubre la imagen cada día:

«
Algunos diamantes no son para siempre
»

El seguimiento del primer eclipse de Sol de 2006 comenzó ayer por la mañana en la costa este de Brasil y concluyó en la otra punta del mundo, Mongolia occidental, al anochecer. Entre estos dos puntos, la sombra de la Luna atravesó el océano Atlántico, el norte de Africa, y Asia Central. Durante un breve momento de este trayecto, el eclipse también llegó a la pequeña isla griega de Kastelorizo, en la parte este del mar Egeo. El astrónomo Anthony Ayiomamitis ha informado de que la arrebatadora vista de la corona solar duró un total de tres minutos, para deleite tanto de los habitantes de la isla como de los muchos turistas que acudieron a presenciar el eclipse. Cuando la fase total del eclipse tocaba a su fin, Ayiomamitis fue capaz de conseguir esta impresionante fotografía de un "anillo de diamantes". En ella podemos observar cómo los primeros rayos del Sol en aparecer por el borde crean la efímera ilusión de unos diamantes brillando en el anillo compuesto por la silueta de la Luna.


blog comments powered by Disqus