Síguenos en Twitter y descubre la imagen cada día:

La galaxia eliptica M87

por Créditos & Copyright: Robert Gendler
«
La galaxia eliptica M87
»

Las galaxias espirales se componen de varios brazos gigantescos compuestos de estrellas jóvenes y gas interestelar, formando un delgado disco que orbita en torno a un núcleo de mayor grosor. Las galaxias elípticas, por otra parte, parecen ser más sencillas. Al no tener ni gas ni polvo para formar nuevas estrellas, el movimiento aleatorio de las estrellas más viejas les otorga su forma elipsoidal (ahuevada). Aún así, las galaxias elípticas pueden ser inmensas. Por ejemplo, a unos 50 millones de años-luz de distancia encontramos la galaxia dominante en el centro del cúmulo galáctico de Virgo, la galaxia elíptica M87. Su diámetro es de 120.000 años-luz, superior al de nuestra propia Vía Láctea. La M87 contiene un agujero negro supermasivo que es la fuente de los chorros de partículas de alta energía que se despiden de la región central de esta galaxia gigante.


blog comments powered by Disqus