Relájate y observa cómo se fusionan dos agujeros negros. Inspirada en la primera detección directa de ondas gravitacionales en 2015, esta simulación se reproduce a cámara lenta, pero tardaría aproximadamente un tercio de segundo si se ejecutara en tiempo real. En un escenario cósmico, los agujeros negros se sitúan frente a estrellas, gas y polvo. A medida que se acercan en espiral y acaban fusionándose en uno solo, su extrema gravedad hace que la luz procedente de detrás de ellos se convierta en anillos de Einstein. Las ondas gravitacionales, que de otro modo serían invisibles, generadas por la rápida fusión de los objetos masivos hacen que la imagen visible se ondule y se agite tanto dentro como fuera de los anillos de Einstein, incluso después de que los agujeros negros se hayan fusionado. Bautizadas como GW150914, las ondas gravitacionales detectadas por LIGO coinciden con la fusión de agujeros negros de 36 y 31 masas solares a una distancia de 1.300 millones de años luz. El único agujero negro final tiene 63 veces la masa del Sol, y las 3 masas solares restantes se convierten en energía irradiada en ondas gravitacionales.

Imagenes relacionadas

Comenta, pregunta, comparte ...

El 10 de mayo de otros años ...

 Visita el calendario

La galaxia, el chorro y un famoso agujero negro
día anterior, jueves, 9 de mayo

  <     <     <       viernes, 10 de mayo       >     >     >  
AR 3664: Grupo gigante de manchas solares
día siguiente, sábado, 11 de mayo

Busca en Observatorio

o si tienes suerte ...

Saltar aleatoriamente a una de las 10161 fotos