Un pilar solar sobre Suecia

Image Créditos & Copyright: G

Un pilar solar sobre Suecia
Pulsa en la imagen para agrandarla.

¿Alguna vez has visto un pilar solar?

Cuando el aire es frío y el Sol sale o se pone , los cristales de hielo que caen pueden reflejar la luz solar y crear una insólita columna de luz. 

A veces, el hielo forma cristales planos de seis caras mientras cae desde nubes muy altas. La resistencia del aire hace que estos cristales estén casi planos la mayor parte del tiempo mientras revolotean hacia el suelo. La luz del Sol se refleja en los cristales que están alineados correctamente y crea el efecto del pilar solar.

En la fotografía , hecha la semana pasada, un pilar solar refleja la luz del Sol que se pone en Östersund ( Suecia ).

Apoya Observatorio

Observatorio lleva más de 23 años (desde 1995) divulgando la ciencia en español traduciendo día a día ininterrumpidamente el servicio de la imagen del día de la NASA. Soportamos más de 15.000 visitas diarías. Al igual que hace la Wikipedia, te pedimos tu colaboración para poder seguir sirviendo esta web cada día. ¡Gracias!

Imagenes relacionadas

Comenta, pregunta, comparte ...

  • emilio silvera

    Hola, amig@s

    Donde esté presente la luz, también lo estará, de una u otra manera, la Belleza. En el caso de la imagen de hoy, ¡UN PILAR DE LUZ! Yo no recomendaría a nadie que se hiciera su casa con esta clase de pilares luminosos. Si la luz está formada por chorros de fotones, si los fotones no tienen masa… Mal soporte podríamos tener.

    La luz, desde tiempos inmemoriales, siempre ha sido el blanco de la curiosidad de los humanos. La podemos ver de muchas maneras: rayos que surgen en las tormentas, en forma de radiación electromagnética, en explosiones supernovas, en todos los fenómenos eléctricos naturales y, en fin, en múltiples formas y momentos y sucesos que la Naturaleza está creando sin cesar en las interacciones de la materia presente en el Cosmos y de las energías que én se activan por una u otra razón.

    Por otra parte, no debemos olvidar que la materia es energía, y, cualquier clase de materia en las debidas circunstancias puede emitir luz, es decir, es decir, chorros de fotones que iluminan el entorno que, en realidad, es la manera en la que se expresa la materia bariónica que es la que podemos ver en forma de estrellas en el cielo y formando inmensas galaxias y, de vez en cuando, también seres vivos y a veces “algo inteligentes” que, al fin y al cabo, también están formados de luz.

    De todos los fenómenos físicos, los relacionados con la luz posiblemente, sean los más fascinantes e intrigantes. Las preguntas: ¿Qué es la luz? ¿Cómo es posible la visión? ¿Qué son los colores? ¿Cómo se forman los arco iris? ¿Qué hace que la luz se emita en los púlsares? ¿Por qu´ñe brillan las estrellas? y mil preguntas más, han despertado la curiosidad de los humanos desde que tuvieron uso de razón, y, hemos podido llegar a contestar algunas y otras, están pendientes de una respuesta.

    Acordáos de cómo Newton la pasó por el prisma y la descompuso en colores. La curiosidad le llevó a querer saber lo que la luz es. Los fenómenos de luz y sombra que son bastantes habituales en nuestra vida cotidiana, resultan espectaculares en el ámbito astronómico, particularmente en los eclipses. El día y la noche, las fases de la Luna y los eclipses de Sol y Luna son todos ellos, fenómenos de luz y sombra.

    .Por otra parte, si relacionamos la luz (constante universal), con la teoría de la relatividad especial de Einstein, en la que se ha puesto como el sprinter más veloz del universo, nadie puede correr más veloz que la luz y, además, si viajamos a velocidad relativistas, las cosas que pueden pasar, van en contra del sentido común: Correr con velocidad cercana a la de la luz en el vacío…¡ralentiza el tiempo!, ¡Aumenta la masa del objeto viajero! y, fenómenos que nos cueta comprender.

    ¿Qué será la luz en realidad?

    Aparte de una maravilla de la que podemos disfrutar todos los seres vivos del planeta, es también (según creo), el estado finall y más puro de la materia: ¡Nosotros somos luz!

    Un saludo amigos.

  • Anónimo

    Yo como arquitecto tampoco recomendaría hacer casas con fotones Emilio, al menos en esta dimensión, jajaja. Gracias como siempre por tus comentarios tan edificantes, un saludo!!

  • garcosa

    ¡Hola, amigos!

    Otro maravilloso espectáculo de luz que nos ofrece la naturaleza, si es la luz que ayudada por cristales de hielo, que a la postre son los que reflejan la luz ocre del sol, ya oculto en el horizonte, provocando este espectacular fenómeno óptico. Prodigio que hay que disfrutar siempre que se presente ante nuestros ojos.

    Aunque desapercibido para la mayoría, no así para los aficionados a la astronomía, que siempre estamos oteando el cielo.

    El nombre que recibe es “pilar solar”. Este fenómeno se engloba dentro de un espectro más amplio, que recibe el nombre de “pilar de luz”.

    Como bien indica el nombre, se trata de un fotometeoro por el cual, la luz del sol, cuando ya se ha ocultado en el horizonte, se refleja en los cristales de hielo existentes en la atmósfera, formando un haz vertical de luz, a modo de pilar.

    Consiste en una columna luminosa sobre el sol al amanecer o al atardecer, aunque en ocasiones -como se observa en la imagen-, pueden aparecer por debajo del disco solar, pero son más cortas. Generalmente este “pilar solar” es incoloro, aunque cuando el sol está bajo adquiere los colores de éste (amarillo, naranja o rojo). Suele tener unos 5º de altura, raramente más de 15º. Cuando el sol está alto no es frecuente ver pilares, en este sentido, la primera imagen más abajo es harto infrecuente, pues fue fotografiada a aprox. las 16 h TU del mes de marzo en la Albufera de Valencia (España) (Lat. 39º 20´). Los pilares solares se forman cuando la luz solar se refleja en los cristales prismáticos o tabulares casi horizontales de hielo de las nubes altas. Si la inclinación de estos cristalillos es menor que la altitud del sol, el pilar aparece por debajo de éste. Si la inclinación es mayor se ve además un pilar por encima del sol. Para explicar completamente el fenómeno, hay que asumir que los cristalillos están girando respecto de un eje horizontal.

    Cuando el aire atmosférico es frío a veces se forman cristales de hielo hexagonales que caen como hojas secas de las nubes situadas a gran altura. La resistencia del aire los mantiene casi totalmente horizontales mientras caen hacia el suelo. Si se los observa en la dirección de la salida o de la puesta de sol, estos cristales planos.

    Durante las salidas y las puestas de sol, el cielo es muy rico en matices y en fenómenos ópticos atmosféricos, cuya explicación científica siempre reconforta. A veces, cuando el sol está a punto de ponerse, acaba de salir o se encuentra ligeramente por debajo del horizonte, se proyecta hacia arriba una columna luminosa, que en ocasiones alcanza una altura considerable. El llamado pilar solar es en realidad un haz de luz reflejada por una miríada de cristales de hielo.

    Los pilares de sol suelen extenderse entre 5 y 10 grados de arco por encima del disco solar y rara vez alcanzan más de 20º. Los de luna presentan el mismo aspecto, pero la mayor proximidad de la fuente al observador permite un mayor tamaño, algo similar a lo que ocurre con la luz procedente de una farola. En este último caso, el pilar generado puede alcanzar hasta 90º, y elevarse, por tanto, hasta el cenit.

    En latitudes medias, los pilares de sol aparecen casi exclusivamente en los meses invernales, al ser cuando hace más frío y la presencia de cristalitos de hielo en el aire es mayor. Con frecuencia, son alargados y brillantes tras la puesta de sol; además, se desplazan hacia el norte (hacia el sur en el Hemisferio Sur), siguiendo el movimiento del sol por debajo del horizonte, siendo visibles hasta entre 30 y 60 minutos después de que el disco solar ha sido ocultado por el horizonte local. Su tonalidad es variable, ya que, al ser luz reflejada, adoptan el color de la luz incidente. Cuando el sol queda aún a cierta altura sobre el horizonte, las columnas de luz resultantes son blancas o amarillentas; mientras que si el astro rey queda muy cerca ya del horizonte, entonces el color del pilar pasa a ser anaranjado, dorado o rojizo.

    Los cristales de hielo con forma de placa o de columna hexagonal proporcionan una excelente superficie reflectora de la luz. Ambas, placas y columnas, se encuentran en las nubes de hielo (cirrus o nubes del género alto-) o también en las cortinas de nieve que se desprenden de la base de una nube, dando lugar a una virga. (En meteorología, virga es el hidrometeoro que cae de una nube pero que se evapora antes de alcanzar el suelo. http://es.wikipedia.org/wiki/Virga_(meteorolog%C3%ADa).

    Dependiendo de cuál sea el rango de temperaturas, el crecimiento del hielo es diferente, formándose los distintos tipos de cristales. Por ejemplo, la formación de placas hexagonales se ve favorecida a temperaturas de entre 0 y -4 ºC, y también en el rango que va de -10 a -20 ºC. Las columnas, también hexagonales, se forman a temperaturas de entre -5 y -8 ºC y también por debajo de -25 ºC.

    Cuando el tamaño de las placas es inferior a 15-20 micras de ancho, caen al azar a través del aire, pero si son algo más grandes, entonces se orientan todas por igual, enfrentando su mayor superficie al suelo, de manera parecida a como lo hace la hoja de un árbol al caer. Las placas de aproximadamente 1 milímetro de largo, alinean su eje mayor perfectamente con el plano del horizonte durante su caída, dando como resultado pilares de sol estrechos y brillantes como el de la fotografía .

    Las columnas de hielo más grandes también caen alineadas, con su eje longitudinal paralelo a la superficie terrestre. En su caída están dotadas de una ligera rotación, que podríamos identificar con el giro de las palas de un helicóptero, aunque a mucha menor velocidad angular. Si el alineamiento del cristal se desvía ligeramente de su perfecta alineación, el pilar resultante se ensancha y puede quedar desplazado con respecto a la fuente luminosa.

    Cuando entre dicha fuente luminosa –el sol en nuestro caso– y el observador tenemos un enjambre de columnitas y placas en “formación de vuelo”, los cristales de hielo actúan como pequeños espejos que reflejan la luz bajo un determinado ángulo, lo que da como resultado el pilar solar. La luz incide tanto en las superficies superiores como en las inferiores de los cristales, y también una fracción de ella es capaz de atravesar las minúsculas estructuras de hielo.

    La amplitud, la forma y la ubicación de un pilar de la luz dependen del tipo y de la orientación de los cristales de hielo, su altura en el cielo, la distancia del observador y la altura de la fuente luminosa. Las placas de hielo, en general, sólo dan lugar a pilares visibles sobre el terreno cuando la altura del sol sobre la línea del horizonte no supera los 6º de arco. La luz reflejada en las columnas de hielo puede dar lugar a pilares visibles cuando el sol está más alto, aunque rara vez cuando se sitúa a más de 20º sobre el horizonte.

    Cuando el sol es muy bajo en el cielo (1 ó 2º a lo sumo sobre el horizonte), se pueden producir reflejos en la superficie inferior de la miríada de cristales alineados. En tal caso, los pilares resultantes son muy estrechos y su sutil estructura puede llegar a desvanecerse en medio de la brillantez del dorado o carmesí amanecer o atardecer.

    Comentar, por último, que estas columnas de luz también pueden estar asociados a Venus y Júpiter.

    Los halos, pilares, falsos soles, etc. se producen por refracción de la luz. El Arco Iris es un fenómeno que se produce precisamente por refracción de la luz al atravesar las gotas de agua suspendidas en la atmósfera. La luz al atravesar una gota de agua se descompone en los siete colores del arco iris. Cada color se desvía en una dirección diferente. En este caso el fenómeno se produce por la misma razón, pero la refracción se produce sobre cristales de hielo en lugar de sobre agua líquida como en el caso de los Arco Iris. Algunas nubes están compuestas de cristales de hielo, que dependiendo de su forma, orientación, etc darán lugares a halos más o menos complejos. Cuando la luz atraviesa el cristal cada color se desvía dando lugar a los halos. También puede ocurrir que se refleje en las caras del cristal, o ambas cosas, que se refleje y se refracte, dando lugar a una infinidad de fenómenos luminosos. Cuando la luz se refleja se desvía, pero no se descompone en sus diferentes colores.

    Nota: Principal fuente consultada: “The Weather Doctor” (www.islandnet.com/~see/weather/doctor.htm).

    http://elsofista.blogspot.com/2011/08/un-pilar-solar-sobre-ontario.html.
    http://www.astromia.com/fotostierra/pilarsolar.htm.
    http://www.redes-cepalcala.org/ciencias1/astronomia/pilar_nocturno.htm.
    http://www.photon-echoes.com/pillars.htm.
    http://ciencia.nasa.gov/science-at-nasa/2002/06may_pillar/.
    http://www.eltiempodelosaficionados.com/Elmaravillosomundodelosafenomenosopticos.html#pilar.
    Videos de pilares solares.
    http://www.youtube.com/watch?v=os5dSKi7Z_8
    http://www.youtube.com/watch?v=njS6HznyUO8.
    Pilar solar en time-lapse.
    http://www.astronomia-iniciacion.com/un-pilar-solar-sobre-suecia.html.
    Curiosidades en torno a fenómenos de luz.
    http://perso.wanadoo.es/arries/observatorio/falsos_soles.html.

    Luminosos saludos.

  • beitx

    keeeeeeeee wapo!!! kiero vivir allí durante un tiempo… 🙂

  • Jose Alfredo Rodero Rivera

    Hola! que gran imagen de un pilar del Sol, la verdad es que me apasionan estos fenómenos atmosférico-ópticos que se producen por la molécula esencial: H2O. Halos, arco iris de Sol y de Luna, parhelios, ademas de glorias entre muchos otros fenómenos atmosféricos presentes en nuestro planeta que incluyen ademas de las auroras, los rayos, entre muchos mas y me gustan tanto como las estructuras de nuestro universo.

    Gracias a emilio y garcosa por complementar tan celestial imagen. Saludos.

  • Sa Ji Tario

    En una oportunidad comenté sobre un pilar de sol durante un ocaso fue de color “verde” y seguramente se produjo en ese color por la inclinación de los cristales de hielo que para mi línea visual era refractada.-

  • garcosa

    Desde Argentina.

    Una imagen del planeta rojo enigmático adquirida por ESA Mars Express se recibió hoy a través de la nueva estación de seguimiento de la ESA en Malargüe, Argentina.
    http://wwwelqueloniovolador.blogspot.com/2012/12/una-imagen-del-planeta-rojo-enigmatico.html.
    http://www.esa.int/Our_Activities/Operations/ESA_s_powerful_new_tracking_station_ready_for_service.
    Saludos.

  • Anónimo

    Muy hermoso. Y las explicaciones de Emilio y Garcosa lo hacen más hermoso y más interesante. Y si es verde – uno de mis colores favoritos, Sa Ji Tario – es mejor. Quisiera estar ahí. ¡Wao!
    Buenas noches.
    PD. Ví una parte de los estupendos enlaces recomendados por ustedes y de la imagen; seguiré luego. Mañana, otro día de trabajo.

    Son las 10:50 PM pero no podía dejar de estar en contacto. Esto es una adicción, la mejor de todas.

  • Jose Alfredo Rodero Rivera

    concuerdo contigo, son las 11:30 pm y le echo la última ojeada a la pagina, esto es un vicio bien sano

El 18 de diciembre de otros años ...

 Visita el calendario

NGC 922: galaxia anular de colisión
día anterior, lunes, 17 de diciembre

  <     <     <       martes, 18 de diciembre       >     >     >  
NGC 5189: una nebulosa planetaria excepcionalmente compleja
día siguiente, miércoles, 19 de diciembre

Busca en Observatorio

o si tienes suerte ...

Saltar aleatoriamente a una de las 8171 fotos