Síguenos también por Twitter o por Facebook

El caso del polvoriento sistema binario

por Créditos de la ilustración: Lynette Cook
«
El caso del polvoriento sistema binario
»

Para los astrónomos, el cercano sistema estelar binario BD+20 307 destacó originalmente por su gran cantidad de polvo.

Una cantidad suficiente de polvo caliente causa que el sistema aparezca excepcionalmente brillante en longitudes de onde de infrarrojo.

Por supuesto, el polvo asociado con la formación planetaria es a menudo detecado alrededor de las estrellas jóvenes, estrellas con sólo unos pocos millinos de años de edad.

Pero el sistema BD+20 307 parece ser que tiene al menos unos pocos miles de millones de años, una edad comparable a la edad de nuestro propio Sistema Solar.

La presencia de grandes cantidades de polvo caliente parece ser debida a una colisión relativamente cercana de objetos del tamaño de un planeta de la escala de, digamos la Tierra y Venus, en el sistema BD+20 307.

Con nostalgia de la clásica novela de ciencia ficción When Worlds Collide , la dramática ilustración ofrece una representación del catastrófico evento.

Ironicamente, esta evidencia indirecta de una destructiva colisión planetaria podía tambien ser la primera indicación de que los sistemas planetarios pueden formarse alrededor de sistemas  binarios cercanos.

BD+20 307 is about 300 light-years distant toward the headstrong constellation Aries .


  • excalibur

    Hola a todos.

    En realidad, complementando lo que dijo Chapu, según lo que leí, la hipótesis del choque de un cuerpo astronómico contra la Tierra, para explicar el nacimiento de nuestra Luna, tiene más adeptos que la hipótesis de la captura, la cual dice que un cuerpo extraño que vagaba por el sistema solar fue interceptado por la Tierra en órbita.

    Hace un par de décadas atrás, cuando los ordenadores empezaron a ser de uso popular, muchos científicos las usaron para realizar eventos astronómicos. Según estos modelos, la hipotésis del choque tenía más posibilidad de ser cierta, pero con un condimento más: que el choque entre ambos cuerpos se haya producido cuando la Tierra “TODAVIA” no fuera enteramente sólida. Es decir, casi en sus mismos comienzos.

    La catástrofe es inimaginable a cualquier escala y hubiera pasado millones de años para que la situación se haya normalizado, pero parte del intruso hubiera quedado incorporado a nuestro planeta y parte de la Tierra hubiera quedado con la Luna, (geológicamente hablando) luego del correspondiente enfriamiento de sus superficies. Lo que casi no se duda es que ambos nacieron del mismo polvo que dió su origen a los distintos cuerpos planetarios.

    Al acercarse el cuerpo extraño a la Tierra, las fuerzas de marea habrían producido increíbles terremotos, los volcanes se hubieran encendido como un reguero de pólvora, y si ya existían mares, olas de una altura inconcebible, se elevarían en dirección al intruso, respondiendo a la fuerza gravedad. Si hubiera existido vida, hubiera sido borrada de un plumazo, pues dado el nivel de catástrofe, ningún lugar del planeta hubiera quedado a salvo, (ni los subterráneos). La vista del intruso en el cielo acercándose hubiera sido aterrador. (Casper #3, no me hubiera gustado verlo ni desde abajo ni en órbita) No hubiera habido lugar donde esconderse y al penetrar en nuestra atmósfera, suponiendo que alguien este allí para verlo, hubiera escuchado el estallido sónico de los cuerpos que sobrepasan la velocidad del sonido, pero multiplicados por miles de veces (tal vez por millones), aunque sería milésimos antes de la catastrofe.

    Algunas piedras lunares que trajeron los astronautas de las misiones Apolo describen una composición diferente y moderadamente más antigua que las de nuestro Planeta, si bien, esto no puede ser definitivo, teniendo en cuenta que en la Luna, el tiempo geológico se detuvo y en nuestro planeta sigue su curso, habida cuenta de los terremotos, volcanes, y el movimiento tectónico, que si bien son catastróficos algunas veces, nos dicen que nuestro planeta Tierra continúa vivo.

    Hay uno bono. A la pregunta que hubiera pasado con la Tierra sin Luna, hay dos respuestas:

    1) Asimov plantea en su libro “La tragedia de la Luna”, que la vida pudo haberse formado gracias a la Luna, pues al haberse iniciado la vida en el agua o los mares, tal vez las mareas (en ese entonces muchísimo más altas por encontrarse la Luna mucho más cerca) actuaron de catalizadoras de los elementos quimicos que fueron “entremezclados” para producir los primeros entes biológicos.

    2) Moonriver de Henry Mancini (una de mis preferidas en la versión de Andy Williams y tal vez la de Sinatra), y muchas de las mejores poesías que se hayan escrito, simplemente no hubieran existido. Tampoco los eternos enamorados no hubieramos tenido en nuestro satélite a nuestra cómplice eterna, en las noches de luna llena.

    Buenas noches a los latinoamericanos y buenos días a los peninsulares

    P.D.:

    1) Y no hay problema Kitty. Todo bien

    2) Señor Emilio, yo todavía estoy pagando mi hipoteca, así que si los del LHC destruyen el mundo, personalmente dentro del agujero negro, les entablaré una demanda…..

  • http://www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    Buenos días amigos.

    La idea de Armando es además de interesante muy probable y, desde luego, pensando en la posibilidad de la existencia de sistemas planetarios en estrellas binarias, no creo que existan leyes que los prohiba.

    La vida en esos planetas se desarrollaría en función de la cercanía de sus estrellas madres, y, conforme a las atmósferas que ellos pudieran retener. Por lo demás, nada que oponer.

    Kike, siempre capto el sentido de las palabras que dicen mis amigos, así que tranquilo. Ahora trataré de comentar de la forma más sencilla posible a tus elucubraciones de una manera indirecta explicándote algo más de todo este asunto, así podrás seguir sacando tus propias consecuencias.

    El concepto de tuptura de simetría, y su realización mediante el campo de Higgs electrodébil, desempeña claramente un papel central en la física de partículas y en cosmología. Pero tus consideraciones sobre mis comentarios anteriores, y, el contenido de los mismos, me llevan a preguntarme lo siguiente:

    Si un océano de Higgs es un algo invisible que llena lo que normalmente consideramos espacio vacío, ¿no es eso simplemente otra encarnación de la hace tiempo desacreditada noción de éter? La respuesta es sí y no.

    La explicación: sí, en algunos aspectos un océano de Higgs recuerda al éter. Como el éter, un campo de Higgs condensado permea el espacio, nos envuelve a todos, se filtra a través de todo lo material y, como una característica intrínseca del espacio vacío (a menos que recalentemos el universo por enciuma de 10 exp. 15 grados, lo que en realidad no podemos hacer) redefine nuestra concepción de la nada.

    Pero a diferencia del éter original, que fue introducido como un medio invisible para transportar ondas luminosas de la misma manera que el aire transporta ondas sonoras, un océano de Higgs no tiene nada que ver con el movimiento de la luz, y por eso los experimentos de finales de siglo que descartaron el éter estudiando el movimiento de la luz no guardan ninguna relación con el océano de Higgs.

    Además, puesto que el océano de Higgs no tiene ningún efecto sobre nada que se mueva a velocidades constantes, no selecciona un punto de vista observacional como algo especial, como hacía el éter. Por el contrario, incluso con un acéano de Higgs, todos los observadores con velocidad constante siguen estando en total pie de igualdad, y por ello un océano de Higgs no entra en conflictividad con la relatividad especial. Claro que, estas observaciones no prueban la existencia del campo de Higgs; lo que muestran es que, pese a ciertas similitudes con el éter, los campos de Higgs no están en conflicto con ninguna teoría o experimento.

    No obstante, si hay un océano de campos de Higgs debería tener otras consecuencias que fueran experimentalmente comprobables en los próximos meses. Como ejemplo primordial, de la misma forma que los campos electromagnéticos están compuestos de fotones, los campos de Higgs están compuestos de partículas que, de forma nada sorprendente, se denominan partículas de Higgs.

    Cálculos teóricos han demostrado que sí existe un océano de Higgs que permua el espacio (por eso se refería a él el Dr. Rújula en la charla que le oí en el video) debería haber partículas e Higgs entre los restos de las colisiones de alta energía que tendrán lugar en el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) que podríamos considerar como un acelerador de átomos gigante que ahora está a punto de contestar todas estas conclusiones teóricas.

    Así, haciendo colisionar frontalmente los haces de protones que irán en direcciones contrarias, el uno hacia el otro, a velocidades cercanas a c, se tiene la esperanza de sacar del océano de Higgs a la partícula de Higgs de la que está compuesto de una forma similar a como colisiones energéticas submarinas pueden sacar moléculas de H2O del Atlántico.

    Ya queda poco tiempo para que los experimentos nos permitan el poder determinar si esta forma moderna de éter existe o si seguirá el mismo camino que su antecesora. Dirimir esta cuestión es crucial porque, como hemos visto, los campos de Higgs condensados desempeñan un papel profundo y central en nuestra formulación actual de la física fundamental.

    Y, como muy bien apuntas, si finalmente se confirma, Peter Higgs, sería considerado un héroe de la física como Einstein o Planck. Esto, además de un gran acontecimiento, sería un enorme éxito de la Física Teórica. Además de esto, la confirmación del océano de Higgs haría otras dos cosas. En primer lugar, ofrecería evidencia directa de una era antigua en la que varios aspectos del universo actual que parecen distintos eran parte de un todo simétrico.

    En segundo lugar, establecería que nuestra noción intuitiva del espacio vacío -el resultado final de eliminar todo lo que podemos de una región de modo que su energía y su temperatura se hagan lo más bajas posibles- ha sido ingenua durante mucho tiempo. Ya que, el estado vacío más vacío no tiene por qué implicar un estado de nada absoluta.

    Todo esto, finalmente, nos llevará a mejorar en mucho nuestra búsqueda científica del espacio y el tiempo y de otras cuestiones como la materia oscura, por ejemplo. Y, para nosotros, el concepto de espacio vacío (al igual que el espacio y el tiempo) puede ser escurridizo, puesto que el espacio vacío del que somos conscientes siempre está lleno de un “océano de campo de Higgs”.

    Para continuar desarrollando todo esto, me tendría que meter de cabeza en la entropía y el tiempo, en las transiciones de fase referidas a un contexto hiostórico de secuencias habidas desde el big bang que nos llevaría hasta el huevo encima de la encimera de la cocina. Pero, no debemos olvidar lo más importante de todo, todavía hay información crucial oculta en una región borrosa a la que aún, no hemos podido acceder (incluso, después de los campos de Higgs). Habrá que recordar aquí que, la estructura básica de la materia sigue pendiente.

    ¿Serán las dichosas cuerdas?

    De todas las maneras, si no se encontrara el océano de Higgs se necesitaría un replanteamiento importante del marco teórico que ha estado en su lugar durante más de treinta años.

    Me he alargado un poco debido a que, estamos en ayer, lo cual, no molesta ya a nadie.

    Kike, te quisiera contestar a un apunte interesante que has hecho, sobre la posibilidad de que este campo de Higgs esté dentro de lo que consideramos el espacio vacío dentro de los átomos y, desde luego, aunque la idea no deja de ser interesante, la capa electrónica de la materia lo pondría muy difícil. Cuando apoyas la mano sobre la mesa y ésta no se hunde, es debido a que los electrones conforman una red electrónica que te da la sensación de que la mesa es maciza y puedes apoyarte en ella con seguridad, allí están los electrones para hacerlo posible. Por la misma razón, no creo que el camoi de Higgs pudiera entrar en ese ámbito pero…, no aseguro absolutamente nada.

    Adios amigo.

  • Chapu

    Hola, Gloria! Todo bien?

  • dili

    fotografia….fenomenal….me quede sin palabras.