Luz Zodiacal sobre Namibia
Pasa el ratón por encima para ver anotaciones. Pulsa en la imagen para agrandarla.

Un inusual triángulo de luz se ve en esta época del año justo antes del amanecer en el hemisferio norte.

Pero se considera un falso amanecer, ya que este triángulo de luz es de hecho  Luz Zodiacal , luz reflejada por las partículas de polvo interplanetarias.

El brillante triángulo reflectante se ve claramente a la derecha de la imagen de arriba, comprimida horizontalmente, que se tomó justo después de la puesta de Sol desde Namibia en el hemisferio sur en junio de 2009.

La banda central de nuestra Galaxia Vía Láctea a la izquierda copia la banda zodiacal de la derecha pero luego se curva alrededor del cielo.

Las débiles manchas dentro del arco de la Vía Láctea son la Gran y la Pequeña Nube de Magallanes.

El polvo Zodiacal orbita alrededor del Sol predominantemente en el mismo plano que los planetas; la ecliptica .

La Luz Zodiacal es tan brillante en esta época del año por que la  banda de polvo es orientada casi de forma vertical en la puesta de Sol, con lo que el denso aire cerca del horizonte no bloquea el relativamente brillante  polvo reflectante.

La Luz Zodiacal es también brillante para la gente en el hemisferio Norte del planeta en Marzo y Abril justo después de la puesta de Sol.

En el hemisferio sur, la luz zodiacal es más notable después de la puesta de sol a finales de verano, y más brillante justo antes de la salida a finales de primavera.

(Pon el ratón encima de la imagen para ver las etiquetas)

Apoya Observatorio

Observatorio lleva más de 22 años (desde 1995) divulgando la ciencia en español traduciendo día a día ininterrumpidamente el servicio de la imagen del día de la NASA. Soportamos más de 15.000 visitas diarías. Al igual que hace la Wikipedia, te pedimos tu colaboración para poder seguir sirviendo esta web cada día. ¡Gracias!

Imagenes relacionadas

Comenta, pregunta, comparte ...

  • Hola, amigos.

    No es la primera vez que nos visita el debil y difuso brillo de la luz zodiacal, comparable en intensidad a las partes mas debiles de la Via Lactea, producido por la reflexion de la luz del Sol en las particulas de polvo zodiacal situadas en el plano de la ecliptica.

    Desde latitudes templadas, la luz zodiacal puede observarse mejor en las tardes de primavera unos 90 minutos despues de la puesta del Sol, o en otoño unos 90 minutos antes del amanecer, en esos momentos, la ecliptica, a lo largo de la cual la luz parece extenderse entre 60º y 90º, se encuentra en angulo recto con respecto al horizonte.

    Es e4sencial un lugar de observacion libre de contaminacion luminosa. La intensidad de la luz zodiacal puede variar cuando el ciclo solar interplanetario esta dominado por corrientes de particulas rapidas procedentes de los agujeros coronales.

    Otro de los muchos fenomenos que el Universo nos deja contemplar para nuestro deleite, cuando al fin, podemos determinar a que es debido.

  • Pero, ¿Que cosas sabemos sobre la luz? El que tenga ganas de leer y curiosidad, que siga adelante con la lectura.

    Está claro que, los estudiosos de la época antigua y medieval estaban por completo a oscuras acerca de la naturaleza de la luz. Especulaban sobre que consistía en partículas emitidas por objetos relucientes o tal vez por el mismo ojo. Establecieron el hecho de que la luz viajaba en línea recta, que se reflejaba en un espejo con un ángulo igual a aquel con el que el rayo choca con el espejo, y que un rayo de luz se inclina (se refracta) cuando pasa del aire al cristal, al agua o a cualquier otra sustancia transparente.

    Cuando la luz entra en un cristal, o en alguna sustancia transparente, de una forma oblicua (es decir, en un ángulo respecto de la vertical), siempre se refracta en una dirección que forma un ángulo menor respecto de la vertical. La exacta relación entre el ángulo original y el ángulo reflejado fue elaborada por primera vez en 1.621 por el físico neerlandés Willerbrord Snell. No publicó sus hallazgos y el filósofo francés René Descartes descubrió la ley, independientemente, en 1.637.

    Los primeros experimentos importantes acerca de la naturaleza de la luz fueron llevados a cabo por Isaac Newton en 1.666, al permitir que un rayo de luz entrase en una habitación oscura a través de una grieta e las persianas, cayendo oblicuamente sobre una cara de un prisma de cristal triangular. El rayo se refracta cuando entra en el cristal y se refracta aún más en la misma dirección cuando sale por una segunda cara del prisma. (Las dos refracciones en la misma dirección se originan por que los dos lados del prisma de se encuentran en ángulo en vez de en forma paralela, como sería el caso en una lámina ordinaria de cristal.)

    Newton atrapó el rayo emergente sobre una pantalla blanca para ver el efecto de la refracción reforzada. Descubrió que, en vez de formar una mancha de luz blanca, el rayo se extendía en una gama de colores: rojo, anaranjado, amarillo, verde, azul, y violeta, en este orden.

    Newton dedujo de ello que la luz blanca corriente era una mezcla de varias luces que excitaban por separado nuestros ojos para producir las diversas sensaciones de colores. La amplia banda de sus componentes se denominó spectrum (palabra latina que significa “espectro” “fantasma!.

    Newton llegó a la conclusión de que la luz se componía de diminutas partículas (“corpúsculos”), que viajaban a enormes velocidades.

    Le surgieron y se planteó algunas inquietudes cuestiones. ¿Por qué se refractaban las partículas de luz verde más que los de luz amarilla? ¿Cómo se explicaba que dos rayos de luz se cruzaran sin perturbase mutuamente, es decir, sin que se produjeran colisiones entre partículas?

    En 1.678, el físico neerlandés christian Huyghens (un científico polifacético que había construido el primer reloj de péndulo y realizado importantes trabajos astronómicos) propuso una teoría opuesta: la de que la luz se componía de minúsculas ondas. Y si sus componentes fueran ondas, no sería difícil explicar los diversos difracciones de los diferentes tipos de luz a través de un medio refractante, siempre y cuando se aceptara que la luz se movía más despacio en ese medio refractante que en el aire. La cantidad de refracción variaría con la longitud de las ondas: cuanto más corta fuese tal longitud, tanto mayor sería la refracción. Ello significaba que la luz violeta (la más sensible a este fenómeno) debía de tener una longitud de onda mas corta que la luz azul, ésta, más corta que la verde, y así sucesivamente.

    Lo que permitía al ojo distinguir los colores eran esas diferencias entre longitudes de onda. Y, como es natural, si la luz estaba integrada por ondas, dos rayos podrían cruzarse sin dificultad alguna. (Las ondas sonoras y las del agua se cruzan continuamente sin perder sus respectivas identidades.)

    Pero la teoría de Huyqhens sobre las ondas tampoco fue muy satisfactoria. No explicaba por qué se movían en línea recta los rayos luminosos; ni por qué proyectaban sobras recortadas; ni aclaraba por qué las ondas luminosas no podían rodear los obstáculos, del mismo modo que pueden hacerlo las ondas sonoras y de agua. Por añadidura, se objetaba que si la luz consistía en ondas, ¿cómo podía viajar por el vacío, ya que cruzaba el espacio desde el Sol y las Estrellas? ¿Cuál era esa mecánica ondulatoria?

    Aproximadamente durante un siglo, contendieron entre sí estas teorías. La teoría corpuscular, de Newton, fue, con mucho, la más popular, en parte, porque la respaldó el famoso nombre de su autor. Pero hacia 1.801, un físico y médico ingles, de nombre Thomas Young, llevó a cabo un experimento que arrastró la opinión pública al campo opuesto. Proyectó un fino rayo luminoso sobre una pantalla, haciéndolo pasar antes por dos orificios casi juntos. Si la luz estuviera compuesta por partículas, cuando los dos rayos emergieran de ambos orificios, formarían presuntamente en la pantalla una región más luminosa donde se superpusieran, y regiones menos brillantes, donde no se diera tal superposición. Pero no fue esto lo que descubrió Young. La pantalla mostró una serie de bandas luminosas, separadas entre sí por bandas oscuras. Pareció incluso que, en esos intervalos de sombra, la luz de ambos rayos contribuía a intensificar la oscuridad.

    Sería fácil explicarlo mediante la teoría ondulatoria. La banda luminosa representaba el refuerzo presado por las ondas de un rayo a las ondas del otro. Dicho de otra manera: Entraba “en fase” dos trenes de ondas, es decir, ambos nodos, al unirse, se fortalecían el uno al otro. Por otra parte, las bandas oscuras representaban puntos en que las ondas estaban “desfasadas” porque el vientre de una neutralizaba el nodo de la otra. En vez de aunar sus fuerzas, las ondas se interferían mutuamente, reduciendo la energía luminosa neta a las proximidades del punto cero.

    Considerando la anchura de las bandas y la distancia entre los dos edificios por los que surgen ambos rayos, se pudo calcular la longitud de las ondas luminosas, por ejemplo, de la luz roja a la violeta o los colores intermedios. Las longitudes de onda resultaron ser muy pequeñas. Así, la de la luz roja era de unos 0’000075 cm. (Hoy se expresan las longitudes de las ondas luminosas mediante una unidad muy práctica ideada por Angströn. Esta unidad, denominada, en honor a su autor Ángstrom (Á), es la cienmillonésima parte de un centímetro. Así, pues, la longitud de onda de la luz roja equivale más o menos a 7.500 Á, y la de la luz violeta, a 3.900 Å, mientras que las de colores visibles en el espectro oscilan entre ambas cifras.)

    La cortedad de estas ondas es muy importante. La razón de que las ondas luminosas se desplacen en línea recta y proyecten sombras recortadas se debe a que todas son incomparablemente más pequeñas que cualquier objeto; pueden contornear un obstáculo sólo si éste no es mucho mayor que la longitud de onda. Hasta las bacterias, por ejemplo, tienen un volumen muy superior de una onda luminosa y, por tanto, la luz puede definir claramente sus contornos bajo el microscopio. Sólo los objetos cuyas dimensiones se asemejan a la longitud de la onda luminosa (por ejemplo, los virus y otras partículas submicroscópicas) son lo suficientemente pequeños como para que puedan ser contorneados por las ondas luminosas.

    Un físico francés, Agustín-Jean Fresnel, fue quien demostró por vez primera, en 1.818, que si un objeto es lo suficientemente pequeño, la onda luminosa lo contorneará sin dificultad. En tal caso, la luz determina el llamado fenómeno de “difracción”. Por ejemplo, las finísimas líneas paralelas de una “reja de difracción” actúan como una serie de minúsculos obstáculos, que se refuerzan entre si. Puesto que la magnitud de la difracción va asociada a la longitud de onda, se produce el espectro. A la inversa, se puede calcular la longitud de onda midiendo la difracción de cualquier color o porción del espectro, así como la separación de las marcas sobre el cristal.

    Fraunhofer exploró dicha reja de difracción con objeto de averiguar sus finalidades prácticas, progreso que suele olvidarse, pues queda eclipsado por su descubrimiento más famoso: los rayos espectrales. El físico americano Henry Augustus Rowlane ideó la reja cóncava y desarrolló técnicas para regularlas de acuerdo con 20.000 líneas por pulgada. Ello hizo posible la sustitución del prisma por el espectroscopio.

    Ante tales hallazgos experimentales, más el desarrollo metódico y matemático del movimiento ondulatorio, debido a Fresnel, pareció que la teoría ondulatoria de la luz había arraigado definitivamente, desplazando y relegando para siempre a la teoría corpuscular.

    No sólo se aceptó las existencias de ondas luminosas, sino que también se midió su longitud con una precisión cada vez mayor. Hacia 1.827, el físico francés Jacques Babinet sugirió que se empleara la longitud de onda luminosa (una cantidad física inalterable) como unidad para medir tales longitudes, en vez de las muy diversas unidades ideadas y empleadas por el hombre. Sin embargo, tal sugerencia no se llevó a la práctica hasta 1.880 cuando el físico germano-americano Albert Abraham Michelson inventó un instrumento, denominado “interferómetro”, que podía medir las longitudes de ondas luminosas con una exactitud sin precedentes. En 1.893, Michelson midió la onda de la raya roja en el espectro del cadmio y determinó que su longitud era de 1/1.553.164 m.

    Pero la incertidumbre reapareció al descubrirse que los elementos estaban compuestos por isótopos diferentes, cada uno de los cuáles aportaba una raya cuya longitud de onda difería ligeramente de las restantes. En la década de 1.930 se midieron las rayas del criptón 86. Como quiera que este isótopo fuera gaseoso, se podía abordar con bajas temperaturas, para frenar el movimiento atómico y reducir el consecutivo engrosamiento de la raya.

    En 1.960, el Comité Internacional de Pesos y Medidas adoptó la raya del criptón 86 como unidad fundamental de longitud. Entonces se restableció la longitud de metro como 1.650.763’73 veces la longitud de onda de dicha raya espectral. Ello aumento mil veces la precisión de las medidas de longitud. Hasta entonces se había medido el antiguo metro patrón con un margen de error equivalente a una millonésima, mientras que en lo sucesivo se pudo medir la longitud de onda con un margen de error equivalente a una milmillonésima.

    Ahora, después de todo esto, sabemos algo más sobre la luz. Pero ¿qué pasa con su velocidad? ¡Veámoslo!

    Está claro que, la luz se desplaza a enormes velocidades. Si pulsamos el interruptor de apagado de la lámpara de nuestro salón, todo queda a oscuras de manera instantánea. La velocidad del sonido es más lenta, por ejemplo, si vemos a un leñador que está cortando leña en un lugar alejado de nosotros, sólo oiremos los golpes momentos después de que caiga el hacha. Así, pues, el sonido tarda cierto tiempo en llegar a nuestros oídos. En realidad es fácil medir la velocidad de su desplazamiento: unos 1.206 km/h en el aire y a nivel del mar.

    Galileo fue el primero en intentar medir la velocidad de la luz. Se colocó en lo alto de una colina, mientras que su ayudante, se situaba en otro lugar alto de la colina vecina; luego sacó una linterna encendida: tan pronto como su ayudante vio la luz, hizo una señal con otra linterna. Galileo repitió el experimento a distancias cada vez mayores, suponiendo que el tiempo requerido por su ayudante para responder mantendría una uniformidad constante, por lo cual, el intervalo entre la señal de su propia linterna y la de su ayudante representaría el tiempo empleado por la luz para recorrer cada distancia. Aunque la idea era lógica, la luz viajaba demasiado aprisa como para que Galileo pudiera percibir las sutiles diferencias con un método tan rudimentario.

    En 1.676, el astrónomo danés Olau Roemer logró cronometrar la velocidad de la luz a escala de distancias astronómicas. Estudiando los eclipses de Júpiter en sus cuatro grandes satélites, Roemer observó que el intervalo entre eclipses consecutivos era más largo cuando la Tierra se alejaba de Júpiter, y más corto cuado se movía en su órbita hacía dicho astro. Al parecer, la diferencia entre las duraciones del eclipse reflejaba la diferencia de distancias entre la Tierra y Júpiter. Y trataba, pues, de medir la distancia partiendo del tiempo empleado por la luz para trasladarse desde Júpiter hasta la Tierra. Calculando aproximadamente el tamaño de la órbita terrestre y observando la máxima discrepancia en las duraciones del eclipse que, según Roemer, representaba el tiempo que necesitaba la luz para atravesar el eje de al órbita terrestre, dicho astrónomo computó la velocidad de la luz. Su resultado, de 225.000 km/s., parece excelente si se considera que fue el primer intento, y resultó bastante asombroso como para provocar la incredulidad de sus coetáneos.

    Sin embargo, medio siglo después se confirmaron los cálculos de Roemer en un campo totalmente distinto. Allá por 1.728, el astrónomo británico James Bradley descubrió que las estrellas parecían cambiar de posición con los movimientos terrestres; y no por el paralaje, sino porque la traslación terrestre alrededor del Sol era una fracción mensurable (aunque pequeña) de la velocidad de la luz. La analogía empleada usualmente es la de un hombre que camina con el paraguas abierto bajo un temporal. Aun cuando las gotas caigan verticalmente, el hombre debe inclinar hacia delante el paraguas, porque ha de abrirse paso entre las gotas.

    Cuanto más acelere su paso, tanto más deberá inclinar el paraguas. De manera semejante la Tierra avanza entre los ligeros rayos que caen desde las estrellas, y el astrónomo debe inclinar un poco su telescopio y hacerlo en varias direcciones, de acuerdo con los cambios de la trayectoria terrestre (no olvidemos que nuestro planeta Tierra, es como una enorme nave espacial que nos lleva en un viaje eterno, alrededor del Sol, a la velocidad de 30 km/s. + -) Mediante ese desvío aparente de los astros (“aberración de la luz”), Bradley pudo evaluar la velocidad de la luz y calcularla con gran precisión.

    Sus cálculos fueron de 285.000 km/s, bastante más exacto que los de Roemer, pero aún un 5’5% más bajos. Poco a poco, con medios tecnológicos más sofisticados y más conocimientos matemáticos, los científicos fueron obteniendo medidas más exactas aún, conforme se fue perfeccionando la idea original de Galileo y sus sucesores.

    En 1.849, el físico francés Armand-Hippolyte-Louis Fizeau ideó un artificio mediante el cual se proyectaba la luz sobre un espejo situado a 8 km de distancia, que devolvía el reflejo al observador. El tiempo empleado por la luz en su viaje de ida y vuelta no rebasó apenas la 1/20.000 de segundo, por Fizeau logró medirlo colocando una rueda dentada giratoria en la trayectoria del rayo luminoso. Cuando dicha rueda giraba a cierta velocidad, regulada, la luz pasaba entre los dientes y se proyectaba contra el siguiente, al ser devuelta por el espejo; así, Fizeau, colocado tras la rueda, no pudo verla. Entonces se dio más velocidad a la rueda, y el reflejo pasó por la siguiente muesca entre los dientes, sin intercepción alguna. De esa forma, regulando y midiendo la velocidad de la rueda giratoria, Fizeau pudo calcular el tiempo transcurrido y, por consiguiente, la velocidad a que se movía el rayo de luz.

    Un año más tarde, Jean Foucault (quien realizaría poco después su experimento con los péndulos) precisó más estas medidas empleando un espejo giratorio en ve de una rueda dentada. Entonces se midió el tiempo transcurrido desviando ligeramente el ángulo de reflexión mediante el veloz espejo giratorio. Foucault obtuvo un valor de la velocidad de la luz de 300.883 km/s. También, el físico francés utilizó su método para determinar la velocidad de la luz a través de varios líquidos. Averiguó que era notablemente inferior a la alcanzada en el aire. Esto concordaba también con la teoría ondulatoria de Huyghens.

    Michelson fue más preciso aún en sus medidas. Este autor, durante cuarenta años largos, a partir de 1.879, fue aplicando el sistema Fizeau-Foucault cada vez con mayor refinamiento, para medir la velocidad de la luz. Cuando se creyó lo suficientemente informado, proyectó la luz a través de vacío, en vez de hacerlo a través del aire, pues este frena ligeramente su velocidad, y, empleó para ello tuberías de acero cuya longitud era superior a 1’5 km. Según sus medidas, la velocidad de la luz en el vacío era de 299.730 km (seg. (Sólo un 0’006% más bajo). Demostraría también que todas las longitudes de ondas luminosas viajan a la misma velocidad en el vacío.

    En 1.972, un equipo de investigadores bajo la dirección de Kenneth M. Eveson efectuó unas mediciones aún más exactas y vio que la velocidad de la luz era de 299.727’74 km/seg. Una vez se conoció la velocidad de la luz con semejante precisión, se hizo posible usar la luz, o por lo menos formas de ella, para medir distancias.

    Aunque para algunos resulte alto tedioso el tema anterior, no he podido resistirme a la tentación de exponerlo, así podrá saber algo más sobre la luz y, habrán conocido a personajes que hicieron posible el que ahora nosotros, la conozcamos mejor.

    Podría continuar, hasta el final de este trabajo, hablando de la luz y sus distintas formas o aplicaciones: ondas de luz a través del espacio, de cómo se transmite la luz en el “vacío”, nos llega a través del espacio desde Galaxias situadas a miles de millones de años luz; las líneas de fuerzas electromagnéticas de Faraday y Maxwell de campos eléctricos y magnéticos cambiantes (todo ello explicado en un simple conjunto de cuatro ecuaciones, que describían casi todos los fenómenos referentes a esta materia electromagnética), o de los enigmas aún por descubrir (aunque predichos).

    En fin, que la luz es tan importante para nosotros como que, sin ella, no podríamos estar aquí.

  • kike

    Menos mal que el polvo casero no se parece en nada al interestelar; porque las pasaríamos canutas intentando limpiar de nuestros cuerpos y casas un polvo compuesto de cristal y carbono; pequeñísimo, pegajoso y afilado como cuchillos; nuestro polvo particular es bastante más amable, no sin motivo está compuesto mayoritariamente por restos orgánicos.

  • Espantapájaros

    Si nos ponemos encima de la foto se informan las constelaciones. Pero si se fijan al observatorio se le encienden las luces.
    Por qué se han informado las constelaciones en una foto distinta a la original? Algún motivo en especial?

    Saludos.

  • ivzone

    Y, por curiosidad, eso solo sucede en el hemisferio norte?

  • Alex Dantart

    En Namibia si 🙂

  • nelson

    Hola muchachada.

    En el día de ayer el compañero Alaín, manifiesta una legítima duda sobre la figuración de otra persona como Coordinador Nacional para la Semana Mundial del Espacio en Chile, en la lista de la página oficial, en lugar del compañero Abdel Majluf.

    El compañero Abdel se comunicó conmigo, me envía la acreditación, y me relata que está impedido de entrar en Observatorio, y me solicita que realice la aclaración correspondiente. Me dice que el Ingeniero Fernando Mujica ya era Coordinador Nacional y se le comunicó la designación a él (Abdel) el día 24/8 compartiendo con el señor Mujica la Coordinación para Chile, aunque en la página no se haya actualizado la lista. La nota de confirmación, en papel membretado, comienza diciendo:

    August 24, 2010
    Dear Mr. Majluf,
    This letter is to confirm your position as World Space Week National Coordinator,
    in conjunction with Fernando Mujica, for Chile.
    …(Continúa)

    Y al pié culmina:


    On behalf of the World Space Week Association Executive Committee, we thank
    you for your important contribution.
    Best Wishes,
    Talia Page
    Executive Director
    (646) 657-7829

    También Figura la Dirección:

    957 NASA Parkway, Suite 350 * Houston, TX 77058 * USA
    1.866.440.7137 * fax 1.713.481.8846 * http://www.worldspaceweek.org * admin@worldspaceweek.org

    Cumplo con el pedido del compañero, y solicito se le permita ejercer su derecho a réplica personalmente, cuando sea aludido.

    Saludos cordiales para tod@s, desde Montevideo.

  • hola

    No puedo ver la web desde mi pc, hay algun problema?

  • nelson

    En cualquiera de los dos hemisferios. Namibia está en el hemisferio sur.
    Si lees atentamente el comentario principal (la traducción), al final te dice cuando se manifiestan con mayor frecuencia y brillo en cada hemisferio.

    Saludos.

  • Umbriel

    Buenisima entrada Sr. Silvera, muy ameno e instructivo, al menos para mí que estaba ciego en el tema me ha servido, se lo agradezco a la vez que recomiendo su lectura. Me gustaria que continuase con su labor divulgativa y si se anima nos cuente lo que esboza al final. Un saludo.

  • PG

    Opino como Nelson que Abdel debe tener derecho a réplica. Me llama la atención que se encuentre impedido de ingresar a Observatorio. Debo decir que no comparto esa medida. Nunca fué ni será mi intención el acallar voces. Y quiero aclarar que mi planteo la vez pasada no estaba basado en si es o no real el nombramiento con que Abdel firma, sino en atender a que las especulaciones personales no sean transmitidas como afirmaciones rotundas. Detalle que en mi opinión debe ser tanto mas respetado cuando se firma con título habilitante.

  • sssssssssss

    Gracias, está aclarado.

    Por supuesto, mucho mejor si el compañero Abdel Majluf no hubiera necesitado de intermediarios.

  • sssssssssss

    Hombre, para poder dibujar las constelaciones habran tenido que encender la luz…

  • odiseo

    Estoy de acuerdo en todo lo que expones, es más, si bien se puede soslayar una falta de ortografía, una mala redacción, puede llevar a equívocos. Aun siendo lo anterior motivo para que Abdel sea más cuidadoso a la hora de escribir, lo que no es de recibo, es dar falsa información. Si entras en su blog (te facilito enlace) te darás cuenta de los errores a que me refiero; por ejemplo: Betelgeuse es realmente una estrella grande. Poco más adelante afirma: Betelgeuse es la estrella más brillante de la constelación de Orión. En fin para que seguir. Lo peor de todo esto es que sacado de ahí (o al revés) publico un artículo en una revista de su zona, y se supone que el motivo es la divulgación de la astronomía, cuando leí el artículo sentí vergüenza ajena.
    Te adjunto el enlace y repásate desde el 12 de mayo, las “lindezas” sobre el Can Mayor, también son de “abrigo”; una muestra: la constelación del Can Mayor es bien visible en los meses invernales en la constelación de Orión. ¿¿??
    Dicho todo esto, me parece lógico si se le suprime algún comentario, donde las inexactitudes son tan flagrantes, pues si se trata de divulgar hay que hacerlo con todo el rigor posible, otra cosa, son opiniones sobre fenómenos no demostrados y que se especula sobre los mismos, cada cual es libre de opinar al respecto como mejor entienda.
    http://abdel-majluf.blogspot.com/

    Saludos.

  • Excelente reseña sobre la luz, estimado Emilio.
    Sin lugar a dudas, “ilumina” mucho.

    Saludos,
    D.

  • PG

    Pero entonces, Odiseo, la cosa viene de larga data. La verdad es que no tengo interés en entrar en su blog, puesto que si se tratara de un farsante (no digo que lo sea, pero si lo fuera), entonces seguramente lucre de una u otra manera con cada entrada. Y debemos tener en mente que en materia de ciencia, el darle crédito a las personas equivocadas, perjudica a los verdaderos científicos y a los buenos divulgadores, y en definitiva a la misma ciencia.

  • OBSERVADOR

    Amigos, claramente aca existe un gran equívoco, si nos pusieramos a revisar cada uno de los comentarios de cada uno de los participantes a lo largo de un año, claramente encontrariamos miles de errores, pero este ha de ser un sitio de debates, de comentar sobre una imagen definida arriba, pero nadie esta libre de equívoco.
    Quien sea el Einstein de esta página que lance la primera piedra. Y claro está que galileo, Einstein, Newton y muchos mas a lo largo de la historia han sido catalogados como locos, interdictos e incluso charlatanes, pero las hipotesis y tesis han ido cambiando gracias a esas ” locas ” ideas, y hoy son nombrados genios.
    Si de agujeros negros se trata varias hipotesis hay al respecto y por cierto hoy se trabaja en una que va a revolucionar nuestras perspectivas de lo que creiamos de ellos.

    De ciencias planetarias existen muchos estudios y estos cada día mas van tirando al suelo las ideas que teniamos hasta hace poco.

    Quizas el error de nustro amigo ha sido hacer público algunas de estas nuevas hipotesis que se estan trabajando y que de seguro en un tiempo mas cuando se hagan públicas y reconocidas por la comunidad científica internacional, ya no nos sonaran a palabrerías.

    Si revisan incluso algunos años antes, encontrarán que incluso un gran y respetado señor que aquí comenta adiario, dice una información y luego al cabo dee un tiempo hablando sobre el mismo cambia su comentario, esto amigos no ha sido por que se haya equivocado sino, porque las cosas van cambiando y nosotros tenemos que ir actualizandonos.

    Saludos ibéricos.

  • MARC VICTOR

    Acuerdo contigo amigo. Supongo que Abdel hace las cosas el mejor que puede para divulgar la astronomia en su pays. Si tiene un titulo onorifico ahora supongo que no le han dado por casualidad. Asi que pido a todos un poco de comprehension para una persona que hace igual que nosotros, interesarse a la astronomia.
    Un saludo.

  • Saludos planos para todos,

    Tengo un par de preguntas con respecto a la imagen de hoy:
    Cual es el grado de inclinacion de la ecliptica con respecto al plano de la galaxia?
    Es posible deducir ese numero (en grados aproximados?) de la imagen de hoy?

    Gracias,

    D.

  • sssssssssss

    No es una cuestión de comprensión sino de Libertad, es uno de los Derechos Naturales e Inalienables del Hombre.

    A algunos les puede parecer lógico que se suprimen comentarios con inexactitudes cuando es una violación de ese derecho;

    Artículo 11 – La libre comunicación de pensamientos y opiniones es uno de los derechos más preciosos del hombre: todo ciudadano, por tanto puede, hablar, escribir e imprimir libremente, salvo para responder a los abusos de esta libertad en los casos determinados por la ley..

    Aquí la “ley” es no alejarse de la temática de la foto, poner enlaces en lugar de copiar y pegar y las elementales normas de cortesía, punto.

  • sssssssssss

    62,6º según varias páginas, en cuanto a la segunda pregunta… supongo que sí, salvando algunas dificultades.

  • Creo que hace unos días el dueño de este blog comentaba que al recibir cierto número de impactos negativos, un autor no podría comentar en el blog durante varios días. No recuerdo ahora los detalles exactos.

    En cuanto a los manidos comentarios acusando de censura y otras barbaridades:
    “”
    Principio de soberanía del autor: La interacción se produce entre blogs no en los blogs. Los comentarios en blogs son un espacio de participación en la creación o la argumentación de otros, por tanto, rechazar o borrar comentarios no es censura. A diferencia de USENET o de la prensa tradicional, en la blogsfera ningún administrador tiene poder como para evitar que nadie abra o se vea obligado a cerrar su propio blog, lo que sí sería censura. Un blog y sus posts son creaciones de su autor que asume los costes de su mantenimiento técnico y da la oportunidad a otros de complementarlos con sus comentarios. El autor tiene por tanto, toda la legitimidad para determinar qué comentarios lo complementan y cuales no.
    “”
    Se trata de una cita de http://www.netiqueta.org. No es que este blog esté adherido a estos protocolos, pero puede ilustrar un poco porqué ofende sobremanera usar la palabra “censura” por borrar comentarios en uno u otro sentido. Lo que es “censura” se lo pueden preguntar a nuestros padres y abuelos.

  • sssssssssss

    Podrías disimular un poco mejor. Tu característica forma de escribir te delata, aparte de haber usado esta indenditad en otras conflictivas ocasiones (y haber sido identificado), compañero Coordinador.

    Lo tenía que decir. Toda ventaja tiene sus inconvenientes, la libertad de expresión no se escapa.

  • sssssssssss

    Y mandar alguien a la silla eléctrica no es un asesinato si es legitimado por un poder. Venga por favor…

    Por mucho que tú y la netiqueta me digáis aquí se usa y abusa de la censura, y no es nada nuevo.

  • sssssssssss

    En lo que me concierne y porqué lo mencionas;

    Mis padres y abuelos nunca tuvieron coartada la palabra. Mis abuelos paternos y por consiguiente mi padre, nacieron y vivieron en la nación que justamente originó tan solemne declaración. Mis abuelos maternos se refugiaron en este pais en 1939 huyendo del pais de los tuyos privado de libertad.

    Entrecomillas la palabra censura y no la ves allí donde es flagrante su presencia y yo, en contrapartida y en varias ocasiones la he denuciado sin usar paliativos, será cuestión de herencia…

  • nelson

    Si se entra a una página y se detectan errores o incoherencias en comentarios, la actitud correcta es expresar la corrección en el momento (seguramente será agradecido por el autor y por los ocasionales contertulios, quienes de otro modo se “comerían” el error), y no callar y manifestarlo tiempo después en otro foro, donde el autor tiene vedada la entrada.

    Saludos.

  • Saín

    Hola amig@s, salud para tod@s.
    Esta banda débil de luz, llamada Luz Zodiacal, completamente invisible en cielos iluminados por otros objetos brillantes, por ejemplo nuestra Luna, con su forma casi triangular puede apreciarse en el cielo nocturno a lo largo del plano donde se encuentran las constelaciones del Zodíaco, es por ello su nombre. Este resplandor nocturno, aunque es débil y un tanto difuso, no requiere de instrumentos para ser contemplado, por esto puede ser observado por un mayor número de personas. El polvo, responsable del fenómeno despierta un gran interés entre los astrofísicos, los cuales quieren conocer cómo son las partículas que lo componen: densidad, tamaño, forma y su capacidad de reflejar la radiación. Giovanni Doménico Cassini fue el primero en estudiar la luz zodiacal por allá en el siglo XVII, Cassini intentó comprender cómo se producía. Lo que si esta claro es el problema de la contaminación lumínica, cada vez será más difícil disfrutar de esta luz fantasmal como simple espectador. Los científicos, continuarán buscando tanta información como puedan, ayudados por la tecnología cada vez más avanzada, usando satélites que permiten estudiar de una manera más fácil las propiedades del polvo interplanetario a través de la radiación infrarroja.
    Luz Zodiacal
    http://www.youtube.com/watch?v=AQyAYbS95zw
    Saludos.

  • Saín

    Luz del zodiaco y la Vía Láctea
    http://www.youtube.com/watch?v=j_kbClfCt8o&feature=related
    Luz zodiacal en el Sistema Solar
    Representación artística del fenómeno de la luz zodiacal en el Sistema Solar. Se distingue el polvo que, al reflejar la luz solar, genera un cono de luz fantasmal, tan tenue que es enmascarado fácilmente por la presencia de otro tipo de luz.
    http://www.youtube.com/watch?v=rRwCJeVI7ik
    Hasta pronto.

  • Espantapájaros

    lol

El 13 de septiembre de otros años ...

 Visita el calendario

Oklo: Viejos Reactores Nucleares Africanos
día anterior, domingo, 12 de septiembre

  <     <     <       lunes, 13 de septiembre       >     >     >  
Una extraordinaria espiral desde LL Pegasi
día siguiente, martes, 14 de septiembre

Busca en Observatorio

o si tienes suerte ...

Saltar aleatoriamente a una de las 8114 fotos