Síguenos en Twitter y descubre la imagen cada día:

«
Sombras dentadas podrían indicar anillos de partículas
»

¿Que está causando las inusuales sombras dentadas en los anillos de Saturno?

Nadie está seguro todavía.

Como Saturno está cerca del  equinoccio , sus anillos poco a poco enseñan sólo su delgado canto a la Tierra y el Sol.

Como resultado, las lunas de Saturno  proyectan largas sombras en los anillos .

Un ejemplo de esto es la alargada sombra vertical de Mimas que vemos en la foto de arriba.

Las series de sombras más cortas y dentadas que van diagonalmente, son sin embargo, más inusuales.

Se sabe que los anillos de Saturno están hechos de partículas durante cientos de años, pero esas partículas han escapado siempre a ser retratadas.

Es por tanto particularmente emocionante que una hipótesis preliminar sostenga que estas sombras dentadas son siluetas de grupos transitorios de partículas temporalmente unidas por su propia gravedad.

Se continuará trabajando en este tema, ya que la sonda robótica Cassini que orbita Saturno y que realizó la imagen de arriba, continuará fotografiando los magníficos anillos de Saturno justo cuando  Saturno esté en el equinoccio este próximo agosto.


  • http://www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    Buenos días a tod@s.

    Todos sabemos que los anillos planetarios son los discos de materia que circundan a un planeta, consistente en numerosas partículas en órbita que varían en tamaó desde granos de polvo hasta objetos de varios metros de radio. Sólo Saturno tiene anillos lo suficientemente brillantes como para ser vistos con longitudes de onda visibles desde la Tierra; están compuestos fundamentalmente por hielo.

    En 1979 las sondas Voyager detectaron un anillo alrededor de Júpiter. También encontraron anillos en Urano y Neptuno gracias a ocultaciones estelares, cuya existencia fue confirmada cuando la Voyager 2 los visitó. Los distintos anillos planetarios tienen diferentes proporciones de hielo y polvo, así como diferentes distirbuciones en los tamaños de sus partículas. Los anillos planetarios pueden estar constituídos por restos de impactos sobre los satélites de los planetas.

    En cuanto a esas sombras dentadas de arriba, si los científicos han lanzado esa hipótesis preliminar sosteniendo que son siluetas de grupos transitorios de partículas temporalmente unidas por su propia gravedad, desconozco qué detalles y qué datos han aconsejado tal veredicto, sin embargo…”partículas unidas por su propia gravedad” se me hace un poco cuesta arriba y, los motivos, deberían ser otros muy distintos y más acordes con la lógica.

    En fin, como digo, no tenemos los datos para hacer una valoración pero, lo que sí es cierto es, que el fenómeno resulta curioso.

  • http://www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    Está claro que, aunque están relativamente cerca, de los planetas y lunas del Sistema Solar, nos queda aún cosas por descubrir, y, viendo la imagen que hoy se nos ha puesto aquí, no puedo substraerme a pensar en el Polvo de Encelado que unos dicen que tiene su origen en colisiones y condensación en las fracturas de “rayas de tigre” y otros argumentan que son los géiseres los que eyectan el gas y el polvo en penachos que han sido vistos por las sondas espaciales.

    Uno de los descubrimientos espectaculares de la nave Cassini fue el penacho de vapor de agua y partículas heladas (polvo) que se origina cerca del polo sur de la luna Encelado de Saturno. Pero los datos mostraban velocidades menores para los granos que para el vapor, cosa difícil de comprender. El vapor y el polvo están demasiado diluídos para que exista una interacción entre ellos, así que la diferencia debe de producirse por debajo de la superficie.

    En un trabajo, publicado en una edición de Nature, se presenta un modelo de condensación y crecimiento de los granos en canales de tamaños variables. Y demuestran que la colisión repetida entre granos, con reaceleración debida al gas, inducen una fricción efectiva, constituyendo así una explicación natural de la velocidad reducida de los granos.

    Este material que es impulsado al espacio desde la superficie de Encelado, algunos dicen que son los responsables de uno de los anillos de Saturno, ya que, dicho material, es capturado por la gravedad del planeta y ahí se queda girando a su alrededor formando un anillo planetario.

    Se dicen tantas cosas que… vaya usted a saber dónde está la respuesta correcta, para obtenerla, necesitamos más investigación acerca de los fenómenos que nuestros artilugios tecnológicos espaciales captan y son enviados a la Tierra para que aquí, los técnicos y científicos los analicen y dictaminen el resultado final que, a veces, como en el caso de las sombras dentadas, no es nada fácil.

  • http://www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    Me dejé por detrás un dato importante como que, Encelado se encuentra dentro del anillo E difuso de Saturno y, por tal motivo se cree que puede ser la fuente de las partículas del anillo.

  • odiseo

    Buenos días.

    No se sabe a ciencia cierta que es lo que constituye los anillos de Saturno, sería conveniente que la Cassini se situe más cerca de ellos y pueda mandar una información más precisa, aunque se cree que el hielo es uno de los elementos constituyentes de algunos de los anillos, “creo que no es hielo todo lo que reluce”. También se nos dice que hay partículas, algunas de las cuales pueden haberse producido por colisiones de algun satélite, u otros astros que se acercaron a la órbita de Saturno, es probable que sea la causa, pero no me deja de maravillar lo compactos que se ven los anillos, (al menos en la foto de hoy) parecen autopistas que los “saturninos” empleasen para visitar de lejos el ecuador de su planeta. En fin como dice Emilio a saber donde está la respuesta correcta, el porvenir dirá.

    Saludos a todas y todos.

  • http://qfwfqestuvoalli.wordpress.com/ Qfwfq

    ¿Cómo que no se sabe a ciencia cierta?. Se saben los componentes y tamaño de las partículas desde hace más de 100 años.

    Los componentes se averiguaron por análisis espectrográficos durante ocultaciones estelares. Se observa el espectro de la estrella sin ocultar, se observa cuando pasa tras los anillos, que son bastante transparentes, y la diferencia entre ambos es el espectro de cada anillo.

    Los tamaños de partículas se deducen de modelos dinámicos, ya que también sabemos la velocidad de giro de los anillos bastante bien.

    La Cassini ha estado muy cerca de los anillos, tanto como que en una arriesgadísima maniobra los atravesó para frenar al llegar a Saturno. Lo que no ha conseguido son fotos en las que se resuelvan las partículas. Si contase con una cámara como la HIRISE marciana, otro gallo cantaría.

  • Haplo

    Qué tal Emilio,

    Has citado los conocidos anillos de Saturno, Urano y Neptuno, pero no debemos olvidar que Jupiter también tiene anillos. A diferencia de los anillos de Saturno , que se ven claramente desde la Tierra, aún a través de pequeños telescopios, los anillos de Júpiter son muy difíciles de ver. Tan difícil que, de hecho, no fueron descubiertos sino hasta hace pocos años. En 1979, los anillos de Júpiter fueron descubiertos por la nave espacial Voyager 1 .

    El sistema de anillos de Júpiter está compuesto de tres secciones principales. El anillo más interno, similar a una nube, se llama anillo Halo. El siguiente es el Anillo Principal, que es muy estrecho y delgado. Más allá del Anillo Principal se encuentra el anillo Gossamer, casi transparente. Como lo muestra este diagrama, el anillo Gossamer consta de dos partes: el anillo Amaltea Gossamer (más cercano a Júpiter), y el anillo Tebe Gossamer.

  • Haplo

    Lo que no acabo de entender es, cómo teniendo al Hubble en órbita haciendo fotos majestuosas de galaxias y objetos a millones de AL, no es capaz de captar una imagen definitiva de algo tan cercano como los anillos de Saturno

  • Alfonso

    También lo citó.

  • http://www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    Está claro que sabemos lo que son los anillos y de qué están compuestos, ya lo dije arriba, sin embargo, la falta de conocimiento que aquí expresamos sólo está referida a esas lineas dentadas que, curiosamente, sólo aparece en uno de los anillos que, además, siendo totalmente negro en toda su superficie, curiosamente deja de serlo en el borde superior que se convierte en blanco y, a partir de ahí es cuando surgen las dichosas series de sombras cortas y dentadas que es, precisamente, el enigma que aquí se debate y no el de la composición de los anillos que son desde hace tiempo bien conocidos.

  • http://yahoo Raul el Chaqueño

    Hola a tod@s:
    Buena foto de la nave Cassini, yo mi inclino por lo que dice la traducción que la sombra proyectada en los anillos corresponde a un grupo transitorio de particulas unidas por su gravedad, porque si se observa en una ampliación de la foto el anillo exterior mas blanco tambien se ve sombras detadas mas pequeñas, este fenomeno se produce por la luz solar rasante en los añillos.-

  • http://qfwfqestuvoalli.wordpress.com/ Qfwfq

    Hay unas fotos estupendas de Saturno del Hubble, aquí tienes un vídeo de las más recientes:

    h t t p://videos.abc.es/informaciondecontenido.php?con=6236

    De todos modos, debes tener en cuenta el tamaño angular que ofrecen algunas de esas galaxias que mencionas, como la de ayer que tiende casi medio grado (28 minutos de arco), poco menos que la Luna llena, y Saturno, que son tan solo 20 segundos de arco vistos desde la Tierra.

  • http://www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    Pudiera ser que la resolución de este problema no estribe en la cercanía y en hacer una mejor o peor fotografía, sino que, el extraño suceso de las sombras dentadas pudieran estar en otros ámbitos en los que pudieran estar implicados la gravedad y otros elementos mecánicos de los movimientos implicados, también pueden tener algo que ver las temperaturas, etc.

    Como digo antes, se necesitan más datos.

  • http://qfwfqestuvoalli.wordpress.com/ Qfwfq

    Emilio, mi respuesta era al comentario de Odiseo.

    Por otra parte, la distribución de brillos de la imagen me parece bastante coherente con las condiciones de iluminación rasante que imperan en la imagen. Las crestas aparecen luminosas y el resto bastante en sombras. Si son partículas acretadas temporalmente, o una especie de rompiente en el límite exterior de ese anillo, esa es la incógnita.

    Siguiendo el enlace de “sombras más cortas y dentadas” se llega a la excelente página de Emily Lakdawalla, que nos aclara que estamos viendo el borde exterior del anillo B para la parte brillante, y la división de Cassini para la parte oscura, incluidos los anillos grisáceos que en ella se ven. También calcula la escala de la imagen, que le resulta de algo más de 7 km por pixel, y de ahí unos 100 km para la sombra más larga del borde dentado, de lo que deduce que debe tener una altura de unos 3 km sobre el plano del anillo. Es un tamaño algo mayor que el diámetro de algunas lunas de este planeta.

    El borde exterior del anillo B y la división de Cassini están esculpidos por ser órbitas resonantes con Mimas. La hipótesis de Emily es que estamos viendo estructuras formadas temporalmente por el paso de Mimas, y que con el tiempo ese mismo paso irá destruyendo. Se parece algo a lo de la rompiente que decía yo al principio, vaya, pero esta señora conoce bastante más que un servidor sobre dinámica planetaria.

  • Haplo

    Es verdad… sorry Emilio, no sé cómo me lo salté. De todas formas ya queda la información

  • Haplo

    Respuesta a Qfwfq en #11 (no permite más anidamientos)

    Efectivamente existen buenísimas fotos de Saturno por el Hubble, lo que me refería es a que, con la resolución que tiene el telescopio, y lo cerca que está Saturno (comparado con otros objetos) en las fotos deberían salir hasta los habitantes del planeta ;) … y mucho más la composición de los anillos. Quizás sea por lo que comentas de la inclinación, pero desde la Tierra hay épocas en que so observan perfectamente los anillos como para fotografiarlos en detalle (?)

  • Alfonso

    Cuándo una imagen se “magnifica”, se vuelve más tenue.Esto se debe a que la luz proveniente del objeto
    se extiende a lo largo de un área más grande. Si tratamos de ampliar la imagen demasiado,se vuelve tan
    tenue ocurriendo como los telescopios en tierra, que no vemos nada en absoluto.
    (Fuentes de la Nasa).

  • Haplo

    El diagrama al que me refería es este, sorry:

    (www).windows.ucar.edu/headline_universe/images/galileo_ringsbig.sp.jpg

  • Haplo

    Muchas gracias Alfonso por el aporte, pero sigo sin comprender el asunto. Hay filtros y otras técnicas para saltarse el problema que comentas. No sé… cosas mías :)

  • Isod

    Hombre, las fotos del Hubble de galaxias no siempre distinguen las estrellas puntuales que están en la galaxia. Sólo en las más cercanas. Las fotos de Saturno, por estar mucho más cerca, yo las veo muy precisas. Ahora, llegar a resolver los elementos individuales de los anillos de Saturno, quizás sea mucho pedir.

    Pensemos en las fotos que tenemos de los asteroides, especialmente de los que se van descubriendo recientemente, que deben ser más grandes que los componentes individuales de los anillos y están más cerca. La calidad de la imagen es escasa.

  • Alfonso

    haplo sigo erre que erre.El espejo del Hubble es de 2,5 mt de diámetro,comparado con otros telescopios terrestres
    no es gran cosa, ya que los más grandes parecen que son los de Hawai (Kecks I y II),superan los 8 mts de diámetro;
    Aún así creo que tendrían dificultades para observar un objeto del tamaño de un automóvil en la Luna.
    Tú mismo como yo,podríamos ver la galaxia de Andrómeda a simple vista, y sin embargo no podíamos distinguir la
    matrícula de un automóvil a la distancia de 100mt.
    Como verás tampoco me doy por vencido, no te extrañe que busque otras explicaciones si con ello aclaro tu duda.
    Saludos.

  • http://qfwfqestuvoalli.wordpress.com/ Qfwfq

    Haplo, el secreto está en lo que te he explicado más arriba del tamaño aparente: M101 28 minutos (ver imagen de ayer) contra Saturno 19 segundos. En la galaxia de ayer cabrían unas 90 imágenes del gigante de los anillos.

    Por más resolución que tenga el Hubble, no alcanza. Es un telescopio diseñado para tomar datos de galaxias, que son objetos que suelen tener un aspecto bastante extenso y poco brillantes, justo lo contrario que los planetas del Sistema Solar. Y por ahí andan las imágenes (por llamarlas de alguna manera) de Plutón y sus lunas.

  • http://www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    La simple duda que aquí se plantea hoy sobre el origen de unos picos que aparecen en unas sombras en uno de los anillos de Saturno, nos lleva a especular y a plantear hipótesis y teorias tratando de llegar al fondo del enigma. Todo ello, me lleva a pensar que el Universo está constituído de innemerables estrellas, planetas y otros objetos cosmológicos inmersos en las galaxias y, sobre todo, como ayer mismo pudimos constatar, por espacios y cuerpos con magnitudes inimaginables, el mismo Isod nos comentó de una amiga que, cuando le hablaba de estos números se encontraba fuera de contexto (como cualquiera diría yo).

    La Humanidad ha realizado profundas observaciones de este espacio y, con el transcurrir de los siglos, ha podido ir sustituyendo sus carencias naturales para acceder a lugares lejanos y mirarlos cara a cara, y, para ello, se ha valido de telescopios muy sofisticados t de sondas espaciales muy perfeccionadas que han viajado por regiones más o menos lejanas del espacio en busca de información y con la intención de rellenar los huecos de nuestra ignorancia sobre todas estas incognitas.

    Hemos examinado la radiación de los cuerpos celestes, también hemos podido estudiar la estructura de nuestro Sistema Solar, hemos llegado a comprender la producción de energía en las estrellas y de ello hemos podido derivar modelos de como pudo iniciarse el universo y de cómo se llegó a desarrollar.

    Es importante el hecho de que, nos hemos dado cuenta y hemos sido conscientes de que el ser humano no puede quedar al margen ni vivir aislado de todo lo que en el Universo pueda acontecer. Cualquier cosa que en él ocurra, cualquiera, nos puede de una u otra manera afectar, así que, estamos siempre a la caza de cualquier movimiento o situación extraña que llame nuestras atención por inusual y, sobre ella, lo queremos saber todo. Ese es el caso de hoy con esos puntos de sierra que aparecen en las sombras del anillo. Queremos saber a qué son debidas.

    Este Universo, es verdad que ofrece las mejores condiciones para el desarrollo de la vida pero, también lo es que ofrece las mejores condiciones para la aniquilación de la vida. Así que, cuanto mayores sean nuestros conocimientos relativos a nuestro entorno cósmico, tanto mejor comprenderemos no ya nuestra posición en él, sino que, además, sabremos salir al paso de cuestiones que nos podrían crear serios problemas. Ya sabemos que “Conocimiento es poder” y, en este caso concreto es el poder salvarnos de algo peligroso que por ahí fuera ronda.

    Con todos estos argumentos podemos comprender que, el empeño de la Humanidad por saber, por conocer, por adentrarse en el espacio profundo y mirar lo que allí pueda haber, no es sólo un impulso de curiosidad (que también) sino que, está aconsejado por la razón de preservar la especie y, de esa manera, todo esto impulsa la próxima gran aventura de la Humanidad que, sin que nada la pueda parar, llegará al espacio profundo utilizando todos los recursos a su alcance de los que yo destacaría en primer lugar… Su innegable ingenio para repentizar soluciones ante situaciones de cierta gravedad, un rasgo de imaginación que es intrinseco del humano y que, por mucho que lo queramos, nunca podrá tener un robot que estará limitado por un banco de datos que nunca le dajará actuar a su libre albedrío.

  • Delonix

    Buenos dias a todos,

    Lo que mas me ha gustado de la imagen de hoy, es que ha despertado comentarios muy tecnicos y muy ceñidos a la astronomia e imagen.

    Dejo una pregunta para el debate: como es que un objeto practicamente esferico (la luna Mimas) puede producir una sombra “puntiaguda” en los anillos? los anillos son casi planos (como para explicar una posible distorsion, o mas bien achatamiento de la sombra…) a alguien se le ocurre una explicacion?

    Tambien hay otro objeto para la duda: existe un circulo o semicirculo (una dona) en el cuadrante superior derecho. Sera una imagen producida por los lentes, o por la maquina fotografica?

    Gracias, saludos desde Santa Cruz, Bolivia,

    Delonix.

  • http://www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    Al estar presente Saturno, ¿cómo podríamos dejar de comentar sobre sus lunas? y, desde luego, al hablar de los sistemas de anillos planetarios, tampoco podemos ignorar que todos las planetas exteriores tienen sus anillos planetarios. Claaro que, el de Saturno, es el mayor y más llamativo del público en general al ser verdaderamente una visión espectacular la contemplación de este hermoso planeta que por su baja densidad, podría flotar en una piscina de enormes dimensiones.

    Los distintos anillos están constituidos (como dije esta mañana) por polvo, hielo y fragmentos rocosos. Es posible que sean restos de cometas y de asteroides y satélites del planeta que sometidos a un enorme bombardeo de cuerpos espaciales venidos de lejos, han levantado polvo y piedras que han ido a parar a esos anillos. Sus estructuras recuerdan a radios, ondas, trenzas y patrones de interferencia.

    Algunos podrían haber sido ocasionados por las fuerzas gravitatorias de los satélites de Saturno o de los asteroides próximos. No está nada claro todavía el origen de muchos de ellos. Los planetas exteriores tienen numerosos satélites , como si fueran pequeños sistemas planetarios. Hasta el momento quiero recordar que pasan de los 150. Los satélites más grandes de Júpiter son Io, Europa, Ganímedes y Calisto. La superficie de Europa está formada por hielo, en tanto que Io, con su superficie cubierta de azufre, es el cuerpo celeste con actividad volcánica más acusada de todo el sistema, con un diámetro de unos 5.260 Km. Calisto tiene una superficie intensamente poblada de cráteres.

    Titán es el más destacado de entre los satélites de Saturno. Es el segundo más grande de todo el Sistema Solar y posee una densa atmósfera de Nitrógeno. Se parece a la atmósfera original de la Tierra. Pero es mucho más frío dada la distancia que le separa del Sol. Un satélite de Urano, Miranda, está cubierto de cañones. Tritón satélite de Neptuno, tiene una tenue atmósfera, y su temperatura es de -235 ºC.

    Pero, finalmente, los satélites más interesantes son Europa, Encelado, Titán, Io y Ganímedes que, por distintas razones, tienen mucho que decirnos de lo que es el Sistema Solar y de lo que en él, podemos encontrar realmente.

    ¡Hay que seguir investigando! Son muchas las preguntas sin respuestas que podrían ser contestadas ahí, en esos planetas y, sobre todo, en esas lunas.

  • Edrick809

    Saludos a todos , esta imagen me ha causado gran curiosidad , mucha de la cual ya ha sido “calmada” por comentarios y aportes muy espesificos que han aportado ustedes,Saturno es por mucho el espectaculo mas grande de nuestro sistema solar la sonda cassini ya nos ha dado mucha informacion y nos dara mucho mas, los anillos de saturno son simplemente espectaculares y enigmaticos,con el tiempo y la informacion que nos dara cassini comprenderemos mejor a este grandioso vecino,muy sorpendentes esas sombras dentadas pricipalmente en este momento pues al estar los anillos en la posicion actual enseñando su delgado canto estos reciben la luz en menor cantidad debido a la posicion con respecto al sol, esta imagen tomada desde “arriba” de los anillos muestra la somabras dentadas que a mi parecer podrian ser la sombra de la particulas que estan en el borde de los anillos siendo estas las que , por la posicion actual de estos reciben mas luz, tengo el diagrama de lo que quiero decir en la mente pero no se si lo he expuesto de manera clara… De todos modos esta imagen ha “encendido” las ideas y eso es lo bueno de imagenes como esta…

    Gracias…

  • http://qfwfqestuvoalli.wordpress.com/ Qfwfq

    Hola Delonix.

    la luz en esta imagen incide en un ángulo muy oblicuo, casi paralela al plano de los anillos. La sombra de un objeto esférico envuelve un volumen con forma de cilindro, con su eje en dirección al foco de luz. Un cilindro al intersecarse con un plano no perpendicular ni paralelo a su eje, dibuja una elipse. Lo que se ve en la imagen es una elipse, lo que ocurre es que muy excéntrica, y por eso tiene un aspecto casi “picudo”.

    El círculo que se ve ahí arriba parece una mota de polvo en el sensor o en las lentes, sería cuestión de ver si también aparece en otras imágenes de esta misma cámara.

    ¿os habéis fijado que en la zona vacía de la División de Cassini se ve un puntito? Tengo la duda sobre si será una luna o una estrella del fondo. Por lo que tengo entendido sobre el porqué de esta división, debería ser lo segundo, ya que Mimas no “deja” a nadie ocupar esa órbita.

  • Haplo

    Preguntando, preguntando se llega al entendimiento :) . Queda claro ahora Qfwfq. Muchas gracias a tí y a los demás por las diversas explicaciones sobre el asunto

  • Haplo

    Hombre, no es que siga “erre, que erre”, es que es un tema que me intriga y sé que alguna explicación tiene que tener, y que de hecho tiene como ya comente en #27 tras la explicación de Qfwfq.

    Creo que es mejor preguntar, con cierta lógica, aquello que nos intriga a gente que sabes que te puede responder, que quedarte con la duda. De todas formas, muchas gracias por la aclaración, queda todo mucho más claro

  • http://www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    Ahí, en los anillos, tenemos un ejemplo claro de lo que denominamos gravedad superficial que está referido al valor de la aceleración adquirida por un objeto que cae libremente cerca de la superficie de un cuerpo celeste. Si el cuerpo está rotándo (como es el caso de Saturno), debe tenerse en cuenta el efecto de la fuerza centrífuga sobre el objeto.

    Claro que, siendo así, no podemos dejar de lado lo que se denomina aceleración en caída libre que es la aceleración que exsperimenta un objeto que cae libremente en un campo gravitacional, también conocida como aceleración debido a la gravedad. Su valor medio en la superficie de la Tierra es de 9,807 m/s2; este valor varía ligeramente con la latitud, debnido a que la Tierra no es perfectamente esférica.

    La aceleración debida a la gravedad en la superficie de un cuerpo puede calcularse mediante la fórmula g=GM/r2, donde M es la masa del cuerpo, R es su radio y G es la constante de gravitación universal. También podríamos tener presente que, en cierto momento, puede haber un ritmo de cambio de la velocidad angular de un cuerpo en rotación, o de la velocidad angular de un objeto celeste en óbita alrededor de otro cuerpo.

    LO que no estoy muy seguro es de que aquí, en la rotación de los anillos alrededor de Saturno, se pueda producir ese fenómeno conocido como aceleración secular que es una perturbación en el movimiento orbital de un cuerpo que es acumulativa, aumentando a un ritmo proporcional al cuadrado del tiempo. Dicho efecto existe en la órbita de la Luna alrededor de la Tierra, haciendo que la Luna se aleje lentamente del planeta, lo que, seguramente, no será el caso de los anillos que siempre están ahí en la misma configuración rotatoria alrededor del planeta Saturno.

  • http://qfwfqestuvoalli.wordpress.com/ Qfwfq

    Lo que sí parece pertenecer a la estructura de los anillos es el pequeño trazo radial que se ve en el anillo B un poco más abajo de la mota que mencionamos. Las formas radiales en los anillos es algo que todavía no se entiende bien por qué se producen, si bien en este caso podría tratarse también de una sombra muy alargada debida a las especiales condiciones de iluminación.

  • http://qfwfqestuvoalli.wordpress.com/ Qfwfq

    Emilio dijo “…no será el caso de los anillos que siempre están ahí en la misma configuración rotatoria alrededor del planeta Saturno.”

    Conviene aclarar que esto no está convenido así. La experiencia y los modelos demuestran que los componentes de los anillos van cayendo sobre el planeta, o bien van siendo expulsados al espacio exterior. Es necesaria una fuente que vaya alimentando continuamente de material nuevo a los anillos. Lo más probable es que sean las múltiples lunas las encargadas de esta tarea, pero es algo que aun está por demostrar. Hay hipótesis que afirman que los enormes anillos de Saturno, comparados con los de los otros gigantes gaseosos, son una simple casualidad, que tendrán una vida efímera (hablando en escalas planetarias) y terminarán desapareciendo engullidos por el planeta. Y nosotros, que tenemos la tremenda suerte de estar aquí para verlos. ¿Principio antrópico de nuevo?

  • http://www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    Esta mañana dejé un apunte rápido y de pasada para completar otro anterior, y, se refería al anillo E de Satrno. En este punto quisiera completar diciedo que, se llaman arcos de anillo a los anillos planetarios que son considerablemente más débiles o discontinuos a lo largo de parte de su longitud.

    Precisamente, el anillo F de Saturno, un anillo muy fino situado en el exterior del anillo A descubierto por las sondas Voyager, tiene áreas brillantes en él. Y, se dice que, el anillo podría haberse formado y estar nutrido de partículas por los géiseres de Encelado.

    Era sólo una pequeña aclaración para completar lo que esta mañana deje a medias.

  • Anndy

    Sería interesante que se pudieran hacer tomas mas cercanas a los anillos de Saturno, observando esas extrañas sombras en los anillos parece difícil creer que sabemos más de galaxías y nebulosas que estan a cientos y miles de millones de años luz que de nuestro sistema solar, Saturno es el planeta que a la mayoría siempre nos encanta observar debido a sus anillos…

    Saludos desde Guatemala…

  • http://www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    Discutiendo o comentando estas cuestiones en nuestro tiempo, si miramos atrás, nos damos cuenta de lo tortuoso del camino recorrido hasta llegar aquí. Aristarco de Samos (h.320-h. 250 a.C.), por ejemplo, matemático y astrónomo griego que trató de calcular los tamaños y las distancias del Sol y la Luna, estableciendo que el Sol era mucho mayor que la Tierra y mucho más lejano que la Luna.

    A Aristarco le debemos la primera teoría heliocéntrica. Colocó al Sol en el centro de la órbita terrestre, y a las estrellas fijas en una esfera situada a gran distancia del Sol. La teoría tuvo poco apoyo a que se tenía en gran estima la teoría geocéntrica de Aristóteles, aunque también porque no gustaba la idea de que la Tierra estaba en movimiento. Ya podeis recordar que, muchos siglos después, la Iglesia mandó retirar de los lugares públicos todos los libros que dijeran que la Tierra se movía.

    ¡Qué tiempos!

    Menos mal que todo aquello paso, que la lógica se impuso y que se atienden más a los hechos conprobados que a los veredictos emitidos por los santones de turno que, generalmente, van encaminado hacia su propio beneficio.

  • Haplo

    Siempre creí que el caso que comentas de la sombra de la esfera, es en caso particular de que los rayos de luz sean perpendiculares al circulo que proyecta la esfera. Si la luz es puntual, el volumen encerrado es un tronco de cono, con una sombra redonda en planos perpendiculares al eje de ese cono y una elipse en planos oblicuos al eje del cono. Pero en cualquier saso es lo mismo, la luz incide tan rasante sobre el anillo que proyecta una elipse muy excéntrica.

    En cuanto a lo del punto de luz, yo también me inclino a pensar que es una estrella, aunque bien pudiese ser un pixel erróneo de la foto

  • Haplo

    “Eppur si muove”

    Que significa la testarudez de la ciencia ante hechos comprobados y ante los actos de fe. Al final se impone la verdad, por mucho que, en cada tiempo concreto, esta se quiera tapar de distintas formas.

  • http://www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    Al hablar de estos temas, considerar la situación de los objetos que circulan formando los anillos de Saturno, se me ha ocurrido si alguna vez, alguno de esos objetos ha podido dejar el grupo y salir despedido de su lugar giratorio a mayor velocidad con la asistencia de la gravedad que le proporciona el mismo planeta.

    La idea me ha llegado al recordar que la técnica consistente en utilizar el campo gravitacional y la velocidad orbital de un planeta para alterar la trayectoria y la velocidad de una nave espacial; también conocida como ti´rón gravitacional. A medida que la nave hace un fly-by en el planeta, su dirección de movimiento se altera y adquiere una velocidad adicional por la velocidad orbital del planeta.

    La técnica fue utilizada por primera vez por el Mariner 10, que sobrevoló Venus en su camino a Mercurio en 1974. Las dos sondas Voyager realiaron fly-bys en Júpiter, acortando considerablemente el tiempo invertido en llegar a Saturno y Urano para llevarla hasta Neptuno. Otras sondas que usaron asistencias de la Gravedad fueron Giotto, Galileo y Ulisses.

    ¡Qué cosas! De nuevo la imaginación de nuestra especie en marcha, con tal de conseguir lo que quiere, son capaces de inventar… Cualquier cosa por increíble que esta nos pueda parecer en un pri,mer momento.

  • http://www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    Está claro que, sin la sonda espacial, enviada a Saturno y de nombre Cassini, careceríamos de muchos de los datos e imágenes de las que ahora podemos disponer para emitir juicios con el conocimiento de causa suficiente sobre ciertos easpectos del planeta y de sus satélites. También, como no, de su sistema de anillos.

    La sonda construída conjuntamente por la NASA, la ESA y la Agencia Espacial Italiana, consistente en dos partes, el orbitador Cassini y la sonda Huygens, que sería liberada en la atmósfera del satélite más grande de Saturno, Titán. El orbitador Cassini estudiaría la atmósfera, los satélites y los anillos de Saturno, mientras que la Huygens medirá las condiciones atmósféricas y superficiales de Titán durante su descenso.

    Cassini se lanzó en Octubre de 1997 y llegó a Saturno en junio de 2004, desarrollando dos fly-bys en Venus y uno en la Tierra y Júpiter para coger impulso.

    Del servicio prestado por ambos artilugios, todos tenemos cumplida cuenta. La misma imagen de hoy nos da un buen ejemplo del impagable servicio prestado a la Humanidad para que ésta conozca lo que de otra manera, no habría podido conocer.

  • http://www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    Una curiosidad.

    ¿Sabían ustedes que, existe una Nebulosa planetaria, de magnitud 8, situada a 3.000 a.l. en Aquarius, que lleva el nombre de Nebulosa de Saturno y, como éste, su forma es similar a la Saturno con sus anillos?

    Parece que, en el Universo, todo se repite.

  • Haplo

    Yo no la conocía, muchas gracias por acercárnosla Emilio. Hay que echarle un poco de imaginación para sacarle el parecido con saturno, pero un dato curioso que pone la Wiki es que es la primera nebulosa planetaria catalogada como tal.

    Saludos

  • http://www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    AÑO INTERNACIONAL DE LA ASTRONOMÍA. EN ESPAÑA, AIA-IYA2009

    En un comentario que anteriormente dejé por aquí, finalizaba con la afirmación de que la NASA y la ESA están trabajando en una nueva generación de proyectos que podrían utilizar tecnologías de nuevo cuño. Sin embargo, lo más seguro es que, finalmente, dado el alto coste de estas misiones, se fusionen en un Proyecto verdaderamente global.

    Sería una colaboración entre todos los expertos de renombre que hay en la Tierra para buscar la prueba de que no estamos solos en el Universo –Gaia en su conjunto buscando otras Gaias- El Proyecto de la Agencia Espacial Europea se conoce como el proyecto Darwin, pero también se denomina de una manera más prosaica, Interferómetro Espacial de Infrarrojos (IRSI = Infrared Space Interferometer); equivalente al de la NASA denominado Terrestrial Planet Zinder (TPF). Los dos proyectos funcionarán según los mismos principios.

    Sin embargo, por sorprendente que pueda parecer, especialmente después de ver las imágenes de la Tierra tomadas desde el espacio, en las cuales ésta aparece como una brillante bola azul y blanca sobre un fondo oscuro, la luz visible no ofrece las mejores perspectivas para detectar directamente otros planetas similares a la Tierra. Esto es así por dos razones:

    En primer lugar, la luz visible que se recibe desde un planeta como la Tierra es en esencia el reflejo de la luz procedente de su estrella progenitora, por lo que no sólo es relativamente débil, sino que resulta muy difícil de captar a distancias astronómicas sobre el fondo iluminado por el resplandor de dicha estrella.

    En segundo lugar, del tipo de la Tierra alcanzan en realidad su brillo máximo en la parte de rayos infrarrojos del espectro electromagnético, por el modo en que la energía absorbida procedente del Sol vuelve a irradiarse en la zona de infrarrojos de dicho espectro, con longitudes de onda más largas que las de la luz visible.

    En una longitud de onda de unas pocas micras, la Tierra es el planeta más brillante del Sistema solar y destacaría como un objeto impactante si se utilaza cualquier telescopio de infrarrojos suficientemente sensible situado en nuestra proximidad estelar. El problema es que, dado que la radiación de infrarrojos es absorbida por los propios gases de la atmósfera terrestre, como el dióxido de carbono y el vapor de agua, que son lo que nos interesa descubrir, el telescopio que se utilice para buscar otros planetas como la Tierra tendrá que ser colocado en las profundidades del espacio, lejos de cualquier fuente potencial de contaminación. También tendrá que ser muy sensible, lo que significa muy grande. De ahí que estemos hablando de un proyecto internacional muy caro que tardará décadas en llevarse a buen puerto haciéndolo una realidad.

    La sola presencia de gases como el dióxido de carbono y el vapor de agua no es suficiente como un signo de vida, pero sí de la existencia de planetas del tipo de la Tierra en el sentido de que tendrían una atmósfera como Venus y Marte, mientras que, en particular, la presencia de agua indicaría la probabilidad de que existiera un lugar adecuado para la vida.

    En realidad, cuando se estudian de forma detenida y pormenorizada los mecanismos del Universo, podemos ver la profunda sencillez sobre la que este se asienta. Los objetos más complejos del Universo conocido son los seres vivos, como, por ejemplo, nosotros mismos.

    Estos sistemas complejos están hechos de las materias primas más comunes que existen en Galaxias como la Vía Láctea. En forma de aminoácidos estas materias primas se ensamblan de manera natural, dando lugar a sistemas autoorganizadores donde unas causas subyacentes muy sencillas pueden producir complejidad en la superficie, como en el caso del tigre y sus manchas. Finalmente, con el fin de detectar la presencia de esta complejidad máxima de unos sistemas universales no necesitamos ninguna prueba sofisticada para distinguir la materia viva de la materia “inerte”, si no únicamente las técnicas más sencillas (aunque asistidas por tecnologías altamente avanzadas) para identificar la presencia de uno de los compuestos más simples del universo: El oxígeno.

    El caos y la complejidad se combinan para hacer del universo un lugar muy ordenado que es justo el entorno adecuado para formas vivas como nosotros mismos. Como dijo Stuart Kauffman, “en el universo estamos en nuestra propia casa”. Sin embargo, no es que el universo se haya diseñado así para beneficiarnos a nosotros. Por el contrario, lo que sucede es que estamos hechos a imagen y semejanza del universo. No podemos olvidar que somos parte de él, venimos del material fabricado en las estrellas.

    Planteémonos una simple pregunta: Dadas las condiciones que imperaban en la Tierra hace cuatro mil millones de años, ¿qué probabilidades había de que surgiera la vida?

    No basta con responder que “la vida era inevitable, puesto que nosotros estamos aquí “. Obviamente, la vida sí se inició: nuestra existencia lo demuestra. Pero ¿tenía que iniciarse? En otras palabras, ¿era inevitable que emergiera la vida a partir de un combinado químico y radiado por la energía interestelar y después de millones de años?

    Nadie conoce una respuesta exacta a esta pregunta. El origen de la vida, según todos los indicios y datos con los que hoy contamos, parece ser un accidente químico con una alta probabilidad de reproducirse en otros lugares del Universo que sean poseedores de las condiciones especiales o parecidas a las que están presentes en nuestro planeta.

    Pero la vida, no consiste solo en ADN, genes y replicación. Es cierto que, en un sentido biológico estricto, la vida está simplemente ocupada en replicar genes. Pero el ADN es inútil por sí sólo. Debe construir una célula, con todas sus sustancias químicas especializadas, para llevar a cabo realmente el proceso de replicación. En las denominadas formas de vida superior debe construir un organismo completo para que tenga todos los requisitos exigidos para que pueda replicarse. Desde la perspectiva de un genoma, un organismo es una manera indirecta de copiar ADN.

    Sería muy laborioso y complejo explicar aquí de manera completa todos y cada uno de los pasos necesarios y códigos que deben estar presentes para formar cualquier clase de vida. Sin embargo, es necesario dejar constancia aquí de que los elementos necesarios para el surgir de la vida sólo se pueden fabricar en el núcleo de las estrellas y en las explosiones de supernovas que pueblan el universo para formar nebulosas que son los semilleros de nuevas estrellas y planetas y también de la vida.

    El surgir de la vida en nuestro Universo puede ser menos especial de lo que nosotros pensamos, y, en cualquier lugar o región del Cosmos pueden estar presentes formas de vida en condiciones que para nosotros podría ser como las del infierno.

    Hace varias décadas, los biólogos quedaron sorprendidos al descubrir bacterias que vivían confortablemente a temperaturas de setenta grados Celsius. Estos microbios peculiares se encontraban en pilas de abonos orgánicos, silos e inclusos en sistemas domésticos de agua caliente y fueron bautizados como termófilos.

    Resultó que esto era sólo el principio. A finales de los años setenta la nave sumergible Alvin, perteneciente al Woods Hole Océano Graphic Institute, fue utilizada para explorar el fondo del mar a lo largo de la Grieta de las Galápagos en el océano Pacífico. Este accidente geológico, a unos dos kilómetros y medio bajo la superficie, tiene interés para los geólogos como un ejemplo primordial de las chimeneas volcánicas submarinas conocidas como “húmeros negros “. Cerca de un humero negro, el agua del mar puede alcanzar temperaturas tan altas como trescientos cincuenta grados Celsius, muy por encima del punto de ebullición normal. Esto es posible debido a la inmensa presión que hay en dicha profundidad.

    Para asombro de los científicos implicados en el proyecto Alvin la región en torno a los húmeros negros de las Galápagos y otros lugares de las profundidades marinas resultó estar rebosante de vida. Entre los moradores más exóticos de las profundidades había cangrejos y gusanos tubulares gigantes. También había bacterias termófilas ya familiares en la periferia de los húmeros negros. Lo más notable de todo, sin embargo, eran algunos microbios hasta entonces desconocidos que vivían muy cerca de las aguas abrasadoras a temperaturas de hasta ciento diez grados Celsius. Ningún científico había imaginado nunca seriamente que una forma de vida pudiera soportar calor tan extremo.

    Igualmente se han encontrado formas de vida en lugares de gélidas temperaturas y en las profundidades de la tierra. Así mismo, la NASA ha estado en un pueblo de Huelva para estudiar aguas con un PH imposible para la vida y cargada de metales pesados que, sin embargo, estaba rebosante de vida. El proyecto de estos estudios se denomina P-TINTO, ya que, las aguas a las que nos referimos son precisamente las del Río Tinto, llenas de extremófilos.

    La anterior reseña viene a confirmarla enorme posibilidad de la existencia de vida en cualquier parte del universo que está regido por mecanismos iguales en cualquiera de sus regiones, por muchos años luz que nos separen de ellas. En comentarios anteriores dejamos claro que las Galaxias son lugares de autorregulación, y, podríamos considerarlos como organismos vivos que se regeneran así mismos de manera automática luchando contra la entropía del caos de donde vuelve a resurgir los materiales básicos para el nacimiento de nuevas estrellas y planetas donde surgirá alguna clase de vida.

    La idea de que la vida puede tener una historia se remonta a poco más de dos siglos. Anteriormente, se consideraba que las especies habían sido creadas de una vez para siempre. La vida no tenía más historia que el Universo. Sólo nosotros, los seres humanos, teníamos una historia. Todo lo demás, el Sol y las estrellas, continentes y océanos, plantas y animales, formaban la infraestructura inmutable creada para servir como fondo y soporte de la aventura humana. Los fósiles fueron los primeros en sugerir que esta idea podía estar equivocada.

    Durante cerca de tres mil millones de años, la vida habría sido visible sólo a través de sus efectos en el ambiente y, a veces , por la presencia de colonias, tales como los extremófilos que asociaban billones de individuos microscópicos en formaciones que podrían haber pasado por rocas si no fuera por su superficie pegajosa y por sus colores cambiantes.

    Toda la panoplia de plantas, hongos y animales que en la actualidad cubre el globo terrestre con su esplendor no existía. Sólo había organismos unicelulares, que empezaron con casi toda seguridad con bacterias. Esa palabra, “bacteria”, para la mayoría de nosotros evoca espectros de peste, enfermedades, difteria y tuberculosis, además de todos los azotes del pasado hasta que llegó Pasteur. Sin embargo, las bacterias patógenas son sólo una pequeña minoría, el resto, colabora con nosotros en llevar la vida hacia delante, y, de hecho, sin ellas, no podríamos vivir. Ellas, reciclan el mundo de las plantas y animales muertos y aseguran que se renueve el carbono, el nitrógeno y otros elementos bioquímicos.

    Por todas estas razones, podemos esperar que, en mundos que creemos muertos y carentes de vida, ellas (las bacterias) estén allí. Están relacionadas con las primeras formas de vida, las bacterias han estado ahí desde hace cerca de 4.000 millones de años, y, durante gran parte de ese tiempo, no fueron acompañadas por ninguna otra forma de vida.

    Pero, ¿No estamos hablando del Universo? ¡Claro que sí! Hablamos del Universo y, ahora, de la forma más evolucionada que en él existe: Los seres pensantes y conscientes de SER, nosotros los humanos que, de momento, somos los únicos seres inteligentes conocidos del Inmenso Universo. Sin embargo, pensar que estamos solos, sería un terrible y lamentable error que, seguramente, nos traería consecuencias de difícil solución.

    Hay que pensar seriamente en la posibilidad de la vida extraterrestre que, incluso en nuestra propia Galaxia, podría ser muy abundante. Lo único que necesitamos es ¡Tiempo!

    Tiempo para poder avanzar en el conocimiento que nos lleve, por ejemplo, a poder aprovechar la energía de objetos cosmológicos que están ahí produciéndola sin cesar y sin que nadie aproveche tan inmensa fuente. Cuando eso llegue, estaremos preparados para dar el salto hacia las estrellas, y, allí, nos esperan sorpresas que ahora, ni podemos sospechar.

    Pero, por otra parte, nuestra imaginación, es casi tan grande como el Universo mismo, y, ¡cuando de verdad, nos ponemos a pensar! Cualquier cosa será posible, dentro de los límites impuestos por el propio Universo.

    En todo el Universo siempre es lo mismo, rigen las mismas leyes, las mismas fuerzas y las mismas constantes universales que ayer mismo quedaron explicadas aquí, e, igualmente, en todas partes está presente la misma Materia, la que podemos ver y la que se nos oculta, las dos variantes están por todas partes distribuídas la una en enormes ´supercúmulos de galaxias que en sí misma son pequeños universos y, la otra, permeando todo ese espacio que creemos vacío y que, en realidad, está lleno a rebosar.

    T
    O
    D
    O Las Cuatro Fuerzas Fundamentales
    El Espacio-tiempo
    Quarks
    Nucleones
    Núcleos
    Átomos
    Moléculas
    Sustancias
    Cuerpos
    Planetas (Vida)
    Estrellas
    Galaxias
    Cúmulos de galaxias

    ¡El Universo!

  • http://www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    La astronomía es el estudio de los cuerpos celestes, sus movimientos, los fenómenos ligados a ellos, y es, sin duda, la ciencia más antigua. Puede decirse que nació con el hombre y que está íntimamente ligada a su naturaleza de ser pensante, a su deseo de medir el tiempo, de poner orden en las cosas conocidas (o que cree conocer), a su necesidad de hallar una dirección, de orientarse en sus viajes, de organizar las labores agrícolas o de dominar la naturaleza y las estaciones y planificar el futuro.

    Los hallazgos arqueológicos más antiguos muestran sorprendentes contenidos astronómicos. Stonehenge se construyó sobre conocimientos astronómicos muy precisos. También se desprende una función astronómica de la disposición de los crómlech y monolitos bretones, los trilitos ingleses, las piedras y túmulos irlandeses, la medicine Wheel de los indios norteamericanos, o la Casa Rinconada de los indios anasazi. Es evidente la importancia astronómico-religiosa de los yacimientos mayas de Uaxactun, Copán y Caracol, de las construcciones incas de Cuzco o de Machu Picchu, así como la función exquisitamente científica de antiguos observatorios astronómicos indios, árabes o chinos.

    Cuanto más avanzan los estudios arqueoastronómicos más numerosas son las pruebas de los conocimientos astronómicos de nuestros antepasados y más retrocede la fecha en que estos comenzaron. El último indicio relaciona el estudio del cielo con las pinturas rupestres de Lascaux. Tanto si este descubrimiento es válido como si no, es indudable que la contemplación del cielo nocturno ha suscitado admiración, temor e interrogantes desde la noche de los tiempos ¿Cuál es la naturaleza de los cuerpos celestes? ¿Por qué se mueven? ¿Cómo se mueven? ¿Interaccionan entre sí? Perro sobre todo, ¿influyen en la Tierra y en el destino de sus habitantes? ¿Podemos prever dichos efectos y leer el futuro en el movimiento de los planetas? Todas las civilizaciones de todas las épocas han hallado sus propias respuestas a estas preguntas y a otras similares, y a menudo se ha tratado de respuestas relacionadas con complejos mitos cosmológicos.

    LOS PRIMEROS ASTRÓNOMOS A ARISTÓTELES

    Los primeros astrónomos fueron los sumerios, quienes dejaron constancia escrita de su historia en tablillas de arcilla. Pero no fueron los primeros que apreciaron que ciertos puntos luminosos de la bóveda celestes desplazaban con el paso del tiempo, mientras que otros permanecían fijos.

    En la actualidad la distinción que hicieron entre “estrellas fijas“ y “ estrellas errantes “ ( en griego se llamarían “ planetas “ ) puede parecer banal, pero hace 6.000 o 8.000 años este descubrimiento fue un acontecimiento muy significativo.

    Distinguir a simple vista, sin la ayuda de instrumentos, un planeta de una estrella y reconocerlo cada vez que, transcurrida ciertas horas, vuelve a aparecer en el cielo no es ninguna nimiedad. Los incrédulos pueden comprobarlo: sin saber nada de astronomía , sin ningún instrumento, bajo un cielo repleto de estrellas como esos que ya sólo se ven en lugares aislados o en mitad del mar, no es fácil distinguir Marte de Júpiter o de Saturno.

    Admitamos que se consigue. Ahora, noche tras noche, hay que encontrar esa misma lucecita en movimiento, seguir su recorrido y volver a identificarla cada vez que reaparezca tras una larga ausencia. En el mejor de los casos, se necesitará mucho tiempo y paciencia antes de empezar a tomar conciencia de la orientación, y es muy probable que la mayoría no lo consiga.

    A pesar de esas dificultades evidentes, todos los pueblos, por antiguos que fueran conocían muy bien los movimientos de los astros, tan regulares que espontáneamente hablaron de “mecánica celeste“ cuando empezaron a usar las matemáticas para describirlos. Si los sumerios fueron los primeros en medir con exactitud los movimientos planetarios y en prever los eclipses de Luna organizando un calendario perfecto, los que mejor usaron la imaginación para llegar a las explicaciones teóricas que no dependieran sólo de la tecnología fueron los griegos.

    En el siglo VI a.C., tras milenios en los que la obra de un dios bastaba para explicarlo todo, se empezó a buscar una lógica en el orden natural que relacionara los fenómenos. Los filósofos naturalistas fueron los pioneros en afirmar la posibilidad del hombre de comprender y describir la naturaleza usando la mente. Era, en verdad, una idea innovadora.

    Los primeros “científicos“ se reunieron en Mileto. Tales, Anaximandro y Anaxímenes hicieron observaciones astronómicas con el gnomon, diseñaron cartas náuticas, plantearon hipótesis más o menos relacionadas con los hechos observados referidas a la estructura de la Tierra, la naturaleza de los planetas y las estrellas, las leyes seguidas por los astros en sus movimientos. En Mileto, la ciencia, entendida como interpretación racional de las observaciones, dio los primeros pasos.

    Por supuesto, la mayor parte de la humanidad continuaba creyendo en dioses y espíritus… como ahora. A pesar de que esta nueva actitud filosófica frente al mundo sólo fuera entendida durante siglos por una élite de pensadores, la investigación racional de la naturaleza ya no se detendría jamás.

    En el siglo VI se constituyó la escuela pitagórica. En un ambiente de secta, Pitágoras y otros filósofos creyeron que el mundo estaba ordenado por dos principios antagónicos: lo finito (el bien, el cosmos y el orden) y lo infinito (el mal, el caos y el desorden). Sus estudios matemáticos tenían un valor mágico y simbólico: Pitágoras descubrió relaciones numéricas enteras tras cada armonía formal y musical y, dado que la música es armonía de los números, la astronomía era armonía de las formas geométricas.

    Incluso Aristóteles (384-322 a.C.), considerado en la Edad Media el máximo referente del saber, no sólo se apropió de esta idea de perfección celeste, sino que encontró una “explicación“de por qué las cosas debían ser así. La Tierra, lugar “de lo bajo“donde convergen tierra y agua (dos de los cinco elementos que formaban el universo), sólo podía hallarse en el centro del Universo. El aire y el fuego quedaban “arriba “, sus lugares naturales. El éter, el quinto elemento desconocido para los hombres, formaba los cuerpos celestes, que por naturaleza se movían en círculo, transportados por un sistema de 55 esferas concéntricas constituidas de un cristal especial, incorruptible y eterno.

    En torno a la Tierra inmóvil giraban la Luna, Mercurio, Venus, el Sol, Marte, Júpiter, Saturno y la última esfera de las estrellas fijas, mantenida en movimiento por el amor del “divino motor inmóvil “. Esta última esfera es la que establecía el ritmo del día y la noche y transmitía un movimiento uniforme y circular a todo el sistema de esferas. Según la teoría, a medida que nos aproximamos a la Tierra el movimiento se degrada y, por debajo de la esfera de la Luna, los movimientos son rectilíneos. Aquí la mezcla continua de los cuatro elementos fundamentales daba origen a todas sustancias conocidas. Era una explicación que convenció durante mucho tiempo y que armonizaba misticismo y física, mecánica celeste y fantasía.

  • http://www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    SIGUEN LOS GRIEGOS

    El prestigio y la fama que Aristóteles conquistó en otros campos (filosofía, política, economía, física, metafísica y ciencias naturales) contribuyeron al éxito de esta idea geocéntrica del universo. No cabe duda de que en el siglo IV a.C. ya se sabía que para explicar los movimientos de los astros había que utilizar al menos dos tipos de sistemas geocéntricos y un sistema heliocéntrico. Para obtener la información necesaria para gobernantes, agricultores o navegantes bastaba con poder “prever“ los fenómenos celestes e identificar las configuraciones astrales hallando los planetas en su órbita. Las hipótesis sobre las causas de todo lo que se observaba eran investigaciones filosóficas, carentes de pruebas concretas. Así, muchos expertos lanzaron hipótesis sobre el universo, su estructura y sus mecanismos…A veces eran fantasías, pero otras fueron intuiciones correctas.

    Hubo quien incluso decidió medir. Aristarco de Samos (310-230 a.C.) fue el primer astrónomo genuino de la historia. No sólo sus convicciones eran lógicas y correctas, como se demostró más tarde, sino que fue el primero en usar instrumentos matemáticos para investigar el cosmos. Estaba convencido de que la Tierra giraba alrededor del Sol permanecía inmóvil en el centro de la esfera estelar y que esta también era inmóvil. Dado que no conseguía observar efectos de paralajes estelares, dedujo que las estrellas se encontraban a una distancia enorme de la Tierra. Entonces intentó medir la enormidad de dicho espacio estableciendo la distancia Tierra-Sol en función de la Tierra-Luna y, para ello, se basó en la medida de los ángulos y en simples cálculos geométricos. Descubrió que la Luna se halla a 30 diámetros terrestres de nuestro planeta y que el Sol está 19 veces más lejos (1.140 diámetros terrestres). Ahora sabemos que son datos erróneos a causa de leves inexactitudes de las medidas “a ojo “, pero esta diferencia no resta un ápice a la importancia conceptual y filosófica del enfoque. Era la primera vez en la historia que alguien intentaba aumentar sus conocimientos sobre el Universo de forma experimental, es decir, usando la lógica, las leyes matemáticas y geométricas conocidas, observando y midiendo. Es un enfoque moderno de un complejo problema astronómico.

    Erastóstenes de Cirene (276-194 a.C.) procedió de forma semejante. Con un sencillo y genial cálculo matemático halló las dimensiones de nuestro planeta: el meridiano terrestre equivale a, unos 39.400 km (un valor sorprendentemente cercano al valor medio, establecido en 40.009 km).

    Hiparco (188-125 a.C.) también fue un atento e inteligente observador. Compiló un catálogo de 1.080 posiciones estelares y comparó sus observaciones con las realizadas 154 años antes por Timocaris. Así descubrió la precisión de los de equinoccios y cuantificó este lentísimo desfase de la eclíptica respecto al ecuador en unos 47 minutos al año (un valor muy parecido al calculado hoy: 50,1 minutos).

    Y si la Tierra era inmensa, el Sol debía de serlo aún más. Así, el espacio asumió dimensiones incalculables. Pocos escogidos eran capaces de asimilar y aceptar estas afirmaciones revolucionarias. Quizá por ello, después de Hiparco no sucedió nada más durante 300 años. Resultaba más sencillo dar por válidas las teorías del gran Aristóteles.

  • http://www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    DE TOLOMEO A COPÉRNICO

    Sin embargo, con el paso del tiempo, las ideas de Aristóteles empezaron a agrietarse bajo la ingente cantidad de observaciones acumuladas. Los planetas observados tenían movimientos inexplicables respecto a la esfera celeste: disminuían la velocidad, volvían a moverse en el sentido “correcto“dibujando a veces anillos…Era necesario revisar el modelo aristotélico. Y de ello se encargó Claudio Tolomeo (100 a.C.-170d.C.). Este afirmó que la Tierra era esférica y que estaba en el centro del Universo; que el cielo, también esférico, rotaba alrededor de un eje fijo movido por una esfera exterior carente de estrellas, como decía Aristóteles. Pero para explicar los equinoccios y los movimientos “extraños“ de los planetas bastaba con añadir otras esferas o, como indicaba Apolonio casi 200 años a.C., añadir nuevos círculos de rotación: esferas excéntricas, epiciclos, epiciclos de epiciclos…El espacio que rodeaba la Tierra se llenó de engranajes.

    A Tolomeo tampoco le interesó que el modelo geocéntrico del universo correspondiera a una realidad física: él definió su complicado sistema como un “útil instrumento matemático“ para calcular posiciones planetarias. Resulta curioso que esta misma definición se usara para divulgar la hipótesis opuesta sin suscitar las críticas de eclesiásticos y tradicionalistas. También resulta extraño que Tolomeo prefiriera perfeccionar el modelo de Aristóteles, haciéndolo mucho más complejo, en lugar de adoptar el modelo sencillo e innovador de Aristarco. Si sólo buscaba un instrumento matemático, el de Aristarco era mucho más fácil de usar y habría cambiado la historia. Después de Tolomeo se perdió hasta el recuerdo de la hipótesis heliocéntrica y, a pesar de que la suya fuera “sólo una hipótesis matemática “, durante más de 1.200 años se creyó que la Tierra era inmóvil y que estaba en el centro de un universo movido por círculos complicadísimos. No obstante, escribió Mathematikè sintaxis (“Síntesis matemática “ ), al que los árabes llamaron al-Magisti, quizá por derivación del griego e Megiste (el más grande), conocido en la Edad Media como Almagesto.

    Se trata de una obra monumental, donde Tolomeo reorganizó toda la astronomía del pasado. Gracias a su inmenso trabajo conocemos gran parte de lo que sucedió en los siglos anteriores. Sintetizando y perfeccionando las ideas de Apolonio e Hiparlo y completando los cálculos con los resultados de su investigación, elaboró un sistema teórico que se adaptaba a las observaciones. “Su“ universo estaba movido por 40 ruedas que se movían al unísono, como si se tratara de un inmenso reloj mecánico que, con el tiempo, acumulaba pequeños errores, que se arreglaban actualizándolo de vez en cuando.

    Sólo un gran matemático podía construir una obra tan enorme y compleja, razón por la que sobrevivió al paso del tiempo y por la que, a lo largo de los siglos, el sistema geocéntrico se ha conocido como “sistema tolemaico “. Después de Tolomeo, tener una idea distinta sobre el universo resultó casi imposible. El Almagesto es tan complejo que simplificarlo significaba obtener significados erróneos. Además, la hipótesis tolemaica gustaba mucho a los cristianos, cuyo poder era cada vez mayor: era lógico que el planeta creado por Dios para el hombre se hallara en el centro del universo. Lo que Tolomeo concibió como un instrumento matemático se convirtió en dogma y en una hipótesis que era peligroso contradecir.

    Hubo que esperar a que otra mente con la capacidad de Tolomeo invirtiera esa perspectiva, simplificara el panorama y destruyera ciclos, epiciclos y círculos excéntricos; esperar a que un gran astrónomo recogiera una masa ingente de datos muy precisos y a que un gran matemático libre de prejuicios lo elaborara y hallara pruebas objetivas de la validez de una nueva hipótesis. Hubo que esperar a que otro astrónomo con la suficiente valentía impusiera esta nueva idea al mundo científico, desafiara a las autoridades eclesiásticas y revolucionara el modo de observar la naturaleza. Hubo que esperar más de mil años para que Copérnico, Brahe, Kepler y, sobre todo, Galileo revolucionaran la astronomía.

  • http://www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    COPÉRNICO: UNA REVOLUCIÓN SILENCIOSA

    Por fin el hombre reconoció que la Tierra, considerada plana a pesar de Tolomeo, era una esfera inexplorada. Se difundió el uso de la imprenta y hacia mediados del siglo XV se abrieron las puertas al descubrimiento del mundo, así como a la circulación de ideas. Venían cambios radicales.

    La primera doctrina en resentirse fue la astronomía. A los viajeros no les satisfacía el modelo tolemaico y para “identificar“ referencias geográficas necesitaban tablas de movimientos planetarios mucho más precisas. También se revisó el calendario, pues hasta la fecha se usaba el calendario de Julio César. Hacía falta algo nuevo y los intentos de salvar el sistema tolemaico añadiendo nuevas esferas y epiciclos habían transformado el universo en una maraña de círculos en rotación.

    En ese momento Nicolás Copérnico (del nombre polaco Nicklas Koppernigk, 1473-1543) lanzó su mensaje de renovación. Rechazó todo lo que había aprendido, negó que filósofos, científicos y teólogos hubieran explicado la realidad, negó que lo que parecía evidente- que el Sol se levantara, se moviera en el cielo y se pusiese- correspondiera a la verdad.

    Destronó a los hijos de Dios del centro del Universo en una época en que uno de ellos era condenado a la hoguera por mucho menos, y tuvo la audacia de declarar que el planeta del hombre era sólo uno de los muchos que giran alrededor del Sol.

    Pero su doctrina era la de la escuela Pitagórica, esto es, comunicar sus ideas en voz baja y sólo a pocos iniciados. De esta forma, su trabajo pretendidamente teórico avanzó en silencio y Copérnico realizó pocas observaciones directas, se fió de los datos de los observadores de la Antigüedad, de quiénes leyó los originales, y examinó las críticas y las dudas sobre el sistema tolemaico. Tal como escribió en De revolutionibus orbium caelestium (“Sobre las revoluciones de los cuerpos celestes “ ), fue la diversidad de opiniones, incertidumbres e incongruencias halladas lo que le convenció de que algo fallaba en la teoría tolemaica.

    Pero, al igual que la de Tolomeo, su construcción era exquisitamente matemática y su pensamiento esencialmente aristotélico. Era cierto que el Sol se hallaba en el centro y a su alrededor rotaban los planetas, pero todo seguía igual: las órbitas eran perfectamente circulares, el movimiento natural de la Tierra no estaba sujeto a las fuerzas; la Tierra, el Sol y e universo eran esféricos porque “esta forma es la más perfecta de todas, una integridad total […] que debe atribuirse a cuerpos divinos “. Pero se introdujo algo radicalmente nuevo: Copérnico, contra toda evidencia, creía que el movimiento de la Tierra era real y que la geometría astronómica describía el verdadero funcionamiento de la máquina celeste.

    Para elaborar su sistema heliocéntrico empleó 25 años, durante los cuales tuvo que guardar su secreto por temor a ser denunciado. A los 63 años aún no había publicado nada, pero los rumores sobre su trabajo se habían extendido. En 1539, Retico, un joven profesor luterano de la Universidad de Witternberg, estudió el manuscrito De revolutionibus y consiguió la autorización de Copérnico para escribir un resumen, publicado en 1540, que cosechó un éxito inmediato.

    Copérnico fue presentado como un nuevo Tolomeo y, por fin, se decidió a divulgar su trabajo. Murió en 1542, antes de ver sus efectos. Quizá por que el prefacio, escrito por una tercera persona, declaraba que la teoría publicada era sólo una opinión entre tantas, quizá por las excelentes relaciones que Copérnico mantuvo con la Iglesia, lo cierto es que el libro no fue hasta 1616. Se produjo una reacción, pero quedó circunscrita a las élites académicas. De nuevo, tuvo que pasar mucho tiempo para que las cosas cambiaran.

  • http://www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    Este es un lugar para hablar de Astronomía y en el Año Internacional de la Astronomía nos encontramos, así que, me parece bueno que, todos los que por aquí asomen su nariz puedan (si no lo tienen ya) tener un breve conocimiento de la historia de la Astronomía y de los hjombres que en ella han influído a lo largo y a lo ancho del mundo con el transcurrir del tiempo y hasta llegar al punto en el que ahora nos encontramos.

    Quería continuar ahora con Tycho y Kepler pero, recordé que hace unos días os hablé de ambos personajes, así que aquí lo dejo, y, el haber incluído algunos comentarios sobre la Historia, puede ser debido a que, el tema del día es algo flojo y, sin poder evitarlo, nos tenemos que salir de él para tener cosas de la que poder hablar y, en este caso concreto, al menos, no me salgo de los temas del Universo.

    Hasta mañana amigos.

  • http://www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    El comentario número 50, lo dejo para el que se lo sepa ganar.

    Un abrazo a todos.

    PD.

    No olvideis que el mundo andará mejor cuando, todos, sin excepción, seamos conscientes de que nuestros derechos terminan allí donde comienzan los derechos de los otros. En estos tiempos se echa mucho de menos aquellas clases de urbanidad, buen comportamiento social y el respeto a nuestros mayores.

    El mundo cambia pero, es necesario que cambie para mejor.

  • kike

    Viendo los anillos de Saturno, su belleza y plasticidad y su gran tamaño, podría pensarse que son tan fijos como su propio planeta; pero como observa Qfwfq, no hay nada de definitivo tampoco en este asunto. La masa total de los anillos,que de estar compactada tendría un diámetro de unos 100 kms., pierde en realidad materia por la parte más cercana al planeta y también por la más lejana debido a la siempre presente gravedad y a la inercia. Pero al igual que pierde materia por una parte, la gana por otra, gracias esta vez a sus variadas lunas, algunas de las cuales están continuamente soltando material. También se piensa que algunos de los numerosos meteoritos que impactan en Saturno pueden abastecer de algo de material.

    Así que otra vez vemos la engañosa realidad de una perfección inmutable; la verdad es que todo cambia poco a poco, y hasta los anillos pudieran desaparecer en algún momento. Tampoco los anillos deben ser una rareza del espacio; si se crearon por restos de una gran luna o por otros medios, cuaquiera de ellos puede repetirse en multitud de planetas que se encuentren en zonas idóneas, que hayan tenido colisiones con cuerpos menores, o que posean lunas abastecedoras y pastoras de material.

    Hablando de los numerosos meteoritos que se supone deben caer en Saturno, muchos de ellos posiblemente atravesarán los anillos dejando huecos, pero estos son rellenados de inmediato; la causa debe ser la microgravedad de las partículas adyacentes, que tienden a rellenar el espacio vacio, ayudadas seguramente por las lunas pastoras que alisan las posibles imperfecciones que se puedan crear; no debemos olvidar que los anillos no son un cuerpo compacto que gire alrededor del planeta, son trillones de cuerpos que giran individualmente.

  • http://qfwfqestuvoalli.wordpress.com Qfwfq

    Hombre, es un cono si el foco está próximo. Cuando hablamos de la luz del Sol, solemos considerar que los rayos son paralelos, simplifica bastante el asunto y el error es imperceptible.

  • http://qfwfqestuvoalli.wordpress.com Qfwfq

    Uno de los orígenes barajados para la presencia de los anillos de Saturno es el de una luna de tamaño mediano que resultó destruida al acercarse demasiado al gigante, debido a las fuerzas de marea.

    El aporte de material por las lunas actuales no parece suficiente para justificar la permanencia de las estructuras de los anillos.

    También se ha hablado de un posible cebado con material cometario, pero para que esto sucediese, el cometa debería incidir justamente por el plano ecuatorial del planeta, cosa que parece poco probable que suceda en repetidas ocasiones.

    ¿el 50 pa’mi?

  • Lira

    Muy buenas!
    Si que son curiosas estas sombras dentadas, “siluetas de grupos transitorios de partículas temporalmente unidas por su propia gravedad”, o sea, que es algo momentáneo, temporal…es como si se reordenara el material que forma el anillo. Si es transitorio se supone que los grupos de partículas volverán a su lugar original, que no es algo permanente; aunque viendo la imagen parece que las partículas se escapan del anillo. En ese caso su dirección sería hacia Saturno atraídas por su Gravedad, ¿no?, pero parece que salen hacia arriba, ¿será a causa del Electromagnetismo? ¿Y no podría ser que estemos viendo el principio del final de los anillos atraídos por Saturno? Espero que no, saludos! ; )

  • Joaquín Quirós

    El Gran Telescopio Canarias tiene un espejo de 10.4 metros y es capaz de “ver” la llama de un mechero en la Luna. La ventaja del Hubble,con un espejo cuatro veces más pequeño, es estar fuera de la atmosfera terrestre,principal enemigo de los telescopios terrestres. Saludos.

  • Joaquín Quirós

    En la foto,arriba a la derecha,cerca del vertice,se ve un circulo,pero no me parece la sombra de un satelite ya que deberia ser mas obscura y homogenea,¿sera algo de la foto? ¿Alguien sabe qué es? Más saludos.

  • odiseo

    Respecto a mi comentario de esta mañana, creo que no me expresé correctamente, a lo que me intentaba referir era precisamente a lo que tu apuntas ahora, a como se formaron, pues si bien la hipótesis de una luna que se acercó demasiado, puede ser plausible, tampoco es algo que se pueda aceptar categóricamente, no se porqué, pero cuando algo que ha ocurrido en nuestro sistema solar no tiene una explicación científica, tenemos que imaginar algo te tipo catastrófico, (ayer mismo Kike, nos comentaba que se van a buscar restos de una posible colisión que dió origen a la Luna). Es probable que los diferentes anillos de Saturno tengan orígenes distintos, algunos por choques de pequeños satélites, otros por fragmentos de polvo cósmico, etc., pero hay algo que me llama mucho la atención, si tenemos en cuenta que hay otros planetas que también poseen anillos, ¿por que no son tan compactos y numerosos como los de Saturno? además si tenemos en cuenta que Saturno es un planeta “muy ligero”, ¿no sería más logico pensar que Jupiter con una masa muy superior debería tener más anillos? además este planeta esta mucho más cerca del cinturon de asteroides, con lo que el ir rellenado anillos parecería más facíl, claro que al tener Jupiter mayor atracción grtavitatoria, acabaria “engullendo” a esos objetos.
    Yo he llegado a pensar en el caso de Saturno, si el origen de los anillos no será que el planeta, en algún momento del pasado llegó a eyectar materia fuera del núcleo, que podría ser una especia de magma, y que al ser las distintas capas de la atmósfera del planeta envolturas gaseosas, no retuvieron dicha materia y esta al enfriarse quedó atarpada en la gravedad del planeta. Pienso que eso podría tambien explicar porque Saturno es más achatado por los polos que otros planetas, es como si hiciesemos girar una bola de arcilla blanda a mucha velocidad, en la zona del ecuador saldría hacia afuera parte del material, lo que haría que este espandiese su volumen hacía el exterior ,ientras que los polos se achataban.
    Es solo una opinión y no se si se habra planteado en alguna ocasión, me imagino que tendrá cantidad de argumentos en contra, pero por otra parte, ¿porqué no pudo ocurrir algo parecido?

  • Isod

    Que Júpiter tenga mucha más masa que Saturno no tiene por qué favorecer que tuviese más o mejores anillos. Sólo estoy especulando, pero seguro que el tema está muy estudiado. Al ser tan masivo, en el caso de Júpier la formación de anillos se vería dificultada precisamente por su excesiva atracción gravitatoria.

    Al final, todo la mecánica del Sistema Solar, no es más que un delicado equilibrio alcanzado tras muchos miles y millones de años donde la única fuerza (o campo) implicada es la gravedad. Precisamente, la más compleja de entender su naturaleza.

  • Isod

    En el enlace de la foto original se nos comenta que fue tomada el 8 de abril (llegó a la Tierra al día siguiente). Es decir, aún está “calentita”. La distancia de la nave en el momento de la foto era de algo más de un millón de quilómetros (tres veces la distancia Tierra-Luna aprox.)

    Si queréis maravillaros con más fotos de Saturno y sus anillos, hay para hartar: saturn.jpl.nasa.gov/photos/

    Por cierto, Qfwfq, tus explicaciones hoy han estado oportunas y muy interesantes. Creo que todos hemos aprendido.

  • http://100cia UBALDO GARCIA

    Hola……….El siempre fascinante Saturno y sus enigmaticos anillos , parece
    dificil de comprender , estas crestas que se observan ? cual es la causa de
    ellas , se dice que tiene 3km. de altura , parece poca altura en relacion con
    el grosor del anillo , del cual ignoro el grosor de los diferentes anillos , asi como
    el periodo de revolucion de estos , si todos giran a igual velocidad , o cada
    uno tiene una velocidad diferente……….estas son cosas que que creo , o bien
    no se saben , o no se difundieron , ? se sabe si enteraccionan entre ellos
    por gravitacion propia , aun su escasa masa¿.

    Esta es la primera foto en el cual se ve este fenomeno ? , quizas este es un
    fenomeno comun entre los diferentes anillos , y ahora nos es dado el contemplar
    este tipo de fenomeno , que puede ser un principio de Acreccion , como se ha
    dicho anteriormente………..? porque tiene que ser Mimas el causante , ? porque
    se ve su sombra………..en este caso a medida que Mimas se desplace ,
    simultaneamente las crestas se deben desplazar tambien……..repito creo
    desconocemos bastante , sobre la actividad de estos , los anillos………otra cosa
    sera que la sonda Cassini nos vaya proporcionando muchos mas datos sobre
    estos , del cual se conoce su naturaleza , pero no su dinamica .

    Bien no quiero ser derrotero………..esperemos mas noticias , si es que nos llegan

    SALUDITOS

  • http://qfwfqestuvoalli.wordpress.com Qfwfq

    Es que lo mío son las “sombras” ;-)

    El caso es que a mi estas crestas me siguen recordando al mar rompiendo en una playa. ¿Qué tendrá Saturno que tantas cosas nos evoca?

  • josean

    No podia irme sin saludaros, empiezo a ser asíduo lector tuyo Dr. Silvera, me encantó este.

    Hasta dentro ya de unas horas, estamos en el día 15

  • marta

    Hola, buenas noches ya tarde, tarde. Saturno y sus misterios siempre fascinante. Como se ponga, de lado, de canto, equinoccio etc etc, Saturno está imponente. Me encanta y ahora que ya le conozco en persona…bueno, cómo cuando vas a un concierto y ves allí a lo lejos, en el escenario a tus músicos favoritos, no es exactamente una visión muy cercana pero sabes que están ahí, delante de ti. Después de verme todos los enlaces y leerme todos vuestros comentarios, hoy sé más de este planeta gaseoso. Además de haber repasado el desarrollo de la Astronomía de la mano de Emilio me han gustado sobre todo dos conceptos: que el sistema solar, el nuestro, tiene un delicado equilibrio conseguido a lo largo de miles de millones de años y que, a pesar de lo que desde nuestra imperfecta percepción podemos observar, todo está sujeto a cambio, ¿hasta los maravillosos anillos de Saturno?. Nosotros no lo veremos pero ahí están, los cambios. Felices sueños y hasta mañana. P.D.- Haplo, por ayer…tenias razón con tus especiales “nuves” bajas. Parece que va despejando, gracias por tu buena apreciación. Besos.

  • marta

    Lo tuyo es más bien de muchas luces y por eso también de sombras… :)

  • marta

    Gracias Alex. Por fin estamos en “buena hora”.

  • http://babequeciencias.blogspot.com Jaime Contin

    Hola a todos, me acerco un poco tarde pero siempre quiero ver la imagen del dia. Segun mi opinion creo que ya son cosas que se conocen por medio de fotografias de Saturno, este planeta particular con anillos se caracteriza por poseer diversas estrellas las cuales producen aquellas sombras que creo visualizar en la imagen de hoy. Antes de comentar riguroso un tema debemos tener claro que debemos dominar lo que por lo menos conocemos de el, en la ciencias no puede haber inventos ni mitos porque se pierde la esencia de la experiementacion y soluciones de una realidad, fue la debilidad que vi en los comentarios de hoy. Digo esto no incluye los de Emilio porque a pesar de que nos enseñan muchisimo tiene una conexion con comprobaciones cientificas y estudios relaes cientificos. Buenas noches y hasta la proxima, por cierto si se esta viendo casi boquiabajao Saturno en estos dias aprovechemos el equinoccio.

  • kike

    Supongo que será una errata, habrás querido decir “estrias”. Aparte de eso, la “debilidad” que comentas referente a los comentarios de la página de hoy (ayer), no la veo por ningún sitio; me parece que son la mayoría bastante buenos y exactos. (Aparte de lo de Saturno bocabajo)

  • Silvia

    También yo he apendido mucho de tus explicaciones geométricas. Respecto al poder evocativo de Saturno, ¿será porque es el primer objeto celeste que cuando se observó no tenía forma esférica y rompía el mito de las formas perfectas?….

  • Alfonso

    la luz de un mechero es un “cuerpo luminoso”, los telescopios captan la luz,si no captaran la luz
    no serían teles copios,

  • smruiz

    Y si fueran rascacielos de una civilicación alienígena?. Parece la versión sideral de la Isla de Manhatan.

  • http://evadianita.com Eva Dianita

    Hola … Su escritura tiene un valor, muy agradable

blog comments powered by Disqus