Síguenos en Twitter y descubre la imagen cada día:

La Tierra durante el equinoccio

por Earth at Equinox
Video Créditos: Roscosmos / NTSOMZ /zelenyikot.livejournal.com
Courtesy: Igor Tirsky,Vitaliy Egorov
«

Durante las próximas 24 horas, el día y la noche tienen casi la misma duración en todo el planeta Tierra. Técnicamente, el equinoccio se produce mañana a las 02:29  Tiempo Universal , pero tiene lugar hoy en Norte América y Sur América. Este equinoccio de septiembre indica que el invierno se acerca al hemisferio norte y verano en el hemisferio sur.

Durante el equinoccio, la  línea divisoria entre la  mitad de la Tierra iluminada por el Sol y la mitad nocturna pasa temporalmente por los polos Norte y Sur. Esta línea divisoria se muestra en detalle en  este vídeo captado por el satélite meteorológico ruso Elektro-L durante el equinoccio de septiembre del año pasado. El satélite Elektro-L se encuentra en  órbita  geoestacionaria sobre un punto del ecuador y apunta siempre a la Tierra. El  vídeo es un time lapse de todo el día del equinoccio, con una fotografía tomada cada 30 minutos. A medida que el día progresa se ​​ve el movimiento de las nubes así como el  reflejo del Sol . El próximo equinoccio de la Tierra está previsto para marzo.


  • reserva chile

    poca gracia la imagen de hoy.. rescatable: los satélites geoestacionarios..

  • garcosa

    Aquí esta mi precioso lugar, mi cuna, la de los 7 mil millones que la habitan ahora, sin contar los millones que nos antecedieron.

    Un buen articulo que leí hace algún tiempo, viene bien aquí:

    “En la imaginación de aquellos que son sensibles a las realidades de nuestra era, la tierra se ha vuelto una nave espacial, y este es quizás el hecho individual más importante de nuestros días. Durante milenios, la tierra en las mentes de los hombres era llana e ilimitada. Hoy, como resultado de la exploración, la velocidad y la explosión del conocimiento científico, la tierra se ha vuelto una esfera diminuta, cerrada, limitada, superpoblada, y lanzada a través del espacio hacia destinos desconocidos. Este cambio en la imagen que el hombre tiene de su casa, afecta su conducta de muchas maneras, y es probable que la afecte mucho más en el futuro.

    No es solamente que la imagen del hombre acerca de la tierra haya cambiado; la realidad del sistema social mundial ha cambiado. En tanto el hombre era escaso en número y limitado en tecnología, podía considerar la tierra (de modo realista) como un yacimiento infinito, una fuente infinita de recursos y un pozo negro infinito para los desechos. Hoy, ya no podemos hacer esta suposición. La tierra se ha vuelto una nave espacial, no sólo en nuestra imaginación sino también en la dura realidad del sistema social, biológico y físico en que el hombre está inmerso. En lo que podríamos llamar “los viejos tiempos,” cuando el hombre era escaso en número y la tierra era grande, podía contaminar con impunidad, aunque incluso entonces frecuentemente destruía su medio ambiente inmediato y tenía que trasladarse a un nuevo lugar, al cual a su vez procedía a destruir. Ahora el hombre ya no puede hacer esto; debe vivir en el sistema completo, en que debe reciclar sus basuras y enfrentar realmente al problema del aumento en la entropía material que sus actividades crean. En una nave espacial no hay cloacas.

    Permítanme sugerir, entonces, algunas de las consecuencias de que la tierra que se vuelva una nave espacial. En primer lugar, para el hombre ahora es completamente necesario desarrollar una tecnología que sea diferente de aquella en la que se basan hoy sus sociedades de alto nivel. Las sociedades de alto nivel hoy se basan en el consumo de combustibles fósiles y minerales, ninguno de los cuales (a las tasas actuales de consumo) es probable que duren más de unos cientos años. Es concebible un flujo circular y estable de tecnología de alto nivel, en el cual dediquemos recursos energéticos a la concentración de materiales en forma útil, suficiente para compensar por la difusión de materiales que tiene lugar en su uso. Cuando tomamos combustibles y los quemamos, extraemos, por ejemplo, depósitos concentrados de mineral de hierro y fosfatos, y luego los diseminamos a lo largo del mundo en basurales y los enviamos a los océanos a través de las cloacas. La tecnología estable de alto nivel tendrá que apoyarse en los océanos y la atmósfera como los recursos básicos desde los cuales puedan concentrarse los materiales en la cantidad suficiente como para superar su difusión a través del consumo. Incluso esto, claro, requerirá suministros constantes de energía. No hay ninguna manera de que el sistema cerrado impida el aumento de entropía. La tierra, afortunadamente, tiene un suministro constante de energía desde el sol, y cuando esta desaparezca, el hombre probablemente habrá abandonado la tierra; y también tenemos la posibilidad de energía casi ilimitada de la fusión nuclear, si podemos encontrar medios de aprovecharla de modo útil.

    Finalmente el hombre va a tener que enfrentar el hecho de que él es un sistema biológico viviendo en un sistema ecológico, y que su poder de supervivencia va a depender del desarrollo de sus relaciones simbióticas de carácter de ciclo cerrado con todos los otros elementos y poblaciones del mundo de los sistemas ecológicos. En efecto, lo que esto significa es que todas las otras formas de vida tendrán que ser domesticadas, aun cuando sea en base a preservar la vida silvestre.

    Las consecuencias para el sistema social de la tierra transformándose en una nave espacial, son profundas y poco comprendidas. Está claro que muchas conductas y muchas instituciones humanas del pasado, que eran apropiadas para una tierra infinita, son completamente inapropiadas para una nave espacial cerrada y pequeña. Por ejemplo, no podemos tener indios y cowboys en una nave espacial, ni tampoco la ética del cowboy. No podemos permitirnos el lujo del conflicto irrestricto, y casi con certeza no podemos permitirnos el lujo de la soberanía nacional en un sentido irrestricto. Por otro lado, debemos tener cuidado con llevar la analogía demasiado lejos. En una nave pequeña, tendría que haber un sistema político casi dictatorial con un capitán y una economía planificada. Una nave espacial en viaje, tal como un buque de guerra, tiene que tener una economía planificada casi centralmente. Sin embargo, una gran nave espacial con tres mil millones pasajeros, o quizás diez mil millones, puede tener una estructura social muy diferente. Las grandes organizaciones sociales son muy diferentes a las pequeñas. Puede ser posible tener mucho más libertad individual, un sistema de precios y una economía de mercado de tipo limitado y controlado, e incluso instituciones políticas democráticas. Debe haber, sin embargo, mecanismos cibernéticos o homeostáticos para impedir que las variables globales del sistema social vayan más allá de un cierto rango. Debe haber, por ejemplo, mecanismos para controlar la cantidad total de población; debe haber mecanismos para controlar procesos conflictivos y para impedir la dinámica de procesos sociales perversos de escala e inflación. Uno de los mayores problemas de las ciencias sociales es cómo diseñar instituciones que combinen este control global homeostático con la libertad y movilidad individual. Yo creo que este problema no es insoluble, aunque todavía no fue resuelto.

    Una vez que empezamos a mirar la tierra como una nave espacial, la espantosa magnitud de nuestra ignorancia sobre ella casi asusta. Esto es verdad según el nivel de cada ciencia. No sabemos prácticamente nada, por ejemplo, incluso sobre la dinámica a largo plazo del sistema físico de la tierra. No entendemos, por ejemplo, el mecanismo de las eras glaciales, la naturaleza real de la estabilidad o perturbación geológica, la incidencia del vulcanismo y los terremotos, y entendemos increíblemente poco de esa enormemente compleja máquina de calor conocida como la atmósfera. Ni siquiera sabemos si las actividades de hombre van a hacer que la tierra se caliente o se enfríe. A nivel de las ciencias biológicas, nuestra ignorancia es aun mayor. La ecología como ciencia apenas ha avanzado más allá del nivel de la observación de aves. Todavía tiene que cuantificarse y encontrar una teoría adecuada. Incluso en el caso de un economista, sus actuales estructuras teóricas parecen increíblemente ingenuas, y cuando trata de entender al sistema social mundial (o socioesfera), no sólo somos ignorantes sino orgullosos de nuestra ignorancia. No hay ningún método sistemático de recolección y procesamiento de datos, y la teoría de la dinámica social todavía está en su primera infancia.

    La moraleja de todo esto es que el hombre debe comprender que todos sus problemas principales todavía no están resueltos, y que todavía es necesario un esfuerzo intelectual muy grande y masivo para resolverlos. Mientras tanto estamos gastando nuestros recursos intelectuales en problemas insolubles, tales como la defensa nacional unilateral, y en logros de baja prioridad tales como poner a un hombre en la luna. Esta no es manera de conducir una nave espacial”.

    Fuente: LA TIERRA COMO UNA NAVE ESPACIAL por Kenneth E. Boulding 10 de mayo de 1965
    Universidad del Estado de Washington, Comité de Ciencias Espaciales.
    (en http://www.colorado.edu/econ/Kenneth.Boulding/spaceship-earth.html, consultado 27/06/2005)

  • garcosa
  • reserva chile

    3 votos positivos por copy / paste.. y a mi nada.

  • garcosa

    Si bien es cierto requerimos de estos ayudantes voladores, tenemos un aterrador basurero alrededor de la Tierra. Quizás desde lejos podrían semejar anillos -aunque muy poco parecidos- a los bellos de Saturno.

    Aunque la imagen de abajo asombra, no es demasiado descabellada. Según la NASA, alrededor de la Tierra orbitan actualmente miles satélites artificiales. Realmente, resulta difícil contar con exactitud estos objetos: está claro que ningún país revela el número de satélites espía que tiene orbitando alrededor de la Tierra, y además, muchos de estos objetos han quedado desorbitados y no se han contabilizado.
    Desde el lanzamiento del primer satélite Sputnik en 1957 por la Unión Soviética hasta la fecha, se han acumulado 38,100 satélites, todos orbitando la Tierra,de los activos, mas de 1.500, el resto corresponden a satélites inactivos, satélites deteriorados, restos de cohetes y escombros provenientes de colisiones entre estos, todos ellos girando a nuestro alrededor con la posibilidad en aumento de colisión con otros satélites en el espacio.

    http://3.bp.blogspot.com/-BUs6vodAmkU/UMFxbjOSawI/AAAAAAAAAB0/j5oFuE7t7ZM/s1600/satelites-b.jpg

    http://www.youtube.com/watch?v=cA9rrYvc5Y4

  • Sa Ji Tario

    Gráfico para explicación de Sosticios, Equinoccios y Nodos Ascendentes y Descendentes, este gráfico es para verlo desde el hemisferio norte, Para los del sur invertir los nombres de los solsticios y equinoccios.-

blog comments powered by Disqus