Síguenos también por Twitter o por Facebook

«
La Sonda Rosetta pasa cerca del asteroide Steins
»

¿Que es ese diamante en el cielo?

Navegando por el espacio, a veces te encuentras algún objeto inusual, como es el caso el pasado viernes de la sonda espacial Rosetta de la ESA en su camino al cometa Churyumov-Gerasimenko que durará hasta el 2014.

El robot Rosetta se dirigió directo al asteroide 2867 Šteins, y realizó algunas fotos, algunas de las cuales han sido transformadas en un pequeño video.

A primera vista, Steins parece como un diamante de unos 5 kilómetros de diámetro, pero conforme Rosetta se acercaba, los cráteres y su singular forma empezaron a ser evidentes.

En la secuencia superior de seis imagenes se aprecia una característica cadena de crateres verticalmente en la superficie del asteroide, causada con bastante probabilidad por una colisión con una fila de meteoros.

Los científicos astrónomos estudiarán ahora los datos recogidos por la Rosetta del asteroide Steins en un esfuerzo de comprende mejor su composición, origen y por qué el asteroide refleja la luz tan bien.

Mientras los científicos en tierra se esfuerzan, Rosetta como tal continuará por nuestro Sistema Solar, acercándose a la Tierra de nuevo en noviembre de 2009, sobrevolando el asteroide  21 Lutetia en julio de 2010, y finalmente aterrizando en el cometa Churyumov-Gerasimenko en noviembre de 2014.


  • jipifeliz

    #45 Isod, no te había leido cuando colgué mi último post, pero una vez hecho debo decir que alucino con tu capacidad para resumir, y hacerlo tan acertadamente.

    Creo que tu explicación del concepto tiempo y espacio, es el mas acertado que en el dia de hoy he leido, pero aun queda por leer, tras la cena, maldita costumbre de comer a diario.

    Gracias, un café a tu salud queda en espera.

  • Aker

    1079: Me quedo impresionado. Puedo imaginarme ya que me están leyendo hasta mis vecinos sin yo enterarme. Cuánto me gustaría visitar el nacimiento del río Mundo… Pero qué difícil lo tengo…
    Gracias por asomar y presentarte.
    Isod: El problema, creo yo, es que física y filosofía han perdido sus fronteras. Abstracciones como ‘vacío’, ‘tiempo’, ‘espacio’, ‘causalidad’, etc, han dejado de serlo y hoy se discuten como categorías de la física. La física teórica da respuesta a las antiguas categorías metafísicas. Lo que no significa, claro está, que dispongamos aún de una teoría coherente. Aún, por ejemplo, no sabemos aunque sí sospechamos que la causalidad es un principio más de la materia.
    .
    Por otra parte, como ya se ha apuntado aquí (Chapu, León, José Manuel), el universo nos sorprende con su irracionalidad demencial. Paradójicamente nosotros somos los únicos cuerdos en una realidad física de locos. Por todas partes nos rodea la realidad más irracional:
    .
    -La velocidad de la luz, una singularidad donde espacio y tiempo se reducen a cero+cero, y que no se deja representar racionalmente.
    -Las singularidades gravitacionales, donde las mediciones arrojan infinitos.
    -La singularidad inicial del big-bang, también de densidad infinita, en el punto cero del espacio-tiempo.
    -Los movimientos de las partículas, que se mueven por efecto túnel y aparecen en un nivel sin transición.
    -Los mensajes que se lanzan las patículas ‘cuánticamente entrelazadas’, que pueden superar la velocidad de la luz según el experimento de Aspect.
    -El vacío cuántico, anterior y posterior al big bang, incombustible, indestructible e indescifrable.
    -Los cuantos mínimos de espacio y tiempo en las dimensiones de Planck, más allá de los cuales no hay ni dónde ni cuándo ni quien lo contó. Ahí hay un letrero que dice: -Aquí se acaba el espacio.
    Y, si el principio de incertidumbre es cierto en las escalas de Planck (cosa que se discute, como todo en este mundo), pues sería verdad.
    Y, ya, lo más sorprendente:
    -Un gato del que no sabemos si está vivo o muerto, encerrado en una caja hermética. El problema no es abrir o no la caja. El problema es que hasta que no la abres, el gato está como los electrones, en una real superposición de estados.
    .
    Absurdo. Todo es absurdo. El problema que yo os planteo (pero alguien podría no dormir en algunas noches) es éste: ¿Cómo es que hemos salido tan lógicos, tan racionales, si procedemos de un universo tan extraño y aberrante?
    Verdaderamente papá y mamá no deberían hacer lo que suelen hacer: la superposición de estados cuánticos, la velocidad de la luz, y el origen de la carga eléctrica, y no voy a seguir…
    Pero esto es lo que hacen.
    Yo preferiría existir como un loco en medio de un universo racional que, al revés que éste, cuidase de mí. Lo que no sé ni creo probable es que en un universo así, un universo ‘clásico’, nadie hubiese podido llegar a existir.
    Salud.

    Aker

  • Qfwfq

    Hola de nuevo. Alguno pensará “este Qfwfq, tira la piedra y esconde la mano”.

    Me ha encantado leer vuestras respuestas, porque muchas de ellas reflejan estadios por los que han pasado mis reflexiones, y que aquí mismo se han reflejado tan contradictorios.

    Empieza kike #20, con humor, viendo el primer toque al problema: “espacio” con apellidos es fácil de definir, pero espacio real, ese por el que nos movemos, es más complicado.

    Más adelante vemos en otros comentarios, el espacio ligado a la condición de distancia, o de volumen, incluso a la presencia de materia o campos, que a mi entender son todos ellos fenómenos que se dan en el espacio, pero no son espacio.

    Más tarde José Manuel en #35 da un toque realmente certero: las teorías de Kant son perfectamente coherentes y compatibles con muchos modelos cosmológicos actuales, algunos de ellos realmente estrafalarios.

    El tiempo, casi todo el mundo coincide, es una dimensión. Con unas cualidades específicas como flecha direccional, un posible origen, una unidad mínima, etc. Pero el espacio no es una dimensión, es una realidad física que nuestros cerebros parametrizan con su afán de medir en cuatro dimensiones: alto, ancho, fondo y el sitio ese hacia donde se pliega el espacio en presencia de masas y que percibimos como gravedad. Mi pregunta inicial sigue ahí, y desde luego no pretendo más que pescar reflexiones ajenas que me puedan abrir un resquicio en mi laberinto: cuando el espacio se expande ¿qué cosa es la que cambia?

    El asunto no está necesariamente relacionado con el vacío, ni con finito-infinito o limitado-ilimitado. Es otra cosa, es algo más, que está ahí, y que como algunos habéis apuntado, damos por sentado. Desde luego, todo rama de conocimiento del medio parte en algún lugar de una condición de la que se renuncia a demostrar, y creo que el espacio, ese por el que nos movemos, siendo algo tan obvio e inmediato, es una de ellas.

  • jipifeliz

    #52 Aker, he decidido hacer uso del Miolastán para esta noche, los cambios de temporada se apoyan en la osamenta y lo de dormir se torna una necesidad molesta, la química lo soluciona, así que en tu intento por desasosegarme, si bien lo has conseguido, no dará como resultado el insomnio, que lo sepas.

    En lo que respecta al famoso gato de la caja cerrada, cierto es que no importa si se abre o no, lo importante es sentir su ronroneo, para eso no hace falta abrir la caja.

    Miau

  • http:///segunpasanlossiglos.blogspot.com/ León

    #52 Tal como dice Aker “La física teórica da respuesta a las antiguas categorías metafísicas”.

    Sin alcanzar resultado. El problema radica que quienes lo intentan desconocen la metafísica, que es por donde se resuelve con claridad meridiana, sólo para quienes son capaces de captarla. De allí surgen las dimensiones.Pero no es demostrable.

    Con la materia oscura apenas nos estamos asomando a la dimensión anterior. Cuando digo dimensión me estoy refiriendo al grado de complejidad, siendo ésta la mas compleja y la nuclear la posterior ya en descomposición.

    Por tanto al tratarse de un mundo que parte del desorden, necesariamente estará regido por este principio, he ahí la paradoja de encontrar lógica en el desorden.

    Gloria a los estoicos que lo entendieron.

  • http:///segunpasanlossiglos.blogspot.com/ León

    Estoicos que aceptaban la adversidad como inevitable y parte de la existencia, adquiriendo templanza para soportarla.

  • jipifeliz

    Al “espacio” lo dejaré para otro día, pero al “tiempo” le voy a dar un sopapo a manos de un viejo amigo jipi, Tuiavii de Tiavea, jefe Samoano.
    En el 1914 un alemán se trajo a Europa al increible Tuiavii de Tiavea y a parte de su séquito, para unas vacaciones culturales, dejo aquí parte de los discursos que lanzó a su pueblo, una vez regresado de la vieja Europa, que nunca fue joven.

    Dejo el enlace al libro virtual en el final, para que nadie se pierda su concepto de “tiempo”, y la importancia que le dan los indígenas, los de isla.

    XXXXXXXXXXXXXXLOS PAPALAGIXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

    Los Papalagi adoran el metal redondo y el papel tosco; les da mucho placer poner los zumos del fruto muerto y la carne de los cerdos, bueyes y otros animales horribles dentro de sus estómagos. Pero también sienten pasión por algo que no podéis comprender, pero que a pesar de esto existe: el tiempo. Lo toman muy en serio y cuentan toda clase de tonterías sobre él. Aunque nunca habrá más tiempo entre el amanecer y el ocaso, esto no es suficiente para ellos.

    Los Papalagi nunca están satisfechos con su tiempo y culpan al Gran Espíritu por no darles más. Sí, difaman a Dios y a su gran sabiduría dividiendo cada nuevo día en un complejo patrón, cortándolo en piezas, del mismo modo que nosotros cortamos el interior de un coco con nuestro machete. Cada parte tiene su nombre. Todas ellas son llamadas segundos, minutos u horas. El segundo es más pequeño que el minuto y el minuto más pequeño que la hora. Pero todos ellos ensartados juntos forman una hora. Para hacer una hora, necesitas sesenta minutos y muchos, muchos segundos.

    Ésta es una historia increíblemente confusa, de la cual yo mismo no he entendido todavía los puntos más sutiles, puesto que es difícil para mí estudiar esta tontería más allá de lo necesario. Pero los Papalagi le atribuyen mucha importancia. Hombres, mujeres y hasta niños demasiado pequeños para andar, llevan una máquina pequeña, plana y redonda, dentro de sus taparrabos. atada a una cadena de metal pesado, colgando alrededor de la garganta o alrededor de la muñeca; una máquina que les dice la hora. Leerla no es fácil. Se les enseña a los niños arrimándolos a sus orejas, para despertar su curiosidad.

    Estas máquinas son tan ligeras que puedes levantarlas con los dedos y llevan una maquinaria dentro de sus estómagos, como los grandes barcos que todos vosotros conocéis. Hay también grandes máquinas del tiempo, que permanecen de pie en el interior de sus cabañas, o colgando de una gran casa para así ser más visibles. Ahora bien, cuando una parte del tiempo ha pasado, queda indicado por dos pequeños dedos sobre la cara de la máquina y, a la vez, grita y un espíritu hace chocar el hierro en su interior. Cuando en una ciudad europea ha pasado cierta parte del tiempo, estalla un espantoso y clamoroso estrépito.

    Al sonar este ruido del tiempo, los Papalagi se lamentan: «¡Terrible, otra hora esfumada!». Y entonces, como una norma, ponen el rostro sombrío de alguien que tiene que vivir una gran tragedia. Asombroso, pues inmediatamente después empieza una nueva hora.

    Nunca he sido capaz de comprender eso, pero creo que debe ser una enfermedad. Lamentos comunes a la gente blanca son: el tiempo se desvanece como el humo, el tiempo corre y dame sólo un poco más de tiempo.

    He dicho que probablemente es alguna clase de enfermedad; porque cuando el hombre blanco siente deseos de hacer algo, cuando por ejemplo su corazón desea ir caminando por el sol, navegar en un bote por el río o hacer el amor a su amiga, usualmente se priva de su propia dicha al ser incapaz de encontrarlo. Mencionará miles de cosas que se llevan su tiempo. Malhumorado y farfullando soporta un trabajo que no siente ganas de realizar, que no le da ningún placer y al que nadie más que él mismo le obliga. Y cuando, repentinamente, descubre que en verdad tiene tiempo o cuando otros se lo dan -los Papalagi se dan a menudo unos a otros tiempo y ningún regalo es más preciado que ése- entonces descubre que no sabe qué hacer durante ese tiempo en particular, o que está demasiado cansado de su trabajo, sin alegría. Y siempre está determinado a hacer esas cosas mañana, porque hoy no tiene tiempo.

    sisabianovenia.com/LoLeido/Ficcion/Papalagis.htm

  • alfonso

    Para estas preguntas tan trascendente tengo un refrán y dos versos,
    “En cama de galgos,no busques liebres”.

    En preguntar lo que sabes
    el tiempo no has de perder…
    Y a preguntas sin respuesta
    ¿quién te podrá respoder?.
    Fé empirista.Ni somos ni seremos.
    Todo nuestro vivir es emprestado.
    Nada trajimos;nada llevaremos.

    Saludos.

  • http:///segunpasanlossiglos.blogspot.com/ León

    #58 Alfonso, su sentencia luce como un obra de arte lograda.

  • http:///segunpasanlossiglos.blogspot.com/ León

    Emilio te he acompañado en tu tour, penetrado en lo mas profundo de las grutas de la Maravilla y recorrido la sierra de Aracena, Cortegana desde el Castillo, Aroche y su castillo, Arroyo Molinos y Cañaveral de León en fin, todos los pueblitos de la región, en franca disminución de habitantes, sólo faltó el jamón de jabugo, y la cerveza que reemplazo en esta ocasión por vino tinto.

  • Isod

    Qfwfq… ¿y si lo pensamos en términos un poco más clásicos? A ver:

    e = v · t

    Ahora bien, consideremos un cuerpo con la velocidad de la luz, o sea, un fotón a velocidad c. Pero no pensemos en que es un fotón, para no despistarnos y empezar a pensar en cosas raras (relatividades varias, cuántica…). A la “luz” de estas consideraciones, podemos medir ahora nuestro espacio con nuestro objeto. Así, un universo temprano será más pequeño que uno más moderno, ya que la luz tarda más en recorrer el universo actual que el primitivo (supóngase, por supuesto, que el Big Bang es correcto; lo siento por Hoyle). Es más, si observamos objetos muy lejanos es porque su luz empieza ahora a llegar a nosotros.

    ¿Qué pasa en las inmediaciones de una gran masa? Pues que hacen que el recorrido de la luz, o sea, el espacio, sea más grande por lo que la luz tarda más en atravesarlo. De nuevo, la luz y el tiempo que tarde en recorrer una distancia usada como nuestro “metro especial” (espacial, quiero decir).

    Claro está que, aquí, estamos considerando que la dimensión temporal no ha cambiado desde los tiempos del BB ni que se ve afectada por la gravedad, ni que… (Nunca he dicho esto, ni reconoceré haberlo dicho nunca, ¿vale?)

    Esto cada vez se parece más a lo de “una vaca esférica y sin rozamiento”, ¿recuerdas? En estos casos, tapar un agujero provoca que aparezcan otros dos.

    Claro que tu pregunta bien se puede hacer de otra forma equivalente (y no estoy parafraseando el ppio de equivalencia del señor E). Cuando aparece una masa, ¿dónde va el espacio que antes ocupaba? Por supuesto no vale pensar en la Tierra, donde siempre podemos pensar en que se comprime un poco más el aire y, al final, cabemos todos. Pensemos en el espacio vacío (y, de nuevo, olvidemos vacíos cuánticos llenos de partículas virtuales… cosa que también negaré haber dicho 😉 ). Es decir:

    “Supongamos un espacio vacío en el que, en un momento dado, situamos una estrella. ¿Dónde va el espacio que ahora está ocupado por dicha estrella?”

    – La geometría Albert, es la geometría. Se va en la geometría.
    (Ahora me siento un poco como Grossman o Besso susurrando a los oídos de Mr. E).

    Vamos, que el espacio es como el tiempo. Sabemos que pasa, que transcurre, pero es inaprensible. Si queremso definirlo, nos es imposible. Para eso se postula, y ya está, a tirar millas.

    Lo cual, a estas horas de la madrugada, casi me lleva a autocitarme (con el permiso de los que estén aún levantados) y como decía en #45:

    Sr. Qfwfq, no haga usted preguntas. Dea respuestas a las preguntas ajenas, ande. Apostille, comente, corrija. Que cuando pregunta perturba muchas mentes que dormían plácidamente. 😛

    (Léase esto último con la “sorna” de la que seguro que, como habitante ocasional del noroeste, posee. Para entender el resto, llega con mirar la hora de este comentario).

  • Chapu

    Hola de nuevo a todos.

    Me he quedado un poco “patidifuso” ante la carga de profundidad de Aker. Cito:

    “Absurdo. Todo es absurdo. El problema que yo os planteo (pero alguien podría no dormir en algunas noches) es éste: ¿Cómo es que hemos salido tan lógicos, tan racionales, si procedemos de un universo tan extraño y aberrante?”

    Ahí me has dado. ¿Son la lógica y la razón los instrumentos más apropiados para aprehender la mecánica de este universo? ¿Debería evolucionar el método científico hacia la intuición o el misticismo o cualquier otra forma experiencial?

    La mayoría diríamos que no, que el misticismo no es ningún método y la intuición falla más que una escopeta de feria. A mi lo que realmente me hace pensar es que la ciencia se podría estar convirtiendo en un sistema de creencias, cosa que no es su objetivo ni su final. Deberíamos revisar la validez de las matemáticas actuales, de la física actual y del método científico actual. No digo que deberíamos derribarlo, sino mejorarlo, adaptarlo a este mundo que cada vez más se está mostrando como extraño, exótico, raro.

    Un abrazo a tós.

  • http:///segunpasanlossiglos.blogspot.com/ León

    #62 Chap u, Chap eau.

  • excalibur

    Hola a todos.

    Para aportar mi granito de arena a lo planteado por qfwfq, o tirar más leña al fuego…….

    A mediados del siglo pasado, P.A.M. Dirac., quien teorizara primeramente sobre bases puramente matemáticas, la existencia de la antimateria (bueno, esto ya lo sabrán todos….) expresó lo siguiente:

    Que como el espacio entre los cuerpos se está expandiendo, (y hoy sabemos que se está acelerando), y que la fuerza de la gravedad es la resultante de la acción de todos los cuerpos entre si, y esta distancia va en aumento con el tiempo, es muy posible que a causa de este alejamiento de las galaxias unas de otras, la fuerza de gravedad se debilite con el tiempo. Si bien no existen pruebas de que la fuerza de gravedad haya sido mayor en el pasado, no debemos olvidar que la atracción gravitatoria si bien de debilita con la distancia, nunca llega a ser igual a cero. Dice un aforismo “No puedes arrancar una flor sin perturbar las estrellas”.

    No sé si Dirac presentó algunos cálculos que respalden esta afirmación, pero lo cierto es que no leí nunca que otro astrofísico lo haya planteado como hipótesis. Tal vez es demasiado revolucionaria.

    Respecto a la foto, estas piedras que se encuentran volando alrededor nuestro me infunden mucho respeto. Los seres humanos tenemos un arsenal atómico compuesto por miles y miles de cabezas nucleares para matar y destruir, pero no tenemos un sistema de defensa antiasteroides que patrulle nuestra órbita para localizar y destuir estas cosas. Si alguno nos alcanza, sorry. Es casi seguro que pasará adelante la siguiente generación de especie dominante el planeta Tierra (ojalá me equivoque)

    Buenos días a los miembros del clan de la penísula Ibérica, y buenas noches a los miembros del clan latinoamericano.

    P.D.: El aumento de damas en el foro va en aumento. Que bueno.

  • excalibur

    Correcion anterior #64

    Las damas van en aumento en el foro. Que bueno.

  • Zdan

    jipifeliz… me ha encantado lo del jefe indio… ¡qué maravilla! Y no puedo dejar que se me vaya la pinza porque me tengo que ir corriendo a trabajar… :) Abrazos y gracias a todos.

  • jipifeliz

    #66 Zdan, al menos una vez al año leo este vademecum de comportamiento occidental, me recuerda que todos los perros y gatos nos observan como este viejo jipi samoano, claro como la agua, aunque nuestras palabras digan una cosa, nuestros actos dicen otras.

    Salud