M33: Galaxia del Triángulo
Pulsa en la imagen para agrandarla.

La pequeña constelación septentrional Triangulum alberga esta magnífica espiral de cara, M33.

Sus nombres populares incluyen la Galaxia del Molinete o, simplemente la Galaxia Triangulum.

M33 tiene unos 50.000 años luz de diámetro, la tercera más grande del Grupo Local de galaxias después de la Galaxia de Andrómeda (M31) y nuestra propia Vía Láctea.

A unos 3 millones de años luz desde la Vía Láctea, se cree que la propia M33 es satélite de la Galaxia Andrómeda y los astronónomos de estas dos galaxias probablemente tendrían vistas espectaculares de cada uno de los otros grandes sistemas espirales de estrellas.

Mientras que la visión desde el planeta Tierra, esta imagen detallada y definida, hace alarde de los cúmulos de estrellas azules y las regiones rosadas de formación estelar de M33 que trazan los brazos espirales poco apretados de la galaxia.

De hecho, la profunda y oscura NGC 604 es la región de formación estelar más brillante, vista aquí más o menos en la posición de las 4 en punto desde el centro galáctico.

Como M31, la población de M33 de estrellas variables correctamente medidas han ayudado a elaborar una norma cósmica de esta espiral cercana para establecer la escala de distancias del Universo.

Apoya Observatorio

Observatorio lleva más de 23 años (desde 1995) divulgando la ciencia en español traduciendo día a día ininterrumpidamente el servicio de la imagen del día de la NASA. Soportamos más de 15.000 visitas diarías. Al igual que hace la Wikipedia, te pedimos tu colaboración para poder seguir sirviendo esta web cada día. ¡Gracias!

Imagenes relacionadas

Comenta, pregunta, comparte ...

  • Hola, amigos.

    La Galaxia del Triángulo, M33 (NGC 598) cuyo nombre se debe a su situación, es un miembro del Grupo Local de Galaxias. Espiral que vista casi de cara, con un tamaño 1º y magnitud 6, se sitúa a unos 850 Parsec (2,9 millones de año-luz) de la Vía Láctea y su diámetro es de unos 52.000 a.l. Se cree que LGC 3 es una pequeña galaxia satélite.

    Esta Galaxia, es importante dentro del Grupo Local de galaxias, y, aparte de Andrómeda y la propia Vía Láctea, es una de las más destacadas. Destaca en ella enormes extensiones de resplandor rojizo de las regiones de Hidrógeno altamente ionizado que se expanden por los brazos espirales que, en esas zonas gigantes de H II, se producen una abundante cantidad de nacimientos de estrellas muy masivas.

    Aquí, la abundancia de estrellas nuevas, inunda inmensas regiones de radiación ultravioleta que produce ionización , ese proceso por el cual un átomo o molécula pierde o gana electrones. Los átomos que pierden o ganan electrones se dice que están ionizados una vez; si han perdido o ganado dos electrones están doblemente ionizados, y así sucesivamente. La ionización ocurre a altas temperaturas (ionización térmica), como en una estrella, o por el impacto con partículas atómicas de alta energía (por ejemplo, electrones, protones, partículas alfa, etc., o con radiación de corta longitud de onda (ultravioleta, rayos X, gamma).

    Llamamos ion hidrógeno al átomo de hidrógeno que ha ganado o perdido un electrón, y por tanto tiene carga eléctrica. El ion hidrógeno positivo, H+, ha perdido su único electrón y por tanto está formado únicamente por un protón. Una Nebulosa que contenga iones positivos, se conoce con el nombre de región H II que es el caso que podemos contemplar en la galaxia de arriba.
    Sin embargo, el ion hidrógeno, negativo, ha ganado un segundo electrón y se suele encontrar en las capas externas de las estrellas como el Sol. La mayor parte recibido del Sol se origina en realidad por la formación de iones H-.
    En esta Galaxia, M33, abundan enormes Nebulosas que, expuestas a intensa radiación ultravioleta, se vuelven brillantes que es, precisamente, lo que ocurre en las regiones H II de formación estelar.
    Esta galaxia es un buen laboratorio donde poder estudiar el nacimiento de estrellas masivas que, en un futuro lejano están llamadas a poblar la región de estrellas de neutrones y agujeros negros, además de inmensas Nebulosas.

  • En el día de ayer, los contertulios del lugar tuvieron un buen tema de debate con la noticia de la NASA sobre indicios de posible vida extraterrestre basandose en algo encontrado en la Tierra. Y, como decía Kike, aunque no faltos de razón y, es verdad que, el campo de búsqueda se amplia con el nuevo hallazgo, tampoco hay que descartar la intención de ese Organismo en llamar la atención del público, ya que, el hecho de que unos bichitos puedan subsistir a base de cianuro o cualquier otro veneno, en realidad, no es nada espectacular. ¡La vida se abre camino! No tengo duda alguna al respecto de que, en muchos planetas de nuestro Universo está presente la vida. ¿En qué forma? eso no lo puedo saber pero, lo cierto es que, no hay base científica alguna para poder negarlo.

    No pocas veces nos maravillamos al observar las cosas que vemos a nuestro alrededor y que podemos captar a través de potentes telescopios en los confines del Universo. También nuestro asombro es grande si miramos a través de microscopio y podemos ver el diminuto universo de lo muy pequeño. Todo ello, nos lleva a un viaje que va desde el asombro hasta la curiosidad pasando por nuestra inmensa ignorancia. Para mí, la explicación científica de la larga historia de la vida, por ejemplo, tiene tanto valor narrativo como misterio. Pero, ¿es realmente cierto que la ignorancia supera al conocimiento como camino más directo hacia el asombro? Sí, tenemos que afirmar en ese punto, toda vez que, con el paso del tiempo y el aumento de nuestros conocimientos sobre el “misterio de las cosas”, nuestra sabiduría crece y la capacidad de asombro disminuye.

    Simplemente pensamos en los Dinosaurios y la imaginación nos transporta hacia atrás en el tiempo, a unos 200 millones de años, en los períodos conocidos como Triásico y Jurásico, aquellas criaturas vivían plácidamente hasta que, hace ahora 65 millones de años, cuando esas moles vivientes de inmensas dimensiones, deambulaban por los bosques mesozoicos por los que discurrían bestias prodigiosas, un meteorito caído en el Yucatán (México) acabo con lo que, para nosotros, hubiera sido una pesadilla.

    Pero no nos desviemos de lo esencial, más antiguos aún son los trilobites, esos monarcas de los mares cámbricos que correteaban por los arrecifes tropicales hace 500 millones de años. Los fósiles de animales reclamados por la cultura popular tanto como por la Ciencia, nos ofrece una crónica biológica de gran calado. Sin embargo, los fósiles sólo registran los capítulos más recientes de la colosal épica evolutiva de la Tierra. La historia completa de la vida abarca nada menos que 4.000 millones de años, desde los extraños mundos de los océanos sulfurosos que se extendían bajo una atmósfera asfixiante, pasando por bacterias que respiraban hierro y quimeras microscópicas, hasta llegar por fin hasta nuestro familiar mundo de oxígeno y ozono, de valles boscosos, de animales que nadan, corren o vuelan. Ni Sheherazade habría imaginado un cuento más fascinante.

    Pero la historia no está completa en su versión actual. No puede estarlo, toda vez que cada nuevo dato, cada nuevo descubrimiento fruto de un arduo trabajo seguido de una intensa investigación que siempre, plantea nuevas preguntas al encontrarnos con puertas cerradas de las que no tenemos la llave.

    John Archibald Wheeler, uno de los físicos más destacados del pasado siglo XX, acostumbraba a señalar que vivíamos en una isla rodeada de un mar de ignorancia. La metáfora tiene un sugerente colorario: a medida que la isla se hace más grande por la acumulación, pieza a pieza, de nuevo conocimiento, su línea de costa –la frontera entre el conocimiento y la ignorancia- se expande proporcionalmente. Es mucho lo que desconocemos todavía de la historia de la vida, y lo mismo podrán decir nuestros nietos. Claro que, si conociéramos todo lo que nos queda por conocer, el interés científico habría llegado a su final. Sin embargo, estamos lejos de que eso sea así.

    Es fascinante sumergirse en el pasado, en la historia de la vida mucho antes de los Dinosaurios, antes de los trilobites, antes siquiera de que hubiese animales de cualquier tipo. Hay que comenzar la historia con la diversificación inicial de los animales en los mares cámbricos, y, para poder entenderlo, de ahí la historia nos lleva hacia rocas muy antiguas que se formaron en océanos muy primitivos que llevan la huella escondida de la historia más profunda de la vida en nuestro planeta.

    Los registros fragmentarios de organismos primigenios nos dan motivo para cavilar sobre el origen de la vida antes de ascender por el tiempo geológico tras un rastro de fósiles y moléculas que nos conducirán de nuevo a la “explosión” cámbrica de la vida animal, a la que actualmente se considera tanto culminación de la larga Historia precámbrica de la vida como desviación radical de ella.

    Para mí, la historia científica de la creación es una narración apasionante que, correctamente explicada, nos ayuda a comprender no sólo nuestro pasado biológico sino también la Tierra y la vida que nos rodea en la actualidad. La diversidad biológica contemporánea es el producto de cuatro mil millones de años de evolución. Somos parte de ese legado; al intentar comprender la larga historia evolutiva de la Tierra, comenzamos a comprender nuestro propio lugar en el mundo y nuestra responsabilidad como administradores del planeta.

    El estudio de los orígenes de la vida no es nada trivial, y, decir: las bacterias engendraron a los protozoos, los protozoos a los invertebrados, los invertebrados engendraron a los peces, y así sucesivamente. Tales listas de conocimientos pueden ser memorizados pero, en realidad, dejan poco espacio para pensar. Por esa razón, hay que tomar otros caminos que nos lleven, paso a paso, por los senderos evolutivos de la más tradicional empresa científica que, se entrelazan con las nuevas ideas nacidas de la biología molecular y la geoquímica. Y, a todo esto, tenemos los datos que subyacen en el principio de todo: la materia compleja necesaria para que la vida pudiera surgir, las transiciones de fase que llevaron desde el primario hidrógeno hasta el complejo Carbono, Nitrógeno, Oxígeno, Boro, y otros…sólo fue posible fabricarlos en los hornos nucleares de las estrellas y en explosiones de supernovas que, a temperaturas enormes, sembraron el espacio interestelar de estos elementos complejos que, más tarde, formaron planetas que, bajo ciertas condiciones, permitieron el surgir de la vida.

    Claro que, la Tierra que conocemos hoy, nada tiene que ver con aquella otra Tierra en la que, a partir de la materia inerte y bajo ciertas condiciones, pudo surgir la primera célula capaz de replicarse. Los huesos de los Dinosaurios son grandes y espectaculares, si te pones a pensar en ellos te pueden mantener despierto por las noches elucubrando sobre su mundo y aquellos panoramas de frondosos bosques por los que, todo tipo de animales de dimensiones desmesuradas, deambulaban buscando su sustento que, no siempre era vegetal. Si lo pensamos bien, aquel mundo, no difería mucho de este nuestro. Contrasta con él la historia profunda de la Tierra, que nos cuentan fósiles microscópicos y sutiles señales químicas y que es, pese a ello, un relato dramático, una sucesión de mundos desaparecidos que, por medio de la transformación de la atmósfera y una revolución biológica, nos trae hasta el mundo que conocemos hoy.

    ¿Cómo podemos llegar a comprender acontecimientos que se produjeron hace miles de millones de años? Una cosa es aprender que en las llanuras mareales de hace mil quinientos millones de años vivían bacterias fotosintéticas, y otra muy distinta entender cómo se infiere que unos fósiles microscópicos pertenecen a bacterias fotosintéticas, cómo se averigua que las rocas que las rodean se formaron en antiguas llanuras mareales y cómo se estima su edad en miles de millones de años. El conocimiento que actualmente tenemos, ha costado un alto precio de muchas horas de trabajo, investigación profunda, largos y tediosos viajes no siempre con medios adecuados y, sobre todo, una carga enorme de curiosidad por saber. En tanto que empresa humana, este es también un relato de una exploración que se extiende desde el espacio interior de las moléculas al espacio literalmente exterior de Marte y otros planetas. Frías noches vividas en Siberia, largas caminatas en China, sufridas expediciones por África y múltiples viajes a casi todos los rincones del mundo a la búsqueda de la huella reveladora que nos lleve por el camino inequívoco de nuestros orígenes, es parte del precio que hemos tenido que pagar y que seguimos pagando. Esto sin mencionar las largas noches de Laboratorio que, empalmadas con los días, suponen muchos años de investigación.

    Está claro que todo es la historia de la coevolución de la Tierra y de la Vida. Tanto los organismos como el ambiente han cambiado drásticamente con el tiempo, a menudo de forma concertada. Los cambios del clima, la geología e incluso la composición de la atmósfera y de los océanos han influido en el curso de la evolución, del mismo modo que las innovaciones biológicas han influido, a su vez, en la historia del medio ambiente. La impresión general que surge de la larga historia de nuestro planeta es las interacciones entre organismos y ambientes. La épica evolutiva que registran los fósiles refleja tan bien como cualquier otra cosa la continua acción recíproca entre las posibilidades genéticas y las oportunidades ecológicas.

    Esta visión amplia general de la historia biológica nos proporciona el tema de mayor calado. La vida nació por mediación de procesos físicos en la Tierra primigenia. Estos mismos procesos –tectónicos, oceanográficos y atmosféricos – sustentaron la vida era tras era al tiempo que modificaban continuamente la superficie de la Tierra.

    Por fin, la vida se expandió y diversificó hasta convertirse en una fuerza planetaria por derecho propio, uniéndose a los procesos tectónicos y físico-químicos en la transformación de la atmósfera y los océanos.

    A mi entender, el surgimiento de la vida no es, de ninguna manera, una característica definitoria de nuestro planeta, la Tierra. En cualquier sitio del Universo, en cualquiera de los miles de cientos de millones de planetas que en las innumerables galaxias están situados, en cualquiera digo, ha podido, al igual que en la Tierra, surgir formas de vida que han evolucionados como aquí sucedió. No olvidemos que, las leyes de la Naturaleza y las Constantes Universales, son las mismas en cualquier parte del Universo por muy lejos que esta se encuentre y, pienso que, cualquier planeta situado a 13.000 millones de años-luz de nosotros, puede albergar formas de vida que, también podrían ser conscientes de SER.

    Cuando se estudia a fondo, desde el más remoto de los orígenes el surgir de la vida y cómo ha podido evolucionar hasta desembocar en los seres humanos que hoy predominan, como seres inteligentes en el planeta Tierra, más asombro y humildad acompañan mis pensamientos de esas “increíbles” historias de la creación que nos ofrece la Ciencia que, por otra parte, es la única fuente fiable para saber dónde reside las fuente de la verdad.

    Está claro que no podemos pararnos aquí y ahora a construir un árbol de la vida y explicar todas las posibles ramificaciones en él implicadas. Ese árbol existe y se ha podido recomponer a partir de cientos de miles de comparaciones entre secuencias de nucleótidos de genes de diversos organismos, las plantas y los animales quedan reducidos a brotes en la punta de una sola de las ramas, la eucariota.

    La mayor diversidad de la vida y, por extensión, la mayor parte de su historia, es microbiana, así que, antes de empezar por hablar de nosotros mismos, no estaría de más conocer algo sobre las bacterias y las arqueas, esos diminutos arquitectos de los ecosistemas terrestres.

    Ya en días pasado dejé aquí un breve (pero profundo comentario) resumen sobre el mundo de Eucaria (al que pertenecemos nosotros junto con las plantas, los hongos y los protozoos, y, desde luego, explicaba bien el metabolismo que tenemos y que, se mire como se mire, es muy inferior al metabolismo de las bacterias y al grupo fotosintético que, dicho de manera sencilla, al contrario que nosotros, pueden vivir casi en cualquier parte.

    Nota: Amigo Kike, no creo que tarde mucho en exigir aquellos cafés que me aposté con ciertos comensales de esta magnifica página.

  • Hoy nos visita una vecina de la Galaxia espiral que acoge a nuestro Sol y a las estrellas visibles a simple vista durante la noche. Su disco es visible a simple vista como una débil banda alrededor del cielo, la Vía Láctea; de ahí que a la propia Galaxia se la denomine con frecuencia Vía Láctea.

    Nuestra Galaxia tiene tres componentes principales. Uno es el disco de rotación de unas 6×10 exp.10 MO (masas solares) consistentes en estrellas relativamente jóvenes (Población II), cúmulos cubiertos de gas y polvo, estando estrellas jóvenes y material interestelar concentrados en brazos espirales. El disco es muy delgado, de unos 1.000 a.l., comparado con su diámetro de más de 100.000 años-luz. Aún continúa una activa formación de estrellas en el disco, particularmente en las nubes moleculares gigantes.

    El segundo componente principal es un halo débil y aproximadamente esférico con quizás el 15-30% de la masa del disco. El halo está constituido por estrellas viejas (Población II), estando concentradas parte de ellas en cúmulas globulares, además de pequeñas cantidades de Gas caliente, y se une a un notable bulbo central de estrellas, también de la población II.

    El tercer componente principal es un halo no detectado de “materia oscura” con una masa total de al menos 4×10 exp.11 masas solares. En total, hay probablemente alrededor de 2×10 exp.11 estrellas en la Galaxia (unos 200 mil millones), la mayoría con masas menores que el Sol.

    La edad de la Galaxia es incierta, si bien el disco tiene al menos 10.000 millones de años, mientras que los cúmulos globulares y la mayoría de las estrellas del halo se cree que tienen entre 12000 y 14000 millones de años.

    El Sol se encuentra a una distancia que está entre 26.000 y 30.000 años-luz del centro galáctico, en el Brazo de Orión. El centro Galáctico se halla en la constelación Sagitarius.

    La Vía Láctea es una espiral, aunque las observaciones de su estructura y los intentos de medir las dimensiones de los brazos espirales se ven impedidos por el polvo oscurecedor del disco y por las dificultades en estimar distancias. Es posible que la Galaxia sea una espiral barrada dado que existen algunas evidencias de una estructura en forma de barra en las regiones centrales y el bulbo.

    Todas las galaxias son sistemas de estrellas, a menudo con gas y polvo interestelar, unidas por la gravedad. Las galaxias son las principales estructuras visibles del Universo. Varían desde las enanas con menos de un millón de estrellas a las supergigantes con más de un billón de estrellas, y un diámetro desde unos pocos cientos a mas de 600.000 años-luz. Las galaxias pueden encontrarse aislados, o en pequeños grupos, como el nuestro, conocido Grupo Local, o en grandes cúmulos, como el Cúmulo de Virgo.

    Las galaxias se clasifican habitualmente de acuerdo a su apariencia (clasificación de Hubble). A parecen en dos formas principales: espirales (con brazos) y elípticas (sin brazos). Las elípticas tienen una distribución de estrellas suave y concentrada en el centro, con muy poco gas o polvo interestelar. De las espirales hay varios tipos, espirales ordinarias y borradas. Ambos tipos tienen material interestelar además de estrellas. Las galaxias lenticulares presentan un disco claro, aunque sin brazos espirales visibles.

    Las galaxias irregulares tienen una estructura bastante amorfa e irregular, en ocasiones con evidencias de brazos espirales o barras. Unas pocas galaxias no se parecen a ninguno de estos tipos principales, y pueden ser clasificadas como peculiares. Muchas de éstas son probablemente los resultados de choques entre galaxias que han quedado fusionadas quedando configuradas después de manera irregular.

    El tipo de galaxia más numeroso pueden ser las galaxias esferoidales, pequeñas, y relativamente débiles, que tienen forma aproximadamente elíptica.

    Se cree que las Galaxias se han formado por la acumulación gravitacional de gas, algún tiempo después de la época de la recombinación. Las nubes de gas podrían haber comenzado a formar estrellas, quizás como resultado de las colisiones mutuas. El tipo de galaxia generado podría depender del ritmo al que el gas era transformado en estrellas, formándose las elípticas cuando el gas se convertía rápidamente en estrellas, y las espirales si la transformación de estrellas era lo suficientemente lento como para permitir crecer de forma significativa un disco de gas.

    Las galaxias evolucionan al convertir progresivamente su gas remanente en estrellas, si bien no existe probablemente una evolución entre las diferentes tipos de la clasificación del conocido sistema de Hubble. No obstante, algunas galaxias elípticas pudieron haberse creado por la colisión y posterior fusión de dos galaxias espirales.

    El número relativo de Galaxias de los diferentes tipos está intimamente relacionado con su brillo intrínseco y con el tipo de grupo o cúmulo al que pertenecen. En los cúmulos densos, con cientos o miles de galaxias, una alta proporción de las galaxias brillantes son elípticas y lenticulares, con una pocas espirales (5-10%).

    No obstante, la proporción de espirales pudo haber sido mayor en el pasado, habiendo perdido las espirales su gas de manera que ahora se asemejan a los lenticulares, o habiendo sufrido fusiones con otras galaxias espirales e irregulares para convertirse en elípticas. Ya sabéis que nada desaparece, solo se transforma.

    Fuera de los cúmulos la mayoría de las galaxias pertenecen a grupos que contienen entre unos pocos y varias docenas de miembros, siendo raras las galaxias aisladas. Las espirales constituyen el 80% de las Galaxias brillantes en estos entornos de baja densidad, con una correspondiente baja proporción de elípticas y lenticulares.

    Algunas galaxias presentan una actividad inusual en su centro, como las galaxias Seyfert o las galaxias N. Una radiogalaxia es un emisor inusualmente intenso de energía en forma de ondas de radio.

    Hablando de Galaxias podríamos movernos en un amplio abanico de posibilidades de las que relaciono algunas a continuación:

    Galaxia head-tail Una elíptica en la que una intensa emisión de radio en el núcleo está acompañada por una cola irregular de radioemisión difusa que se extiende cientos de miles de años-luz. Es una radiación sincrotrón de electrones energéticos.

    Galaxia anular Inusual galaxia con anillo luminoso bien definido alrededor de un núcleo brillante. El anillo puede parecer suave y regular, o anudado y deformado, y puede contener gas y polvo además de estrellas. Un ejemplo es la Galaxia de la Rueda de Carro.

    Galaxia binaria Par de galaxias en órbita de una en torno a la otra. Las auténticas galaxias binarias son muy difíciles de distinguir de las superposiciones casuales de dos galaxias en la línea de visión. La investigación estadística de los pares binarios que sigue las órbitas, es valiosa en el estudio de la estimación de las masas totales de algunos tipos particulares de galaxias.

    Galaxia compacta Tipo de galaxia que solo puede ser distinguida de una estrella mediante placas de exploración del cielo tomadas con cámaras Schmidt. Tienen diámetros aparentes de 2-5” y una región de alto brillo superficial que puede ser definido y debido a núcleos brillantes de las regiones activas que están formando nuevas estrellas. Unos 2.000 objetos de este tipo fueron catalogados por F.Zwichky.

    Galaxia con bajo brillo superficial (LSB) Tipo de Galaxia cuya densidad de estrellas es tan baja, que es difícil detectarla frente al fondo del cielo. Se desconoce la proporción e galaxias con bajo brillo superficial en relación a las galaxias normales, pudiendo representar una parte significativa del Universo. Muchas de estas débiles galaxias son enanas, situadas particularmente en cúmulos de galaxias; algunas son tan masivas como las grandes espirales, por ejemplo, Malin-1.

    Galaxia con envoltura Galaxia espiral rodeada por débiles arcos o capas de estrellas, situadas a ángulos rectos con respecto a su eje mayor. Pueden observarse entre una y veinte capas casi concéntricas, aunque incompletas. Se disponen de manera que capas sucesivas puedan aparecer normalmente en lados opuestos de la Galaxia. Alrededor del 10% de las elípticas brillantes presentan envolturas, la mayoría de ellas en regiones de baja intensidad o densidad de Galaxias. No se conoce ninguna espiral con una estructura de capas de ese tipo. Podrían ser el resultado de una elíptica gigante que se come una compañera.

    Galaxia de anillo polar Raro tipo de galaxia, casi siempre una galaxia lenticular, que tiene un anillo luminoso de estrellas, gas y polvo orbitando sobre los polos de su disco. Por tanto, los ejes de rotación del anillo y del disco forman casi un ángulo recto. Dicho sistema puede ser el resultado de una colisión, una captura de por maneras, o la unión de una galaxia rica en gas con la galaxia lenticular.

    Galaxia de disco Tipo de galaxia cuya estructura principal es un delgado disco de estrellas con órbitas aproximadamente circulares alrededor de su centro, y cuya emisión de luz típicamente disminuye exponencialmente con el radio. El término se aplica a todos los tipos de galaxias que no sean elípticas, esferoidales enanas o algunas galaxias peculiares. El disco de las galaxias lenticulares contiene muy poco material interestelar, mientras que los discos de las galaxias espirales e irregulares contienen cantidades considerables de gas y polvo además de estrellas.

    Galaxia de tipo tardío Galaxia espiral o irregular. El nombre proviene de la posición convencional de estas galaxias en el diagrama diapasón de los tipos de galaxias. Por razones similares, una galaxia espiral Sc o Sd pueden ser denominadas espiral del tipo tardío, en contraposición a una espiral Sa o Sb de tipo temprano.

    Galaxia de tipo temprano Galaxia elíptica o lenticular: una sin brazos espirales. El hombre proviene de la posición de las galaxias en el diagrama diapasón de las formas de las galaxias. Por razones similares, una galaxia Sa podría ser referida como una espiral de tipo temprano, en contraposición, en contraposición a una espiral Sc o Sd de tipo tardio.

    Se podría continuar explicando lo que es una Galaxia elíptica, enana, compacta azul, esferoidal enana, espiral (como la Vía Láctea), espiral enésima, espiral barrada, interaccionante, irregular, lenticular, peculiar, starburst, primordiales… etc. Sin embargo, creo que ya se ha dejado constancia aquí de los datos necesarios para el que lector tenga una idea de lo que es una galaxia. Así que decido finalizar el apartado de Galaxias, reflejando un cuadro del Grupo Local de galaxias en el que está situada la nuestra.

    Saludos amigos.

  • Fingolfin

    Magnífico su comentario Emilio… gracias por compartirlo con todos los usuarios de esta página.

  • PG

    La suya es una apuesta segura, no porque la vaya a ganar necesariamente, sino porque jamás la podría perder. Salvo que hayan acordado un determinado plazo.

  • nelson

    Hola muchachada.

    Podríamos invertir la deducción: quienes apostaron en contra, eligieron perder, no porque vayan a perder necesariamente, sino porque jamás podrían ganar.
    Bastará que se detecte cualquier organismo vivo por elemental que sea, en cualquier lugar y tiempo fuera de la Tierra, para que Emilio gane la apuesta.
    En contraposición, nunca se podrá demostrar la inexistencia de vida extraterrestre.
    Es mucho más transgresora, más audaz, la atrevida e improbable opción por la excepcionalidad del desarrollo de vida en nuestro planeta, exclusiva en un Universo (de casi 14 mil millones de años de edad, y más de 90 mil millones de a.l. de tamaño, con decenas de miles de millones de galaxias, las más pequeñas de las cuales contienen cerca de tres mil millones de estrellas), totalmente yermo, estéril, sin vida.
    Por cierto, la apuesta de Emilio es mesurada, acorde con elementales criterios de posibilidad, pero, a sabiendas de su ventaja, no abusará, y sólo cobrará unos módicos cafecitos, que no se los vá a tomar todos él solo, por lo que, si estuviera más cerca, me encantaría compartir con “tirios y troyanos”.

    Saludos cordiales para tod@s.

  • Ignoscere

    Yo me atrevería a subir la apuesta estimado Nelson.

    Saludos cordiales!

  • PG

    Exacto.
    O como aquellos que apuestan o anuncian que el fin del mundo será en el año 2012. Si acaso acertaran, ¿qué ganancia o gloria esperan tener?

  • PG

    En definitiva, amigo Nelson, lo que queda claro es que la posición de Emilio es la más segura. Pero ojo, eso no quiere decir que sea la verdadera.

  • nelson

    Es la única probable.

  • nelson

    Eso sería alevosía…:)

  • PG

    Si, pero eso no agrega nada. Amplíe ese criterio a cualquier cosa de la que quiera imaginar su existencia y sucederá lo mismo.

  • nelson

    No comparto.
    En la opción que nos ocupa, hay una abrumadora diferencia de posibilidades entre los dos términos: uno es posible, el otro es improbable.
    No podemos perder de vista que se trata de algo que YA existe (la Vida) y de la que formamos parte, y que se discurre sobre la posibilidad de que exista en un lugar distinto al único que conocemos (y esto último más o menos).

  • Ignoscere

    Me declaro Ignocente de alevosía.

    A decir verdad, no me llevo muy bien con las puestas.

  • Kimiká

    ¿………?

  • Ignoscere

    apuestas, es la palabra, pido perdon…

    Abrazos!

  • antonio

    Es un texto de los Apócrifos del libre de Enoc tienes que verlo solo como espiritualmente no físico o si???

  • anadelagua

    Un dios aletargado…¿Que estaba haciendose una siesta o congelado?

  • antonio

    El problema del ser humano es que creen que Dios es humano.

  • antonio

    Nuestras acciones hablan sobre nosotros tanto como nosotros sobre ellas.

  • Ignoscere

    ¿Cuál sería la definición exacta de libre albedrío?

  • yo

    Qué fuerteeee.

  • Isod

    Me he visto obligado a rechazar desde el panel de administración dos comentarios que, en consecuencia, ha provocado que también desaparecieran los comentarios que estaban anidados.

    Le recuerdo a los más nuevos en esta página que no se permiten comentarios de religión ni política (por mi parte, tampoco se permitiría hablar de fútbol), temas que acostumbran a generar en polémicas estériles y que están fuera de la temática de este foro. En general, la temática de los comentarios preferimos que sea sobre la foto del día, sobre astronomía y, en general, sobre ciencia.

    Bien es cierto que a todos nos gusta ir anidando comentarios que cada vez se pueden alejar más de estos temas. Pero, lo que no podemos consentir, es tratar de esos temas que sabemos son focos de malestar y comentarios cada vez más subidos de tono.

    En todo caso, a lo largo y ancho de Internet hay muchos otros lugares donde tratar esos temas, por lo que pensamos que no tendréis problema e tratar allí lo que os interese.

    Un saludo y perdón por las molestias.

  • kike

    Creo que a estas alturas, sin necesidad de que nos digan que han descubierto bichitos que se alimentan de arsénico, ya se sabía que la vida, en su aparente fragilidad, es más fuerte que la misma roca; una vez creada y lograda su ambientación creo que es muy difícil que desaparezca; solo acontecimientos hecatómbicos pueden aniquilarla, y aún así no completamente, ya que una de sus prioncipales características, la gran diversificación y aclimatación a prácticamente todos los ambientes, consigue (hasta ahora nunca ha fallado), que si bien algunas especies no logran subsistir en determinados ambientes cambiantes a hostiles, existan otras que no solo subsistan, sino que ese mismo motivo que causa la extinción para algunas especies, determina un mayor desarrollo para otras, que se ven libres de sus acosadores; baste por ejemplo el hecho de que con la desaparición de los dinosaurios, los mamíferos que entonces existían, y que malvivían en un ambiente hostil, consiguieron gracias a esta extinción parcial de la vida en el planeta, un desarrollo tan imponente que ha podido llegar hasta que una de sus familias haya adquirido una cierta inteligencia y domine el medio en casi todo el mundo.

    Creo que la vida es lo contrario del cristal; el cristal es duro pero frágil, y la vida es blanda pero fuerte; no nos podemos comparar con los minerales en cuanto a fortaleza; ni siquiera con la otra forma de vida, las plantas, ya que estas tienen mucho más poder de adaptacióin aún que los animales; pero en nuestra delicada anatomía existe una fuerza oculta que nos hace vencer casi siempre al medio más adverso.

    ¿Por qué motivo toda esa grandeza evolutiva se debe encontrar reducida únicamente a un pequeño planeta en la inmensidad del cosmos?; no me trago lo de que para que exista la vida se han tenido que dar infinidad de casualidades(¿No serán causalidades?) para que la vida florezca, y que estas tienen pocas posibilidades de repetirse en otros lugares; ahí radica la importancia de este nuevo descubrimiento, ya que desdice parte de esas casualidades, pasándolas a un entendimiento mucho más generalista y lógico, cual pueda ser que la vida es capaz de reproducirse en prácticamente cualquier lugar y ambiente. Solo queda un pequeño detalle y es la gran pregunta, ¿Como se originó la vida por primera vez?; quizás ahí radique el fondo de muchos problemas. Incluso hasta podría ser que la vida se haya generado espontáneamente en multitud de lugares, en multitud de ambientes y sin conexión alguna, pues bien podría ser que nuestro pensamiento, con aún muchos restos de homocentrismo, no nos dejara la suficiente claridad de ideas en bastantes ocasiones (incluso a muchos científicos); tal vez esa maravilla de la aparición de la vida por primera vez no sea cosa tan complicada y la vida salga espontáneamente en multitud de ambientes diferentes; baste decir que la mayoría de los primeros seres que existieron en nuestro planeta, fueron aniquilados por el oxígeno, elemento sin el cual no podríamos vivir hoy en día la mayoría de las especies.

  • kike

    Para responder a tu interesante pregunta, viene al pelo un comentario de Emilio Silvera en el día de hoy(ayer),en su blog, titulado “Nuestra curiosidad”; te recomiendo su lectura.

  • Ignoscere

    Saludos Isod,

    Concuerdo plenamente con lo que has dicho, y, pido perdón por lo que me toca a mí, por mis dichos.
    Igualmente a esta altura hablar de ese tema ya me aburre con toda honestidad, me aseguraré de no entrar nunca más en ese tipo de debates de aquí en adelante.

    Un abrazo y, miles de disculpas.

  • Estimado amigo Nelson:

    Has descrito muy bien la ventaja con la que aposté. Es muy probable que algún día, nos podamos tomar esos cafés, a los que, por supuesto, están todos invitados aunque los tenga que pagar yo, ya que, el sentido de la apuesta, más que ganar, está en discutir sobre una cuestión largamente cuestionada y ensalsada por nuestra especie desde hace mucho.

    ¡La vida! Ese misterio.

    Un abrazo amigo.

  • kike

    Volviendo al sensacionalismo de la Nasa, en Ciencia Kanija aprece hoy un artículo sobre ese tema, con jugosos comentarios.

  • Estimado amigo, nada me causa más placer que el compartir.

    Un saludo cordial.

  • Así es, mi apuesta es segura. Podrá tardar lo que tarde en salir a la luz, o, por el contrario, no salir nunca mientras que nosotros estemos aquí. Sin embargo, nunca perderé. Mis amigos que tienen un criterio diferente, están en desventaja, ya que, como bien dicen, nunca podrán ganar.

    No era mi intención jugar con ventaja, y, simplemente, apuesto por aquello que con todas mis fuerzas creo. ¿La vida en el Universo prolifera por un sin fin de mundos! Lo difícil es dar con ella, ya que, la tecnología actual para recorrer distancias imposibles, no está a nuestro alcance y, como usted bien sabe, incluso a distancia y con los mejores telescopios e ingenios que poseemos, nos cuesta trabajo localizar incluso planetas similares a nuestra Tierra. Sin embargo, todo se andará.

    Además, la vida, en su forma más primitiva, la tenemos bien cerca. Ya veremos cuando podamos poner los pies en Marte y se puedan investigar esos laberintos subterráneos que surcados por la lava ardiente del pasado del planeta, lo que podemos encontrar ahí, en el interior más caliente y en el cual las aguas podrían fluir libremente.

    Tampoco debemos olvidar Europa, Titán, Encelado, Io, y otras lunas del mismo Sistema solar que, sin dudarlo, nos esconden algunas grandes sorpresas.

    Bueno, ese es mi humilde criterio.

    Saludos.

  • Amigo Kike, la vida se abre camino en cualquier entorno en el que esté presente la química necesaria para ello. La materia del Universo está compuesta por esos 92 elementos que se encargaron de fabricar las estrellas, y, a partir de ahí, en el entorno adecuado…¡la vida surge!

  • Deducción lógica comparable a la de los antiguos filósofos griegos. Hasta Tales de Mileto lo firmaría como suyo.

    Siempre tan ecuánime y preciso.

    Un abrazo.

  • Amigo Isod, es la lucha de siempre, de vez en cuando, algunos nos desmandamos.

    Está bien poner orden.

    Saludos.

  • Habrá que leerlo, aunque, más o menos, ya sabemos por donde irán las cosas.

  • Adolfo

    ¡Hola Emilio!

    ¿Se ha estudiado la fisiología de los extremófilos de la Dorsal Atlántica? Hablando de un símil para la vida extraterrestre, he ahí un buen ejemplo…

    Atentamente…

  • Kimiká

    Has hecho muy bien, Isod. Yo me quedé perpleja tras leer el comentario y no quise entrar en el juego, esperando que alguien le pusiera en su sitio ¡Gracias!!!.

  • antonio

    Veo que no fuisteis capaces de entender lo que puse era meramente una reflexión sobre lo que la humanidad ha escrito hace muchísimos siglos sobre las estrellas y vosotros enseguida lo convertíais en algo religioso sin faltar a los religiosos ni a los Ateos por supuesto.Lo siento mucho que vuestras mentes se reduzca a solo una foto esta claro que me he convocado .Mi única pretensión era aportar un dato filosófico sobre el tema.Por eso les pido otra vez disculpas.No se preocupen que no volveré a molestarles jamas.Gracias y adiós con perdón.

  • Ignoscere

    Antonio, tu datos filosóficos están fuera de moda, actualizate a la filosófia 2.0.

    Saludos infinitos!

  • nelson

    Estimado Antonio:

    “Aquellos que no dispongan del tiempo o de los elementos para adentrarse personalmente, aunque sea en forma somera, en las materias que se tratan en este libro virtual, no tienen más que creer en quienes han «adivinado», antes que los instrumentos les descubrieran y solo con la ayuda de cálculos matemáticos, la existencia de estrellas y cuerpos celestes; deben tener fe en quienes han sido capaces de desintegrar la materia y transformarla en energía; en quienes han alterado nuestra bóveda celeste colocando en ella satélites artificiales o enviando, a cientos de millones de kilómetros, laboratorios capaces de explorar planetas, medir radiaciones y otras características y enviar sus resultados a la Tierra… O, sencillamente, concluir aquí la lectura de este libro que presento y darse la magnifica satisfacción de no creer.
    …”

    “Advertencia) que sigue al Prefacio del libro “A horcajadas en el tiempo” de Patricio T. Díaz Pazos

    Saludos cordiales.

  • PG

    1- La diferencia entre los dos términos, en realidad, reside en que uno es una afirmación y el otro una negación. Puede investigar sobre las consecuencias de ello en algún libro de lógica básica.
    2- La existencia de algo (sea o no vivo) no es independiente de su entorno.

  • Ursula Vazquez

    Amigo Emilio, Me sorprende leer tu entrada, quiero compartir contigo mi anecdota: el otro dia mientras estaba en un banquito comiendo pipas en la galaxia triangulo me encontre a Pepe, un extreterrestre que se acerco a mi amablemente, era un ser verde con ojos azulados que me enamoro al llegar a mi lado, sabes que raza de alienigena podria ser?
    Saludos amiguete.(trincame el ojete)

  • Ccaca

    Sisi me hayo totalmente de acuerdo
    cuentame masssssssssssssssssssssssss!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  • Taylor Swift

    .Taylor Swift esun extraterrestre que se encontraron en la galaxia triangulo, podrian investigar sobre ella porfavor?

El 3 de diciembre de otros años ...

 Visita el calendario

Gira por el cúmulo estelar de Hartley 2
día anterior, jueves, 2 de diciembre

  <     <     <       viernes, 3 de diciembre       >     >     >  
Puesta de Sol en la Espiral Jetty
día siguiente, sábado, 4 de diciembre

Busca en Observatorio

o si tienes suerte ...

Saltar aleatoriamente a una de las 8171 fotos