Síguenos también por Twitter o por Facebook

«
Cúmulo estelar en la nebulosa Roseta
»

Incrustado en el centro de la colorida y fotogénica nebulosa Roseta hay un brillante y joven cúmulo abierto.

Las brillantes estrellas de este cúmulo, catalogado como NGC 2244, emiten luz ultravioleta que arranca electrones de los átomos de hidrógeno. Cuando los electrones vuelven a caer, emiten una luz roja característica que define el brillo de toda la nebulosa de emisión.

La nebulosa Roseta está a miles de años luz de distancia, y la luz tarda sólo unos 100 años en atravesarla.

La nebulosa Roseta no es difícil de observar y, aunque es tenue, realmente aparenta más grande que la luna llena.