De la Luna a la Tierra
Pulsa en la imagen para agrandarla.

Después del viaje más famoso de la era moderna, era hora de regresar a casa.

Después de probar que la humanidad tenía la habilidad de ir más allá de los confines del planeta Tierra, los primeros humanos en caminar sobre otro mundo, Neil Armstrong y Buzz Aldrin, tomaron ascenso con su Módulo Lunar de regreso a encontrarse con Michael Collins en el Módulo de Servicio y Comando que orbitaba la Luna.

La imagen de arriba del 21 de julio de 1969, donde se ve la nave ascendiendo fue tomada por Collins que hacía su aproximación, con la Luna detrás, y la Tierra lejos en la distancia.

Mañana se cumple el 40 aniversario del primer aterrizaje lunar humano.

Recientemente, el ingenio de la NASA orbitando en la Luna, Lunar Reconnaissance Orbiter, envió de vuelta las primeras imagenes de la mayoría de los lugares de alunizaje de los Apollo, incluyendo la del  Apollo 11, con suficiente resolución para ver los restos dejados por el descenso del Módulo Lunar.

Apoya Observatorio

Observatorio lleva más de 22 años (desde 1995) divulgando la ciencia en español traduciendo día a día ininterrumpidamente el servicio de la imagen del día de la NASA. Soportamos más de 15.000 visitas diarías. Al igual que hace la Wikipedia, te pedimos tu colaboración para poder seguir sirviendo esta web cada día. ¡Gracias!

Imagenes relacionadas

Comenta, pregunta, comparte ...

  • TEO

    ¡Hola buenos dias a todos! ¡Magnifica imagen la de hoy! Se ve clarmente que el hombre es capaz de hacer cosas grandes y arriesgadas como esta gesta de pisar nuestro satelite la luna, espero que si vuelven a ella no resulte tan costoso como fué la vez anterior y el motivo sea cientifico y no politico como fué la vez anterior por su lucha con la union sovietica ¡Saludos!

  • Hermosa y sugestiva imagen, un nuevo regalo de Observatorio, que me alegra el día.
    Bien por Buzz Collins a quien debemos tanto. Por allá, lejos, desde la Tierra estábamos alzando la mirada pensando en los tres astronautas.
    Ayer, cuando leí y medité eso tan interesante del año astronómico, quise sacar cuentas comparando el viaje a la Luna, con la de un viaje a la estrella más cercana. Esto es lo que obtuve:
    Información preliminar
    La luz que sale desde la Tierra tarda, en números redondos:
    1,3 segundos en llegar a la Luna
    135.000.000 segundos en llegar hasta la estrella más cercana, Alfa Centauro.

    La distancia que hay desde Madrid hasta Valencia, por carretera, es de unos 340 km.

    Imaginemos que un pequeño aunque inteligente e intrépido microbio quisiera viajar desde el kilómetro 0 de la Puerta del Sol en Madrid hasta el hermoso Mercado de Valencia.

    El viaje del hombre a la Luna equivale a que el intrépido microbio haya avanzado 2 milímetros en su intento de llegar desde Madrid hasta Valencia.
    El viaje al planeta Marte equivaldrá a que el valiente explorador microbiano haya avanzado medio metro desde el punto cero de la Puerta del Sol.

    Esta comparación puede servir para visualizar con más realismo que los viajes del hombre a la Luna, si bien son un logro del que sentirnos orgullosos, son solamente un primer pequeño paso.

  • Buenos días a todos.

    Hola Teo, dices bien en cuanto a lo que supuso esta gesta del hombre que, en esta ocasión, todos los que fueron, sabían que la probabilidad de regresar estaba en un 50%, y, a pesar de ello, lo hicieron. Hay cosas que, aunque llegar a ellas tengan un alto precio, nunca nos pararemos a pensar en ello y en nuestros mentes sólo estará presente el logro de la empresa.

    Es importante lo que se nos dice en la traduccióin en cuanto a la Reconnaissance Orbiter que, si envía las fotos de aquellos restos, de una vez por todas serán acalladas las voces (que las hay) que aún dudan de que la gesta fuese realidad y nos hablan de montaje.

    Yo no se a ustedes pero, a mí, ver la imagen y todo lo que de la misma se desprende y representa, me conmueve.

    Desde los inicios del siglo XX, pioneros de todo el mundo comenzaron a sentar las bases oara convertir el sueño de los viajes espaciales en realidad. Examinaron su factibilidad científica y buscaron soluciones para la propulsión y el control de los cohetes. Y, desde las V2 alemanas (de mal recuerdo -todo no puede ser perfecto-) que fue el primer cohete en rozar las fronteras del espacio al alcanzar más de 80 Km de altura, se desencadenó una carrera -en aquello que lllamaron la guerra fría- que finalmente comenzó por colocar en órbita de la Tierra satélites espías de amenazante futuro que, finalmente se redujo a casi la normalidad, aunque de todas las maneras, la carrera espacial siempre está detrás del poder político.

    Nuevas tecnologías y adelantados recursos en el campo de la óptica, la computación y la robótica fueron desarrollados y un sin fin de proyectos espaciales enviaron sondas a los distintos mundos y lunas del Sistema solar, de las que, gracias a los datos y fotografías enviados por estos ingenios, sabemos hoy muchos de los mecanismos que allí se producen y que antes eran secretos bien guardados.

    No podemos concebir el mundo de hoy sin los viajes espaciales. Los satélites nos transmiten noticias de todo tipo, dan información a los sistemas de navegación de los automóviles y de los misiles de crucero. También envían datos para las estaciones meteorológicas, avisdan de catástrofes ambientales y miden la capa de ozono y vigilan las cosechas.

    Pero otros, se ocupoan del espacio exterior. Allí no perciben únicamente la luz visible sino también los rayos infrarrojos, ultravioletas y X. Obtienen información muy valiosa para la comprensión del Universo y de nuestra posición en el mismo. Además se exploran in situ otros cuerpos celestes mediante esas sondas planetarias y robots a los que antes hacía referencia y gracias a los cuales, sabemos mucho más de la Luna, de Mercurio de Marte, Júpiter o Saturno y de muchas lunas que, como Europa, Encelado, Io, Titán o Ganímedes, nos tienen fascinados con todo lo que nos pueden mostrar.

    Está claro que, el momento estelar de los viajes espaciales se produjo, precisamente, teniendo lugar la escena de arriba, y, el Proyecto norteamericano Apollo, en un esfuerzo monumental entre 1.969 y 1972, consiguió poner a un hombre sobre la superficie lunar y hacerlo regresar sano y salvo a casa en la Tierra, aquella gesta quedará en los anales de la Historia para siempre como el primer paso del hombre en el espacio interestelar y, por muy lejos que podamos llegar luego, aquel momento es, en sí mismo: Historia.

    Todo lo que ha venido después es bien conocido de todos nosotros y, ahora, estamos más interesado en buscar vida en Marte y en las lunas de Júpiter y Saturno que, en cualquier otra cuestión pero, sin olvidar la vigilancia de las galaxias y Nebulosas del espacio profundo que, a miles de millones de kilómetros, son captadas por nuestros ingeniosos telescopios situados en el espacio y en la Tierra y nos cuentan como funcionan por ahí, en los confines del Universo.

    Lo que el hombre ha conseguido en tan poco tiempo, es en realidad de un mérito descomunal, una empresa tan grande que, son muchos los que aún no creen que todo ello sea posible.

  • En todo caso, serían pequeños grandes pasos, ¿No te parece amigo?

    Porque es verdad que el hombre, comparado con el universo, hablando físicamente, podría ser menos aún que un invisible microbio, y, sin embargo, sus logros dicen todo lo contrario: No es tan pequeño como parece y, yo, por mi parte, aconsejería medir al ser humano por su mente en lugar de por su tamaño.

    Hemos sido capaces de dar un salto cualitativo que, desde las ramas de los árboles nos llevó al espacio exterios y, eso, si tenemos en cuenta el tiempo universal de 13.70.000 millones de años, es menos que un suspiro. ¿Qué no seremos capaces de hacer dentro de un par de siglos? Hasta da un poco de miedo pensarlo.

    Hemos alcanzado desde las Galaxias más lejanas situadas en el macrocosmos hasta el infinitesimal núcleo compuesto de quarks que, en tripletes, conforma a los protones y neutrones de la materia y nadan en ese mar de Gluones transmisores de la fuerza fuerte, y, podemos ver como las capas de electrones acuden a conformar los átomos de la materia.

    Estimado amigo, el paso que hemos dado hacia el espacio exterior, es un gran paso, un paso enorme que, dentro de muy poco, será el precursor de llevarnos hacia las estrellas lejanas que vemos en el cielo. El crecimiento exponencial de nuestros conocimientos tecnológicos así aconsejan que lo pensemos y, como decía en la tumba de Hilber en Gotinga )Alemania: Debemos saber. ¡SAbremos! De la misma manera, nosotros también estamos ya destinados a ser una parte importante de este Universo casi infinito del que formamos parte pero, una parte, que piensa y, eso…Nos podrá llevar muy lejos.

  • Estimado amigo, eso de pequeño gran paso me suena a contradicción semántica. Pero, bueno. Estoy de acuerdo contigo en la idea principal. El viaje a la Luna ha sido un logro maravilloso.

    Tienes razón cuando dices que al hombre hay que medirlo por la capacidad de su mente. Pero sin herramientas adecuadas, el pensamiento se queda cojo. Sin ir demasiado lejos, hace apenas 2.000 años los romanos (grandes constructores) habrían sido absolutamente incapaces de avanzar en la ciencia, con su primitivo sistema numérico de X’s y palitos.
    Aristóteles, Ptolomeo, Azarquiel, Galileo y Kepler fueron gigantes intelectuales pero con sus matemáticas no podían llegar demasiado lejos. Así lo comprendió Newton y su genialidad lo llevó a idear una nueva herramienta matemática, el cálculo infinitesimal.
    En el estudio de la materia se dio un gran avance con el modelo atómico de Rutherford. Luego vino un nuevo modelo, el de Bohr. Posteriormente, como bien dices, los pioneros de la ciencia nos han dicho que la materia que vemos está formada por quarks, leptones, fotones. bosones y leptones. Por ahí andan rondando también los gluones.
    Pero, parece ser que en realidad lo que hay son cuerdas y supercuerdas….. O sea. Como decía Umbral.

    Estoy seguro (y me gustaría verlo) que dentro de 400 años las proezas del ser humano serán otra cosa, pues habrá encontrado nuevas herramientas de investigación.
    Como he leído mucho de lo que has escrito, veo que das gran importancia a la mente humana. Para mí también es un misterio, tan grande como las constantes del universo.
    Todavía estoy reconcomido de envidia hacia los que participaron en la kedada!!!!

  • Sí, hace tiempo ya que entramops en la era de la lanzadera espacial, que traerá a la Tierra cuanto nos resulte de utilidad en el espacio. Debemos aprovechar esta oportunidad y hacerla realidad, sobre todo, para adquirir conocimientos de todo aquello que aun desconocemos y que, siendo mucho, necesitamos tiempo para ir recabando esa información para proyectos futuros de más largo alcance y de pretensiones más altas.

    Los experimentos largamente divulgados de Robert Goddard en los EE UU y de las investigaciones de Constantin Tsiolkoski, en la Unión Soviética y de los trabajos de Oberth en Alemania, todos ellos, tuvieron el sueño de alcanzar las estrellas con los cohetes espaciales. La lista sería muy nlarga desde 1.928 con Max Valier y Friedrich Stamer o en 1,929 Fritz von Opel en Alemania y a mediados de los años 30 el joven científico Wernher von Braun que investigaba ya la posibilidad de propulsión por cohetes para ser aplicada a la aviación.

    Hacer aquí una lista de proyectos y de los nombres implicados en ellos para conseguir finalmente que la imagen de arriba se hiciera realidad, sería muy costoso en trabajo y tedioso para leer, sin embargo, no fue nada fácil llegar a este punto en el cual, el hombre pudo poner sus pies en la Luna.

    Entonces se decía que; “Los imposibles de hoy serán posibles mañana” y, desde luego, llevaban toda la razón. De la misma manera, estoy cansado de decir aquí que en Marte hay vida (también en otros muchos lugares del propoio Sistema solar) y en otros muchos planetas de nuestra propia galaxia, y, que llegaremos a esos puntos lejanos de la Galaxia (incluso a otras galaxias) que ahora, nos parecen intocables y sólo pensamos en poder conocerlos a través de los telescopios y sondas que enviamos en busca de datos.

    Si los adelantos científicos continúan, si la tecnología sigue avanzando al ritmo actual, si la Física se hermana con la Astronomía y con la Química…¿Hasta donde podremos llegar? es impensable, toda vez que, algún día lejano aún en el futuro, seremos capaces de encontrar el camino para poder burlar ese muro que tenemos delante y no nos deja avanzar y que se llama “Velocidad de la luz”, el tope máximo al que podemos caminar por el espacio y, a ese ritmo tan “lento” tardaríamos miles de millones de años en alcanzar esos lugares soñados, así que, estamos obligados a encontrar ese otro camino que nos lleve, sin tener que recorrer las distancias que nos separan de ellos, a esos lugares mágicos.

    Ahora, de momento, estamos anclados en la antigüedad de los viajes espaciales: Una pastilla de Deuterio y helio 3 congelados a -270º Cse inyecta en el motor mediante una pistola especial. En su recorrido hastra el punto objetivo la pastilla colisiona con electrones de alta energía, producidos por docenas de generadores de electrones, y se comprime y calienta hasta la combustión. Al estallar, produce una bola de fuego que deforma un campo magnético, limitado por la cámara de reacción, de paredes metálicas. La fuerza de la detonocación se transmite a través del campo magnético a las paredes de la cámara, y los restos de la explosión se eyectan al exterior. A la vez que ilpulsa el vehículo, el campo magnético permite que parte de la energía sea captada por una bobina situada en la salida del motor. Esta energía recarga los generadores de haces de electrones… En fin, ésto será pronto, una reliquia del pasado.

    Motores impulsados por positrones o por un trozo de materia sólida que hará innecesarios esos grandes depósitos de combustible líquido y que, en una fuga tan peligrosos resultan. A no tardar mucho, todo eso serán recuerdos del pasado y, una nueva era de viajes mucho más rápido y limpios será una realidad.

  • Bueno, no podemos tenerlo todo y, cuando regresen, nos contaran lo que allí pasó.
    De alguna manera, estamos con ellos, tu misma sana envidia, así lo atestigua.

  • kike

    Buenos dias.

    En el primer enlace “Humanidad”, se puede ver al simpático Matt Harding danzando por todo el mundo; incluso han añadido algunos lugares respecto a la última vez que salió en Observatorio (Creo que lo del avión sin gravedad y alguno más son nuevos).

    Además creo recordar que en la toma hecha en la Plaza Mayor de Madrid, sale nuestro Administrador y comentarista Qfwfq (¿El de la camiseta naranja?

    Este enlace viene muy bien para festejar un logro de la Humanidad como el del viaje a nuestro satélite; viendo las imágenes e personas de todo el mundo haciendo las mismas cosas, se comprende mejor lo que en el fondo es una gran verdad, pero que algunos se empeñan en ocultarlo; todos somos iguales; las diferencias está impuestas por intereses de todo tipo y son ficticias.

  • Actualmente, la Humanidad está imposibilitada para efectuar grandes viajes espaciales sin antes haber solucionado la búsqueda de las grandes velocidades. En alguna ocasión se habló del estatorreactor interestelar, el vehículo más potente jamás concebido. Al igual que el pulsocohete interestelar, recoge las pequeñas cantidades de hidrógeno existente en el espacio interestelar, pero lo utiliza de distinta forma.

    En lugar de emplearlo simplemente como masa para conseguir una aceleración (la variación de momento crea el empuje), lo utiliza como combustible nuclear, mediante la fusión de cuatro átomos de hidrógeno para formar uno de helio. En consecuencia todos los sitemas consumibles de propulsión de este vehículo procede del exterior, por lo que en principio su alcance y velocidad son ilimitados.

    El sistema tiene posibilidades enormes, pero sus dificultades prácticas son al parecer insalvables. Si se consiguiera que una de estas naves espaciales alcanzara una aceleración igual a la Gravedad de la Tierra (1 g), podría recorrer 10 a.l. en doce años terrestres. Sin embargo, para la tripulación solo transcurrirían unos 5 años. Si se amplía el recorrido podría atravesar la Galaxia (100.000 años luz) en unos 31 años. En la Tierra transcurrirían unos 100.000 años y los descendientes de la Civilización que lanzó la nave se habrían olvidado completamente de la misma.

    Un vehículo de este tipo tendría una masa, en el momento de lanzamiento, de unas 100.000 toneladas, y utilizarían motores análogos a los del Daedalus (por ejemplo) para alcanzar una velocidad equivalwente al 2% de la velocidad de la luz. Consumiría unas 45.000 Tn de combustibles. A esa velocidad se activaría el estarreactor.

    La tecnología, en este punto, escapa a lo previsible. Por ejemplo, el dispositivo de captación debería tener una admisión equivalente a la mitad del tamaño de Júpiter. Y, de la misma manera…seguimos encontrándonos con otras imposibilidades que no podríamos solventar.

    Otra posibilidad, más cercana a nuestra realidad actual es llegar del 0,01 hasta el 1,0% de la velocidad de la luz, y luego adecuarla a la duración del vuelo, de cientos o miles de años, mediante alguno de los distintos métodos posibles. El primero consistiría en construir una nave inmensa que transportaran en su interior verdaderos mundos. Familias completas de personas, animales, plantas, de hecho una auténtica cultura tendría cabida en ella. Una moderna Arca de Noé.

    ¿Que tamaño tendría una de esas naves? Las estimaciones varían, pero cien o mil millones de toneladas no bastarían. La idea de mundos construidos por el hombre en el espacio data de los años veinte, y más recientemente se aplicó a las llamadas colonias de O´Neill, y que en el futuro podrían jalonar todo el Sistema solar.

    Naves-mundos para vuelos interestelares podrían desarrollarse a partir de estas colonias. Una nave podría transportar a millones de habitantes, y en un vuelo estelar participar docenas de estas naves. El objetivo de una estrella distante podría ser sólo en parte la finalidad de la colonia, ya que muchas generaciones nacerían y morirían durante el viaje. Posiblemente se realizarían vuelos regulares de enlace entre “los estados miembros” de esa nación interestelar, y salvo por la ausencia del Sol el modo de vida diferiría escasamente del actual en nuestra “nave espacial Tierra”. Por supuesto, una aventura de este tipo supondría un coste astronómico para los criterios que manejamos en la actualidad, y resulta difícil imaginar de donde llegaría la motiviación y cooperación política para llevar a buen término un proyecto como este.

    A todo esto, en viajes de este tipo, sería imprescindible el sistema de hibernación ya bien dominado que permitiera ese estado durante cienbtos o miles de años antes de volver de nuevo a la vida, y, siempre, dejando una guardía que vigilara el viaje para estar atentos a cualquier emergencia.

    Los sueños de la Humanidad que, hasta ahora, siempre se han convertido en realidad…¡Veremos!

  • Ya es tiempo de cambio.
    Debemos comprender nuestros orígenes.
    Tenemos que comprender dónde está nuestro destino.
    Si trabajamos siendo conscientes de todo ello,
    el camino se hará más fácil.

  • Según podemos constatar en la Historia de la Humanidad, un hombre con una idea nueva es un chiflado…hasta que la idea triunfa.

    Ya lo he contado aquí alguna que otra vez pero, el día merece la pena, y, él, se lo merece. En la aldea de Kaluga, al sudoeste de Moscú, existe un monumento de un maestro de escuela ruso: Constantin Eduardovich Tsiolkovski. No lejos de allí se encuentra la casa de madera y ladrillo en la que vivió, convertida hoy en museo nacional.

    A principios del siglo pasado, Tsiolkovski era considerado como un excéntrico cuyas teirías apenas tenían relación con la realidad. Sin embargo, la era espacial había nacido en la humilde morada que habitaba ese maestro.

    Aunque jamás lanzó ningún cohete, sus contribuciones a la ciencia de la navegación espacial fueron inconmensurables. Ya en 1883 expuso los principios que perm,iten el desplazamientos de un cohete en el vacío, y en Sueños de la Tierra y el Cielo, publicado en Moscú en 1.895, anunció las posibilidades del satélite artificial.

    No parece que sea acertado contar aquí toda aquella historia y, lo dejo en esta simple y breve referencia que viene a ser un homenaje a uno de los hombres que hicieron posible que ahora, nuestras sociedades modernas, disfruten del espacio exterior y de todo lo que en él existe que, sin impulsos e ideas como las de Tsiolkovski, nunca hubiera sido posible.

  • “Hemos traido rocas,
    y creo que ha sido una
    buena inversión. Porque
    al igual que la piedra de
    Rosetta nos reveló la
    lengua del antiguo Egipto
    estas rocas pueden
    desvelar el misterio del
    origen de nuestro planeta
    y de todo el Sistema solar”

    Así se expresó Michael Collin, piloto del módulo de mando Apollo 11.
    Lo dijo ante todos los Diputados en una Sección conjunta de las dos Cámaras del Congreso, el día 16 de septiembre de 1969.

    Aquel programa luna, el Apollo, desde 1969-1972, envió 9 expediciones a la Luna. Seis de ellas consiguieron alunizar y colocaron un total de doce astronáutas en las inmediaciones del Océano de las Tormentas, al oeste de los montes Taurus. Dos vuelos anterioresw se limitaron a realizar reconocimientos desde órbitas lunares, y una misión de alunizaje fue suspendida porque uno de los depósitos de oxígeno del módulo de servicio estalló dos días después de abandonar la Tierra. La nave averiada, el Apollo 13, dio una vuelta alrededor de la Luna y regreso a la Tierra.

    Todo aquello queda ahora en el recuerdo de muchos y, desde luego, está en la Historia inamovible de los viajes espaciales como ese paso primero que el hombre fue capaz de dar, a pesar del miedo que le embargaba de quedar para siempre en el “vacio” estelar.

    Ahií está, precisamente, una prueba de lo que llamamos valentía. La HUmanidad ha pasado con sabresaliente esa prueba y ahora, sólo nos espera el futuro que está mucho más allá de la Luna.

  • Tengo en casa, entre otras, una fotografía de Harrison Schmitt, piloto del módulo nular del Apollo 17, donde aparece recogiendo muestras lunares junto a su compañero Eugene Cenan, Schmitt batió el record de permanencia en la superficie lunar con 74 horas, 59 minutos y 38 segundos, así como el de permanencia fuera de la nave, con 22 horas, 5 minutos y 6 segundos.

    El futuro de la Luna no está nada claro, hace mucho tiempo que se discute sobre la instalación de una Base lunar, una colonia minera y un sin fin de proyectos que, por una u potra raz<ón, nunca han llegado a cuajar. La perspectiva de una posible colonia sigue viva.

    Todas las misiones de alunizaje Apollo aportaron elementos para trazar un panorama científico sobre la evolución de la Luna. En mjuchos aspectos siguió las muchas vicisitudes que la evolución de la Tierra y otros planetas análogos, lo que, por otra parte, no debería ser ninguna sorpresa, ya que, guardando las distancias de las característica de los unos y los otros, todos "viven" en el mismo lugar del espacio: El Sisterma Solar y, lo que aquí ocurra a todos afectará en la medida de sus diferentes conformaciones, atmósferas, campos magnéticos, etc.

  • Otras obligaciones reclaman mi presencia y, la contribución de la mañana está más que justificada. Si tengo tiempo, esta tarde volveré con nuevos comentarios que vengan a ampliar lo que todos los compañeros y yo mismo, tengamos expresado durante esta mañana tranquila de domingo que, no parece que sea muy pródiga en comentarios.

    En nfin, nos tenemos que resignar a las circunstancias pero, el que pueda, que deje aquí sus ideas que bien venidas serán.

    Un saludo cordial amigos, y, sobre todo, que tengais un feliz domingo en unión de vuestras respectivas familias.

  • La camiseta naranja es el símbolo identificativo de los participantes, amigos y lectores de la web curiosoperoinutil.com, que tan agradables ratos nos ha hecho y nos hace pasar. Su foro, uno de los más interesante en temas de ciencia que existen en la Internet española. Su web, algo abandonadilla, es también una de las más cusiosas para amigos de la ciencia.

    (Una pequeña nota personal Kike. No sé cuál es la postura personal de Qfwfq al respecto, pero sí conozco la mía. Es preferible que eludas identificar a las personas que, por decisión personal, preferimos mantener cierto anonimato en Internet. Creo que es una opción personal usar el nombre real, como hacen/hacéis muchos, como también lo es usar un nick anónimo. Es sólo un comentario personal que espero no te moleste).

  • Tienes toda la razón Emilio. Es una foto clásica que, vista de vez en cuando, aún conmueve. Son esas instatáneas que más allá de su definición, de su calidad artística (no quiero ni pensar en las dificultades de hacerla, sabiendo que estás sólo en la nave, con escasa automatización, y pendiente de acertar con el acoplamiento y que no falle nada) tiene un importantísimo valor humano. Incluso científico, pero eso implicaría darle el mínimo crédito a las conspiraciones paranoicas y a los desconfiados de que hayamos estado allá arriba.

    La vuelta a casa tras el primer paso de una de las aventuras de exploración que jamás haya encarado el hombre. Ojalá dentro de muchos años (y que nosotros lo veamos) parezca que todo esto era una tecnología primitiva y que sólo son vagos balbuceos en una exploración espacial más robusta y asentada. Pero hoy en día, aún nos parece una auténtica hazaña, sabedores de los riesgos implícitos a la misión.

    Un saludo.

  • kike

    Hola Isod; comprendo perfectamente las diferentes posturas sobre la propia imágen en Internet; pero en este caso no creo que pase nada, ya que fué el propio Qfwfq quien nos advirtió de hallarse él presente en la toma de la Plaza Mayor, con ocasión de aparecer el video en Observatorio hace meses; por lo que espero que no se haya molestado; esperemos a ver que dice….

  • nelson

    Hola a tod@s.
    Hola Isod:
    Ciertamente. En el futuro, cuanto más primitivas parezcan las técnicas y las herramientas disponibles, en proporción inversa se agigantarán el coraje y la osadía de éstos pioneros y la magnitud de la hazaña, hasta que la perspectiva histórica los ubique en su justa dimensión.
    Como Galileo con su telescopio, Colón con sus carabelas, y tantos otros, parecen “predestinados” a “ejecutar” la evolución de la Historia, marcando hitos, “…salto(s) gigante(s) para la humanidad.”

    Saludos a tí y a tod@s desde Uruguay.

  • fabi

    interesante, una transmicion de como fue

    http://wechoosethemoon.org/

  • OK. No lo recordaba.

    Pero como ya habíamos hablado alguna vez del tema, especialmente en las “quedadas”, me pareció oportuno.

    Disculpas y un saludo.

  • Sin problemas por la identificación. Si soy una de las camisas naranjas que aparecen por la derecha, pero ni se me ve la cara. Tendré que esperar a otra ocasión para alcanzar la fama mediática.

  • GALIO

    Mirando esta hermosa fotografía que muestra la mas grande proeza del hombre,
    El primer paso de la colonización del espacio a manos del ser humano, cual intrépido
    marino llamado Crostobal Colón, que partiendo desde el puerto de palos, un día 12 de
    Octubre de 1492, puso pie en tierras de este nuevo continente llamado América.

    Pero aquel ITO del hombre pisando la luna, hoy ya es historia, nuestros ojos están
    puestos en los lugares mas apartados del universo, buscando antecedentes de los
    inicios del big bang, buscando vida mas allá de nuestra galaxia, estudiando los espacios
    profundos, ya hemos sido capaces de enviar naves y satélites no tripulados que hoy
    deambulan por nuestras fronteras mas cercanas, observando planetas vecinos,
    telescopios espaciales que observan, cual grumete en su barco atracado a puerto,
    observa a lo lejos con su pequeño telescopio los devenires en el horizonte lejano.

    Sin dudas que toda esta proeza, quedara marcada en las sienes de nuestra historia,
    para que en un futuro los hijos de los hijos de nuestros hijos, sepan que ya a los finales
    del siglo 20, el hombre comenzó la carrera por la conquista de esta enorme maza de energía
    y espacio llamada universo. Lo nuestro, tal vez solo sea un saludo a la historia, pero con un
    inmenso ímpetu, que tal vez esta mas cargado de ganas que de tecnología podemos decir
    que el comienzo ya fue… y que hoy estamos comenzando a escribir el futuro de esta
    titánica y hermosa empresa.

    En este día y observando la fotografía mi humilde reconocimiento a este gran logro.

    Saludos…

  • GALIO

    Jemcalama, Muy buen comentaria, la verdad es que en teoría de
    proporciones, nosotros y nuestros logros se ven muy pequeñitos.

    ………..Bueno y como tu sabe….Aca en nuestro Chile…los Domingos
    son dia de Empanadas y almuerzos familiares, voy por lo mio..un gran abrazo.

  • GALIO

    Si teo, hoy se han manifestado muchas mas voluntades entre los pueblos
    y ya se han conseguido grandes logros al respecto. sin lugar a dudas la
    comunidad cientifica hoy trabaja en forma mancomunada, tal vez entendiendo
    que esta es la única forma de avanzar en nuestra titanica investigación.

    De continuar asi, sin lugar a dudas los logros y existos seran muchos mas.

    Saludos

  • GALIO

    Efectivamente amigo Emilio, mayores tecnologias, si ya esta claro que las
    actuales si bién son un gran avance, debemos también reconocer que
    son solo un saludo a la historia.
    tal vez como tu bién dices, descubrir nuevas velocidades o talvez
    conocer y experimentar en distintas magnitudes de la luz nos llevarían por
    otro camino a lo mejor mas rápido que el actual…metaforicamente hablando
    hoy cada día subimos un escalón mas en nuestra titanica empresa del conocer
    ……….Talvez llegó la hora del asensor, no crees tú?.

    saludos.

  • Sain

    Amig@s, feliz domingo y buenas tardes

    Para poder llegar ha ver esta clásica y bonita imagen, hubo mucho… pero mucho trabajo y competencia entre URSS y EE.UU, comenzaron con lanzamientos de varios satélites muchos de ellos fallidos, para ponerlos en orbita terrestre, luego intentaron con bastantes cohetes no tripulados hacia la Luna, lo mismo muchos de ellos sin éxito, hasta que lograron el objetivo de poner un hombre en nuestro hermoso satélite y poder tomar esta y muchas más hermosas imágenes desde la luna y regresar a la Tierra con seguridad.
    Este fue el primer pequeño paso del hombre, pero gran salto para la humanidad, según palabras de Armstrong al caminar en la luna por primera vez.
    Que será de los amigos observadores de Murcia, con estos hermosos cielos nocturnos, imagino muchas y bonitas fotos de La Vía Láctea.

    Saludos y hasta luego

  • Anndy

    Como ha apuntado Isod esta es una imagen clásica, en la que al observarla viene a mi mente el júbilo que debieron sentir las personas que pudieron presenciar por tv este gran acontecimiento, yo no habia nacido por esos entonces pero me siento parte de ese logro…

    Saludos desde Guatemala…

  • TEO

    Hola Anndy. Pues yo que lo viví recuerdo la tremenda expectación que teníamos todas las personas, y en España más porque teníamos la estación de Robledo de Chavela donde se instaló una de las tres antenas que hacían el seguimiento de las misiones Apolo y además que en mi caso me gustaba mucho el tema.¡ saludos!El pueblo lo he dicho de memoria espero no haberme equivocado.

  • Sain
  • mizar

    Es lo que tenemos más a mano, más a “vista”.
    La Luna debe estar orgullosa por todo lo que la miramos.
    El hombre volverá a pisarla con ilusión, y espero que con respeto.
    Si alguna vez, acaso desde este portal, veo que la hemos convertido en un solar con escombros por doquier,
    sé que volvería a mirarla con mis prismáticos, ella se lo merece, pero con más pena.
    Espero que no suceda nunca y todos podamos tener en mente la Luna que conocemos, con la que algunos nos soñamos…

    Un saludo a todos……….

  • Saludos para todos. Los de la kedada estarán todavía con la emoción de una experiencia muy agradable, seguro, ya contarán. La imagen de hoy me trae recuerdos lejanos cuando era una niña y viví con mucha curiosidad toda la aventura del primer paseo por Luna, ya por entonces me gustaba mucho todo lo referente al espacio. Para mi nunca hubo ni la más mínima duda de que aquello estaba ocurriendo de verdad. Fué después, muuuuuuchos años después, cuando empecé a oir rumores, no daba crédito de que alguién pudiese dudar, pero. En fin, perdonadme que no haya leído los comentarios, sólo por encima, pero si he visto, otra vez, en el texto el enlace -humanidad- en el que se puede disfrutar del video -gente feliz bailando en el planeta Tierra-, me encanta, me parece genial y siempre que lo veo me da alegría. Empieza bailando solo y poco a poco se van uniendo cada vez más personas. cada uno tiene su vida, su historia, su aventura y sin embargo bailando se olvidan las diferencias y están en la misma sintonía, muy bonito, la verdad. A QfwfQ, no se le reconoce ni hay posibilidades de que su identidad sea desvelada, es patente que sigue bien el ritmo… 🙂 . Por otra parte él es un personaje público, su imagen está ya en la red, recordemos que en su blog puso una foto de cuando estuvo en el Planetario…en fin. Venga de momento nada más. espero poder ir leyéndoos más y también comentando, tengo mucho trabajo atrasado y me da vértigo pensar todo lo que tengo que leer, poco a poco. Besos y feliz noche. Hasta pronto.

  • Efectivamente es una transmisión de primera que me ha hecho revivir momentos de gran excitación por el logro científico y por el valor de los tres valientes.

  • Isod

    BAh… y luego te quejas de que te acosan las admiradores. Será por lo de la ser eterno… 😉

  • Isod

    Es una excelente web elaborada para la ocasión de este 40 aniversario. Muy chula y con un montón de información.

    Como la foto de mañana 😉

  • excalibur

    Hola a todos.

    Un gran viaje, empieza con un pequeño paso.

    La especie humana ha logrado salir fuera de nuestro planeta y llegar a la Luna. Creo que sería superfluo usar adjetivos para alabar este hecho.

    Como comenté una vez, este hecho semeja los primeros pasos que dieron en tierra firme, los primeros organismos vivientes que vivían en el océano primigenio terrestre y luego se establecieron en tierra.

    Pero en realidad, y la cruda verdad es que el espacio y los otros mundos son y serán siempre, lugares hostiles a la vida. Si los terrícolas pudiéramos disponer de ingentes recursos, técnicos y económicos, dejando de lado las armas y las guerras para siempre, y dedicarlos exclusivamente a establecernos en el espacio, este hecho, aún será una empresa casi imposible de realizar, por lo menos, en los 50 o 60 años venideros.

    Hace unos 30 años estaba de moda una serie de TV llamada COSMOS 1999 (Space 1999). Tenía unos 12 años y ya era fanático de la astronomía. La serie trataba de una base espacial, llamada ALPHA, situada creo que en el Mar de la Tranquilidad en la Luna. Tenía una tripulación de poco más de 300 personas. Era el primer asentamiento humano en otro mundo. Usaban como medio de transporte una naves espaciales llamadas Águilas. Tenían despegue horizontal, como un caza Harrier, y podían ir y venir hacia y desde cualquier planeta que se iban encontrando en el camino, luego de que la luna había sido expulsada de la órbita terrestre. Claro que no indicaban la fuente de energía que utilizaban las naves y tampoco, como podían ir y venir tan campantemente aquí y allá. Asumíamos que la Base Lunar Alpha reciclaba todo, el aire, el agua, los desechos orgánicos, etc. Tenían su propia huerta (hidropónica) Y la fuente de energía era la nuclear por supuesto.

    Ahora bien, uno de los grandiosos problemas con los que contamos en la actualidad para abandonar la órbita terrestre es lo oneroso que resulta poner en órbita: un kilo, 1 litro, partes de una base especial, o la cantidad de materia que sea. Y aún más, llevarlo hasta la órbita lunar y luego hacerlo descender en un lugar pre-elegido para ir armando nuestra base, parte por parte, como un Mecano gigantesco. No creo que se pueda hacer esto con humanos. Viajar, llegar y pasear un rato en la superficie de nuestro satélite ya es una empresa harto difícil y peligrosa, y lo sería aún hoy. Mucho más lo será armar en la superficie un complejo que sirva de asentamiento para futuras tripulaciones humanas. Máxime, teniendo en cuenta que se necesitarían digamos alrededor de 30 o 40 viajes con el mismo volumen de carga del transbordador actual para el armado de una base pequeña. El transbordador no serviría de nada pues en la luna no hay pistas de aterrizaje. Hablamos de llevar partes para una base autónoma en casi todo. La nave encargada del transporte se podría llamar Transbordador Cargo…….

    La Skylab, la Mir y la ISS son la génesis del asentamiento humano en el espacio, pero son absolutamente dependientes de los recursos terrestres. Sus tripulantes no podrían vivir más de medio año sin reabastecerse de vituallas y el resto de recursos que periódicamente les llegan desde la Tierra, transbordador y otras naves mediante.

    Ahora bien, supongamos que la robótica tenga un avance significativo en los próximos 30 años. Los robots podrán encargarse de la parte difícil, pues son inmunes a muchas cosas que matarían a un humano en un instante, y su pérdida sería irrelevante desde el punto de vista emocional. Una vez armada toda la base lunar mediante una legión de robots y aceptando que es autosuficiente, entonces podríamos enviar seres humanos para establecerse.

    Entonces, los seres humanos podrán vivir, realizar observaciones científicas, explorar su entorno, y visitar el lado oscuro cuando haya necesidad. Tal vez incluso empresas comerciales explotando un turismo lunar para ricos…….

    Pero que falla en este conjunto de hechos ?. Tenemos la base, los robots a nuestra disposición, la tecnología para ir y volver, y los recursos técnicos y económicos. Sin embargo, hay un pega, una gran pega.

    El problema es que cualesquiera que sean las condiciones de autosuficiencia que tengan, y sin importar lo avanzado que sean sus instalaciones, en última instancia, SIEMPRE dependerán de los recursos terrestres, ciertos alimentos, medicinas, agua, oxigeno, o repuestos nunca podrán ser manufacturados en la Luna. La autosuficiencia absoluta en otros mundos no existe. Ni en la Luna, ni en Marte ni en ningún otro planeta del sistema solar. A la larga siempre se dependerá nuevamente de la Tierra para una u otra cosa. Y esto significa dinero. No veo salida posible a este problema, salvo que se colonice otro planeta en el cual por lo menos podamos respirar su aire y beber su agua para empezar y luego a explotar sus recursos, como lo hicieron los primeros homínidos que vagaban por las inmensas planicies de la Tierra, hace unos 500.000 años. Lamentablemente tal planeta no existe en el sistema solar.

    Nuestros organismos están construidos para existir solamente en la superficie terrestre, o alguna superficie similar. Por ej. en el espacio, al no existir la fuerza de la gravedad se pierde masa ósea. Astronautas de las estaciones espaciales que volvieron tuvieron una pérdida del 12% al 18 %. Sin importar el porque de esto, que no viene al caso, nadie sabe si esto es irreversible en viajes largos, digamos hasta Marte. Y es sólo un ejemplo. Cuantas consecuencias fisiológicas de viajes prolongados en el espacio aún no sabemos.

    Para colmo, las naves espaciales y la luna no cuentan con campos magnéticos que protejan a los habitantes y tripulantes de los letales rayos cósmicos, tormentas solares y meteoritos, salvo tal vez meterse en habitáculos de plomo, hasta que la lluvia de radiación termine. Todo esto, sin contar con el stress que significaría la navegación espacial sin poder abandonar la naves durante meses y meses, sin importar lo que ocurriera.

    Es por eso que, salvo grandes avances de la tecnología que hoy ni soñamos, pienso como Asimov. Los robots deberían ser, nuestros grandes aliados en la exploración espacial futura, en especial en lo que a grandes distancias y otros mundos se refiere. (ya lo son hoy). Y si existen viajes tripulados a otros planetas del sistema solar, será necesariamente con el billete de vuelta, debido a que los recursos que podrían llevar una nave interplanetaria, salvo los elementos que se puedan reciclar, siempre serán limitados por el tamaño de su bodega de carga, y su utilidad y vida útil siempre será de un tiempo finito.

    Ignoro si los tripulantes de la base luna Alpha, en su vagar por el espacio, finalmente encontraron un planeta tipo Tierra donde tuvieran un nuevo comienzo, trasladando toda la tecnología que pueden desde la base lunar hasta su nuevo asentamiento. El episodio donde ocurre yo por lo menos no lo ví. Pero si fue así, vivirían de la agricultura y la caza, como las sociedades primitivas de nuestros antepasados históricos que se establecieron por primera vez en la confluencia del Tigris y el Eúfrates, hace unos 6000 años al descubrir la agricultura. A pesar de provenir de un lugar que el la cumbre tecnológica de su planeta y su tiempo.

    A todo el clan les deseo que tengan un gran fin de semana.

    excalibur

  • excalibur

    Corrección.

    Donde dice un gran fín de semana, quise decir, un buen inicio de semana.

    Disculpas…….

  • Pingback: La tierra desde la luna « Pumptris l ¿Blog 2.0?()

  • Pingback: La tierra desde la luna | Fotos - Fotografía - Blog de Fotografía. Imágenes y Fotos()

  • anarmo

    Quisiera ver, fotos desde la Luna a Tierra, para ver como se vé nuestro planeta Tierra, ya qu casi todas es al reves, y tengo dudas sobre esta Ciencia.

El 19 de julio de otros años ...

 Visita el calendario

Planetas, Gran Muralla y un Eclipse Solar
día anterior, sábado, 18 de julio

  <     <     <       domingo, 19 de julio       >     >     >  
Apollo 11: sobre un Nuevo Mundo
día siguiente, lunes, 20 de julio

Busca en Observatorio

o si tienes suerte ...

Saltar aleatoriamente a una de las 8134 fotos