Síguenos en Twitter y descubre la imagen cada día:

«
Rastros de estrellas MAGIC
»

Los rastros de las estrellas se arquean sobre el cielo nocturno en este paisaje surrealista captado desde el Observatorio del Roque de los Muchachos en la isla canaria de La Palma.

Estos rastros, consecuencia de la rotación diaria de la Tierra sobre su eje, se reflejan en uno de los dos telescopios multi-espejo MAGIC de 17 metros de diámetro.

El telescopio MAGIC (Major Atmospheric Gamma Imaging Cherenkov) está diseñado para detectar los rayos gamma , que son fotones con más de 100 mil millones de veces la energía de la luz visible. Cuando los rayos gamma impactan con la atmósfera superior producen lluvias de partículas de alta energía .

La cámara rápida que controla la superficie multi-espejo registra los breves destellos de la luz óptica, llamados luz Cherenkov , creados por la lluvia de partículas.

Los astrónomos, entonces, pueden relacionar estos destellos con las fuentes cósmicas de rayos gamma.


  • http://stellear.blogspot.mx/2012/01/ultimo-eclipse-lunar-del-2011.html Riesling

    Que buenos enlaces hay esta mañana, y que simpático el nombre de estos telescopios junto con sus siglas.

    Ya me dan ganas de ir a las Canarias, que por lo que me han contado y he visto aquí es una belleza.

    http://observatorio.info/2010/02/estelas-celestes-del-teide/

    http://observatorio.info/2010/06/trazas-estelares-y-tajinastes/

    http://observatorio.info/2011/05/secuencia-time-lapse-de-nubes-y-cielo-sobre-las-islas-canarias/

    O al menos verlas desde un avión. ¿Alguien ya ha ido?

  • Gustavo

    La foto es magnífica Riesling… algún día me acercaré a Roque de los Muchachos a ver si puedo hacer una parecida, eso si me dejan entrar, je, je. Tengo ganas, es uno de mis objetivos, no sólo para ver el complejo de telescopios -aunque sea de lejos- sino para arrancarle algunos grados a mi latitud y poder ver un poquito más de esa bóveda estrellada que no he visto toda.
    .
    Resulta que el estudio de los rayos gamma se inició como consecuencia del recelo que rusos y americanos compartían allá por los 50 en plena guerra fría. La paranoia america les llevó a pensar que los malvados rusos estaban realizando pruebas atómicas en la cara oculta de la Luna. Para confirmar este hecho se pusieron en órbita y con todo secreto los satélites VELA, destinados a detectar cualquiera que fuera el más mínimo pulso de una explosión gamma. Pero lo que detectaron resultó ser aún más terrorífico: las señales eran de algo mayor, mucho mayor, muchísimo mayor que una bomba atómica. Aparte de conjeturas más bien ridículas la explicación más plausible era que aquello se debía a la explosión de estrellas, ahora sólo cabía medir qué tamaño tenían aquellas explosiones. Y es aquí donde llega el desconcierto.
    .
    Bueno, ese sería el trailer de una interesante historia llenita de pistas falsas e intrincados misterios que había que ir resolviendo poco a poco. Pero nos saltaremos la película -que es larga- y nos vamos a conocer directamente su desenlace.
    .
    Al principio se pensó que aquellas explosiones ocurrían en nuestra galaxia, de otra manera no podía explicarse su extrema magnitud. Pero  Bohdan Paczinski comprobó que las fuentes de rayos gamma no estaban en nuestra galaxia sino que procedían de cualquier lugar del universo incluso de sus confines. Pero eso no podía ser: detectar aquellas intensas señales gamma producidas miles de millones de años antes (entiéndase distancia) suponía que el tamaño de las explosiones debía ser mayor que lo que cualquier estrella puede producir, y eso es físicamente imposible pues es principio básico que nada puede explotar con más energía de la que contiene su masa. Si Paczinski tenía razón Einstein estaba equivocado pues se ponía en entredicho la validez de E=mc2 al arrojar los cálculos el dato de que la fuente de aquellas explosiones debía tener un tamaño que la ciencia no podía explicar de ninguna manera, resultaban ser demasiado gigantescas incluso para un universo tan vasto. Pero Paczinski no estaba equivocado…
    .
    El Sherlock Holmes de los astrónomos, Martin Rees, se dió cuenta de un detalle: los astrónomos asumían que las explosiones se producían como cualquier otra conocida: en todas direcciones. Esta concepción producía cálculos erróneos pues la parte de la energía que se detectaba se consideraba que se extendía también en todas direcciones y entonces el tamaño de las explosiones era inexplicable. Rees dedujo que si toda aquella supuesta energía se concentrara en un pequeño haz la ecuación E=mc2 podría dar explicaciones precisas sin violar los principios básicos de la física. Efectivamente, las fuentes de rayos gamma se deben a explosiones de estrellas cuya energía se canaliza en forma de haces opuestos como ahora bien sabemos. Y que eso sea así nos libra de una buena.
    .
    Si tengo tiempo explicaré el por qué de la última frase. Siento el rollo pero es que esta historia me la sabía y, particularmente, me resulta muy interesante. Espero no haberme alejado mucho de la temática de la imagen de hoy.

  • Kimiká

    Pues yo estuve en Tenerife, y al volver en avión me emocionó profundamente ir viendo la silueta de la isla al alejarse. También me emocionó pasar al lado del observatorio del Teide, del IAC (no pude entrar ya que había que pedir la visita con mucha antelación) y ver los maravillosos cielos canarios …. Y desde luego, Tenerife es una belleza. Del resto no puedo opinar….

    La foto ¡espectacular!!!

    Saludos a tod@s

  • Kimiká

    Muy interesante Gustavo. Se agradecen tus aportaciones.

  • Saín

    Hola profe…que bueno que no te olvidas de Observatorio.
    Los mejores Videos Educativos sobre el Universo y Astronomía:
    http://soloeduca.org/astronomia/
    Un abrazo.

  • Gustavo

    Me gustaría acabar lo que explicaba en mi comentario anterior que dejé tendido sin acabarlo de tejer.
    .
    Como las casualidades en esta vida no se dan precisamente a cuentagotas (y en ocasiones hasta hay que huir de ellas) resulta que hace un momento leía un interesante artículo de Eduardo García LLama publicado en el número 147 de la revista Astronomía. Su lectura me ha enriquecido y también al comentario que quería publicar, que ahora se verá aderezado con algunos datos y citas muy interesantes que no estaban en mi planteamiento inicial.
    .
    Se sabe que en la vida de nuestro planeta ha habido no pocas extinciones masivas y existen pruebas geológicas de que no todas han sido debidas al impacto de asteroides, como el de hace 65 millones de años que acabó -entre otras especies- con los dinosaurios. Esas pruebas geológicas vienen de la mano de la evidencia observada de concentraciones anómalas de ciertos isótopos que se cree pudieran estar asociadas a explosiones gamma. Y si la Tierra se ha visto afectada por estos fenómenos no debe cabernos la menor duda de que puede volver a ocurrir. Vivimos sumergidos en un océano de estrellas, distantes sí, pero quizás no lo suficiente como para no vernos afectados por una explosión de rayos gamma. Cito: “una explosión cercana de rayos gamma con uno de sus chorros orientados hacia la Tierra tendría consecuencias fatales para nuestro mundo”. Aquí están las claves de lo que me proponía explicar: la distancia y la orientación de los chorros energéticos.
    .
    En cuanto a la orientación de los chorros parece salvarnos el hecho de que se trata de delgados hazes -dos y en direcciones opuestas- que pueden partir perpendicularmente desde cualquiera de los infinitos puntos de la esfera. Podríamos cantar ¡bingo! si un determinado radio de una estrella en rotación acabara apuntándonos a nosotros una vez se detubiera ésta.
    .
    Pero, en lo que respecta a la cercanía, ¿a qué distancia estaríamos a salvo? Pues se estima que “[...] una explosión a aproximadamente 2000 pc de distancia (añado: convertido son 6520 años luz) causaría daños devastadores [...]” A los que ya estáis curtidos en esto de las distancias astronómicas -y en relación al tema que nos ocupa- seguro que esa se os ha revelando como ¡excesivamente próxima! Y lo es.
    .
    En nuestra galaxia se conocen un puñado de estrellas candidatas a ofrecernos una magnífica explosión de rayos gamma, entre ellas Eta Carinae que, a tan sólo 7500 años luz, se sospecha pueda estallar en los próximos millones de años si no es que lo ha hecho hoy mismo. Afortunadamente sus chorros no irán dirigidos a la Tierra.
    .
    La distancia y la orientación de los hazes parece darnos tregua… “sin embargo, la Vía Láctea es enorme, y sólo estamos familiarizados con una pequeña porción de nuestro entorno”.
    .
    Whatever will be, wlll be.
    .
    Saludos… y gracias por algunos de vuestros comentarios a los míos. No tengo más intención que la de compartir eso que nos trae y atrae aquí a tantos… el Cosmos no puede quedar enclaustrado dentro de nosotros por mucho tiempo, tiene que explotar de mil maneras distintas.

  • Saín

    Hola amig@s, salud para tod@s.
    Técnicamente los rastros estelares no son visibles al ojo humano, pero se pueden percibir mediante una cámara con el obturador abierto durante una larga exposición, la rotación natural de la Tierra hace que las estrellas en el cielo se muevan a través del horizonte, creando estos maravillosos rastros tras ellas. El cielo nocturno, es el término mas empleado para referirse al cielo cuando es visto durante la noche, está generalmente asociado a la astronomía, a la observación de las estrellas, la Luna y los planetas, que se hacen visibles cuando el Sol se oculta. Los estudios sobre el cielo nocturno han tenido un lugar en las culturas ancestrales y en las modernas. Recordemos que los rastros de las estrellas ocurren por la rotación de la Tierra sobre su eje, el cielo parece rotar alrededor nuestro, este movimiento llamado movimiento diurno produce los bellos arcos centrados de las estrellas durante exposiciones de largo tiempo. A lo largo de la historia, muchas culturas han realizado representaciones de las constelaciones y estrellas, asociándolas a leyendas y mitologías sobre sus deidades. Las creencias históricas se basaban generalmente en las relaciones entre los cuerpos celestes o en los eventos relacionados con la Tierra. Los estudios científicos del cielo nocturno y los cuerpos observados en él tienen su lugar en la ciencia de la astronomía.
    Los rastros de las estrellas sobre el cielo nocturno
    http://observatorio.info/2011/07/el-reto-de-lewis-rastros-de-estrellas-de-360-grados/
    http://observatorio.info/2007/06/cielo-combado-panorama-del-rastro-de-una-estrella/
    http://observatorio.info/1996/12/rastros-de-estrellas-en-los-cielos-del-norte/
    Saludos.

  • Saín
  • Saín
  • Gustavo

    Saín, he de decirte que haces una muy buena recopilación de enlaces, muchos de ellos realmente interesantes. Gracias.

  • Kimiká

    Muchas gracias, señor de los enlaces. Los vídeos son muy buenos y los aprovecharé adecuadamente….

    Gracias y  besos!!!

blog comments powered by Disqus