Síguenos en Twitter y descubre la imagen cada día:

«
Un año de Cosmología resolutiva
»

Este año, la humanidad aprendió que el universo tiene 13,7 mil millones de años de edad. Con anterioridad, se creía que la edad del universo era aproximadamente de unos 13 mil millones de años, pero en realidad sólo se podía asegurar que estaba entre 12 y 15 mil millones de años de edad.

El desacuerdo fue resuelto, sobre todo, por un pequeño satélite denominado Wilkinson Microwave Anisotropy Probe (WMAP o Sonda de Anisotropía de Microondas Wilkinson) que ha estado recogiendo datos en una órbita poco usual de la Tierra.
La fotografía superior es un mapa celeste de los datos disponibles; el fondo cósmico de microondas completo dividido en dos hemisferios, a un nivel de detalle nunca antes alcanzado, tal y como fue recogido en la primera comunicación de datos de la WMAP.

Además de la edad del universo, los nuevos datos y análisis de las manchas en el fondo cósmico de microondas refuerzan los indicios previos de que el universo está compuesto predominantemente de un estraño y misterioso tipo de energía oscura (73 por ciento). La materia restante tiene sólo un 4 por ciento de los familiares átomos, con el 23 por ciento que queda en forma de alguna clase misteriosa de materia oscura.
A lo largo del año, gran parte de la investigación cosmológica varió desde intentar encontrar los parámetros que definen nuestro universo a intentar usar estos parámetros como una herramienta para comprender los detalles de cómo evolucionó nuestro universo.


blog comments powered by Disqus