Síguenos en Twitter y descubre la imagen cada día:

«
Trífida en infrarrojo
»

La nebulosa Trífida, aka M20, es fácilmente localizable con un pequeño telescopio, una parada bien conocida en la constelación rica en nebulosas de Sagitario.

Pero donde las fotografías en luz visible muestran la nebulosa dividida en tres partes por oscuros senderos de polvo, esta penetrante imagen infrarroja revela filamentos de gas luminoso y estrellas recién nacidas.

La espectacular vista en falso color es cortesía del Telescopio Espacial Spitzer.

Los astrónomos han usado las imágenes en infrarrojo del Spitzer para contar las estrellas recién nacidas y las embrionarias, que de otra forma yacerían ocultas entre el polvo natal y las nubes incandescentes de esta fascinante guardería estelar.

Como se ve aquí, la Trífida abarca unos 30 años-luz y descansa a sólo 5.500 años-luz de nosotros.


blog comments powered by Disqus