La Vía Láctea y el estallido de un meteoro

Milky Way y Exploding Meteor
Créditos de imagen & Copyright: Andr

La Vía Láctea y el estallido de un meteoro
Pulsa en la imagen para agrandarla.

Esta noche la  lluvia de meteoros de los Perseidas alcanza su máximo. Los granos de roca helada, que se desprenden del  cometa Swift-Tuttle, tacharán el cielo mientras se evaporen cuando entren en la atmósfera terrestre. Las Perseidas son el resultado de la travesía anual de la Tierra por la órbita del cometa Swift- Tuttle y suele ser la  lluvia de meteoros más activa del año. Aunque el nivel de actividad de una lluvia de meteoros es difícil de predecir, en un cielo oscuro y claro un observador podría ver un meteoro por minuto. Las Perseidas de este año se producen justo antes de la Luna nueva, por lo que en un cielo relativamente oscuro se podrán contemplar meteoros incluso tenues. Normalmente, las lluvias de meteoros se ven mejor desde una posición relajada y alejada de las luces. La  imagen muestra un meteoro captado hace dos semanas cuando estallaba por encima de  Austria junto a la banda central de la  Vía Láctea .

Apoya Observatorio

Observatorio lleva más de 22 años (desde 1995) divulgando la ciencia en español traduciendo día a día ininterrumpidamente el servicio de la imagen del día de la NASA. Soportamos más de 15.000 visitas diarías. Al igual que hace la Wikipedia, te pedimos tu colaboración para poder seguir sirviendo esta web cada día. ¡Gracias!

Imagenes relacionadas

Comenta, pregunta, comparte ...

  • Recuerdo hace unos meses que vi uno de estos meteoritos que lanzó varios destellos verdes, duró como como 3 segundos y cruzó casi todo el cielo. Como que no terminaba de deshacerse.
    Muchos años antes en medio del bosque noté entre los arboles un gran destello en el cielo que fácil se le podría atribuir a los faros de un coche de no ser porque estaba en el cielo.
    Posteriormente este pasado fin de semana bailábamos con música en vivo en los viñedos (es tiempo de vendimia) cuando se cortó la energía eléctrica, todo se oscureció y pude ver la majestuosidad de las estrellas, entre ellas algunos tímidos meteoros. Mientras, hacíamos música con las palmas (cual si fuera flamenco) en lo que restablecían la electricidad y seguir con las cumbias.
    Y aunque no viene con el tema, hoy por la tarde vi nubes iridiscentes, no tan espectacular como está
    http://observatorio.info/2003/10/nubes-iridiscentes-sobre-aiguille-de-la-tsa/

    Pero bueno, no tenia cámara.
    Saludetes!

  • garcosa

    Lo bueno de grabar el cielo nocturno es que muchas veces uno no puede predecir lo que se puede encontrar. En esta ocasión, gracias a un paciente fotógrafo podemos ver como un meteorito explota espontáneamente. ¡Buena atrapada!

    Esta es una gran imagen de la Vía Láctea y una gran secuencia de la explosión del meteorito. La única explosión aquí es el resplandor brillante al final del rastro del meteoro. El tren de polvo en expansión no es un bombazo, ya que simplemente está siendo dispersada por los vientos de gran altitud.

    Detalles de secuencia de imagenes del autor:

    https://www.flickr.com/photos/avdhoeven/19710238953/in/photostream/

    Se conoce con el nombre de meteoro, al trazo luminoso que deja una partícula de polvo interestelar cuando es incinerada por la fricción de la atmósfera terrestre.

    El meteoro también es conocido con el nombre popular de “estrella fugaz” ya que, anteriormente, se creía que las estrellas que se precipitaban hacia la Tierra.

    Al igual que muchos eventos astronómicos, en la antigüedad se pensaba que los meteoros eran sucesos de la atmósfera terrestre.

    No fue sino hasta 1798, cuando H. Brandes y J. Benzenberg, demostraron la naturaleza extraterrestre de la partícula (meteoroide) que produce los meteoros.

    A pesar de este descubrimiento, Alejandro de Humboldt, cuando observa desde la ciudad de Cumaná, en la Capitanía General de Venezuela, una lluvia de meteoros, el 12 de Noviembre de 1799, desconoce la naturaleza de los mismos. Hoy sabemos que se trataba de la lluvia de las Leónidas y lo que observó fue una verdadera tormenta de meteoros, ya que llegó a contabilizar más de 3.000 meteoros durante toda la noche.

    Dada la extremada lentitud en la divulgación científica en los inicios del siglo XIX, Humboldt, cuando escribe y publica su obra Kosmos, en 1845, todavía desconocía el origen de los meteoros.

    Las temperaturas que se desarrollan durante la caída de la partícula a través de la atmósfera terrestre, se encuentran comprendidas entre los 3.000 y los 7.000 °C, suficientes para evaporar totalmente aquellas que poseen pequeños tamaños. Las que no logran consumirse integramente y llegan a impactar a la superficie de la Tierra, reciben el nombre de Meteorito.

    El meteoro puede ocurrir eventualmente o venir acompañado de otros. Cuando ocurre de manera eventual se dice que el meteoro es Esporádico. Cuando viene asociado a otros, se identifica como lluvia de meteoros.

    Para que el meteoro sea observable a simple vista, se estima debe tener un tamaño mayor o igual a 1 milimetro y un peso superior a 2 miligramos. Los trazos meteóricos producidos por partículas más pequeñas, sólo pueden ser observados con binoculares o telescopios.

    Cuando el trazo meteórico es muy luminoso, recibe el nombre de Bólido. El ingreso de un bólido en la atmósfera puede venir acompañado por un zumbido o fragmentación. Cuando el ingreso de un bólido viene asociado a un sónido, se estima que la incandescencia se produjo entre los 20 y 30 kilómetros de altura. Cuando el bólido es un evento silencioso, su altura es, por término medio, de unos 60 kilómetros.

    La fragmentación de la partícula puede ocurrir en explosiones sucesivas o en una fragmentación con cambio de trayectoria. Cuando la fragmentación ocurre a baja altura, la misma puede venir acompañada de una o varias explosiones.

    Cuando la distribución de materia en el conducto se encuentra muy extendida, el punto de donde parecen surgir los meteoros, se desplaza con el correr de los días. Ese fenómeno se conoce con el nombre de Deriva del Radiante y ocurre para casi todas las lluvias. Un trabajo observacional que realiza el aficionado a la astronomía, es medir este desplazamiento mientras la lluvia se encuentra activa.

    Un meteoro que no pueda ser asociado a un Radiante conocido y que la densidad de caída no permita asociarlo a un nuevo Radiante, recibe el nombre de Esporádico.

    La cantidad de meteoros que se observarían en una hora, con condiciones ideales de observación, recibe el nombre de Tasa Horaria Zenital (THZ).

    La cantidad de meteoros que se observan depende de la oscuridad del cielo, nubosidad y la altura a la que se encuentra el Radiante sobre el horizonte. De aquí que existan factores de corrección que nos permiten inferir la Tasa Horaria de una lluvia, dependiendo de la cantidad de meteoros observados y las condiciones existentes.

    Las velocidades de los meteoros varían entre 12 y 72 Kms/s. La velocidad que necesita un cuerpo para abandonar el Sistema Solar, conocida como Velocidad de Escape, es de 42 kms/s. Cómo la velocidad promedio de traslación de la Tierra es de 30 Kms/s, la velocidad máxima que puede adquirir un meteoro, es la velocidad combinada, 72 Kms/s. Un meteoro que supere esta velocidad, es de origen esporádico y extra sistema solar.

    La materia interestelar que da origen a los meteoros puede provenir de varias fuentes:

    Cuando el meteoro es producido por materia interplanetaria, la misma puede ser de origen eclíptico o esporádico.

    El Sistema Solar se origina por la contracción gravitatoria de una nebulosa originaria conocida con el nombre de Nebulosa Primitiva.

    En ese proceso de contracción, una gran parte del contenido de esa nebulosa se concentra hacia el plano de giro, en donde comienza a compactarse el disco de materia protoplanetaria.

    Por efecto de la condensación química, al enfriarse se producen los granos de polvo interestelar, que al aglomerarse, constituyen los conglomerados planetesimales, que pueden alcanzar hasta unos 5 kms de tamaño.

    Esta nube aplanada, se distribuye hacia el plano ecuatorial del sistema, que recibe el nombre de Eclíptica. Las evidencias de este polvo interestelar se pueden observan aún hoy día en lo que se conoce con el nombre de Luz Zodiacal: especie de resplandor de forma cónica que se proyecta en dirección contraria a la posición del Sol, después el Ocaso.

    La Luz Zodiacal, descrita por J. Cassini en 1683, es un puente de luz producido por la ionización de las partículas del polvo interestelar que se encuentran distribuidas en la Eclíptica. Para poder observarla se requieren de unas condiciones excepcionales de visibilidad. Hacia el horizonte es donde cobra su mayor luminosidad, descendiendo a medida que alejamos nuestra mirada en dirección de la Eclipica. Hacia el punto opuesto de la posición solar, vuelve a incrementar un poco su luminosidad. Este punto opuesto recibe el nombre de Luz Antisolar o Gegenschein.

    Estos granos de polvo interestelar, cuyos tamaños oscilan entre 1 cm y 1 mm y pesan entre 2 g hasta 2 mg, son uno de los componentes fundamentales de las lluvias de meteoros de origen eclíptico.

    Fuente: http://www.tayabeixo.org/index.html.

    3200 Phaeton esta catalogado asteroide raro.

    No todos los asteroides se mueven en la zona del cinturón ni tienen órbitas circulares.

    El asteroide 3200 Phaeton, descubierto en 1983 por el satélite IRAS tiene una órbita que lo lleva más cerca del Sol que el planeta Mercurio y que, en su punto más alejado, lo lleva al cinturón de asteroides.

    – Lluvia de Meteoros Perseidas – Esta noche la lluvia anual de meteoros Perseidas está en marcha. Escombros polvorientos del cometa Swift-Tuttle está golpeando la parte superior de la atmósfera terrestre a 59+ km / s (130.000 mph) y se desintegra en rayos de luz que vuelan fuera de la constelación de Perseo. El martes por la mañana, Kevin Lewis atrapó este Perseidas streaking en la Vía Láctea sobre Cwyfan, Anglesey, Reino Unido:

    http://spaceweather.com/images2015/12aug15/perseid_strip.jpg

    “Yo estaba haciendo una profunda exposición del plano galáctico el 11 de agosto, cuando el meteoro apareció”, dice Lewis.

    Muchos más podrían aparecer esta noche. Los meteorólogos esperan que las tasas de meteoros al principio de 100 por hora en 12 hasta 13 agosto cuando la Tierra pasa a través del corazón de la corriente de desechos de Swift-Tuttle. El mejor momento para mirar, no importa donde usted vive, es durante las horas de oscuridad antes del amanecer, cuando la constelación de Perseo es alto en el cielo. Luces de la ciudad van a abrumar a muchos Perseidas. Para el efecto completo, vaya al campo, donde un cielo de terciopelo oscuro proporciona el telón de fondo para una buena muestra.

    – Wes Eisenhauer es un fotógrafo que se encontraba haciendo el clásico time-lapse nocturno de la Vía Láctea el pasado 16 de octubre. De repente, en la parte central de la imagen se puede observar como un bólido explota y deja tras de sí un rastro que poco a poco comienza a disolverse para siempre.

    Lo más impresionante es ese “halo” que deja después de desaparecer, algo no es fácil de ver y que ahora tenemos oportunidad de observar desde la comodidad de nuestros dispositivos.

    https://vimeo.com/110535098

  • Sa Ji Tario
  • garcosa

    Galería: Perseidas 2015 están dando un buen un show.

    https://www.youtube.com/watch?v=LvILzJyaPFI

    Ver imágenes y videos en: http://www.universetoday.com/121863/gallery-2015-perseids-are-putting-on-a-show/

  • Hermosa lluvia de meteoros, una pena que acá donde vivo (Santiago) cuesta ver la constelación de perseo, y menos con la contaminación lumínica.

El 12 de agosto de otros años ...

 Visita el calendario

Un halo de Luna azul sobre la Antártida
día anterior, martes, 11 de agosto

  <     <     <       miércoles, 12 de agosto       >     >     >  
Meteoros sin Luna y Vía Láctea
día siguiente, jueves, 13 de agosto

Busca en Observatorio

o si tienes suerte ...

Saltar aleatoriamente a una de las 8140 fotos