Síguenos en Twitter y descubre la imagen cada día:

«
HR 8799: el descubrimiento de un sistema multiplanetario
»

 ¿Cómo de frecuentes son los sistemas planetarios semejantes a nuestro Sistema Solar? Desde 1996, se han llegado a identificar más de 300 posibles sistemas planetarios en órbita alrededor de estrellas cercanas. Sin embargo, ninguno de ellos ha sido observado directamente; muy pocos ofrecen evidencia de tener múltiples planetas; y muchos de ellos tienen un planeta del tamaño de Júpiter en una órbita más pequeña que la de Mercurio.

Las cosas cambiaron la semana pasada, cuando, junto con las primeras imágenes de Fomalhaut b, también se publicó la imagen superior. Esta imagen muestra un sistema planetario múltiple en órbita alrededor de una estrella lejana pero semejante al Sol. Esta estrella, catalogada como HR 8799, tiene la masa aproximada de 1,5 Soles, y se encuentra a unos 130 años-luz de nosotros –una distancia similar a la de muchas estrellas visibles a simple vista. En esta ocasión, el telescopio Keck (de diez metros e instalado en Hawai) oscureció artificialmente el disco de la estrella para poder captar una imagen infrarroja de tres planetas en órbita. El telescopio de ocho metros Gemini North también ha podido capturar una imagen similar. Cada planeta es varias veces más masivo que Júpiter, pero el más cercano a HR 8799, denominado d, orbita a una distancia similar a la de Neptuno.

Aunque el sistema planetario HR 8799 tiene diferencias significativas con respecto a nuestro Sistema Solar, su descubrimiento constituye una clara prueba de que el universo contiene otros sistemas planetarios múltiples, en los cuales puede concebiblemente existir un planeta similar a la Tierra.


  • Jorge Alber

    Un descubrimiento perfecto, yo leí en la BBC que un científico decia que después de años de buscar planetas, le legaran 4 a la vez los 3 aquí mencionados y el de Fomalhaut.

    La vida depende de los planetas para vivir, pero que es la vida de los átomos que estamos hechos de que se diferencian de algo sin vida.

    En nada solo son atomos pero no algo simple, tal vez sea su forma de organizacion o como pueden organizar otros átomos.

    En fin adiós.

  • http://www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    Buenos días a tod@s, hola Albert.

    Lástima que sea en infrarrojos y no una imagen natural tomada por el Hubble que nos diera una visión óptica de lo que allí existe, y, por otra parte, yo aconsejaría mirar con más detenimiento y detalle, ya que es muy probable que, en ese sitio, además de esos tres gigantes detectados en un principio, existan otros planetas más pequeños y rocosos. Fijaos en que el más cercano, el denominado d, está a una distancia de la estrella de unas 30 UA.

    Creo que, 130 a.l. que nos separan del Sistema Planetario recien pescado, no debe ser razón para que se nos escape la ocasión de indagar algo más produndamente. Los planetas detectados todos mayores que Júpiter sigue la pauta de otros encontrados, sin embargo, nuestro interés debe estar centrado en aquellos más pequeños que, como la Tierra, puedan tener las posibilidades de albergar la vida.

    La estrella, parecida a nuestro Sol (aunque no dice si también es amarilla y de la clase G2) está a unos 130 a.l. y se ha dejado pillar con estos tres planetas alrededor pero…creo que deben ser más los miembros de la familia.

    También se nos pregunta arriba que cómo de frecuente son los sistemas planetarios como el nuestro, y, sin lugar a equivocarme diría que mucho, muy frecuentes repartidos por todo el Universo, lo que ocurre es que nos cuesta encontrarlos por las dichosas distancias, y, aquí mismo se informa de los 300 hallados desde 1996. Sin embargo, son miles de millones.

    Así que, el consejo sería que no se pierda de vista a HR-8799 que, nos podría dar alguna sorpresa.

  • http://www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    Llamamos Sistema planetario a una Estrella que está rodeada de otros cuerpos no luminosos que la orbitan, unos son llamados planetas y otros satélites que, a su vez, orbitan alrededor de aquellos. En el nuestro, con cerca de una decena de planetas y más de 60 satélites o lunas, además de incontables asteroides, cometas y meteoroides.

    Al comentar lo que arriba se nos muestra, tenemos que tomar como referencia el Sistema Solar o Planetario que más cerca tenemos y el que mejor conocemos, el nuestro. Nuestro S.Solar nos marca la pauta a seguir y nos sirve de modelo.

    Aquí, el afelio de la órbita de Plutón, a más de 7.300 millones de km del Sol, determina el límite exterior del sistema planetario conocido, aunque muchos objetos del Cinturon de Kuiper se encuentran más allá de este límite y algunos cometas de período largo viajan quizá hasta una distancia igual a la mitad de la distancia de la estrella más próxima, en este caso, Alfa Centauri, o lo que serían unos 2 a.l. aproximados.

    Si nos quedamos con una esfera del espacio que mide 7.300 Km de radio que sería el espacio ocupado por nuestro S. Solar, tendremos que convenir que el de arriba es mucho más grande en cuanto al espacio que ocupa, ya que, se nos dice que d, el planeta más cercano a la estrella, está a 30 UA (4.500 millones de Km), y, mirando el gráfico que nos sale arriba, veremos que los otros dos planetas están situados a unas distancias muchísimo mayor que la que tiene d, así que, b y c están situados a muchísimos millones de kilómetros de la estrella que están orbitándo.

    En tantísimos espacio y dada la situación de estos planetas en relación a su Sol, ahí deben estar presentes muchos objetos que, por sus dimensiones más pequeñas no han sido detectados.

  • José Manuel

    Tiene mucho mérito el hallazgo, porque llevaban muchos años observando y no sólo han podido constatar la evidencia de su existencia, sino que, por vez primera, los han podido “fotografiar”… y ahí están.

    Las técnicas de detección hasta ahora habían consistido en tomar ingentes cantidades de datos en la observación de una estrella, en diferentes frecuencias del espectro y analizarlas posteriormente, estudiando pormenorizada y concienzudamente los gráficos y sacando conclusiones, al encontrar alteraciones en los mismos que sólamente podían ser debidas al paso de un planeta por el campo de observación.

    Los astrofísicos que han logrado realizar este estudio, a partir de ahora, se pueden dedicar a dar conferencias el resto de su vida. La comunidad científica valora su aportación, su ingeniosa forma de captación del sistema planetario.

  • http://www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    Hasta el momento, los planetas que han sido descubiertos tienen una masa y un diámetro mucho mayor que la de la Tierra y están formados por gas como Júpiter que, según parece, aunque sea un gigante para nosotros, es el hermano pequeño de todos lo que van apareciendo que, por lo general, son planetas gigantes que dejan chicos a Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.

    Lo que está claro es una cosa, en torno a las estrellas, encontrar planetas que la orbiten no es nada extraño, incluso diría que es lo normal, toda vez que los planetas (según creo) pueden ser trozos desprendidos del Sol en formación que han quedado atrapados por la fuerza de gravedad y cuando se enfrían quedan dándo vueltas alrededor de la estrella.

    Las distancias tan grandes a las que están esos tres planetas de arriba nos aconseja pensar que más cerca de la estrella puedan estar cómodamente situados otros de menor volumen (planetas interiores) que, como son cuerpos que no emiten luz propia, son difíciles de detectar. De momento aquí, sólo se nos muestran tres planetas exteriores.

    La verdad es que es emocionante cuando se encuentran nuevos sistemas planetarios que nos traen la esperanza de no estar solos en el Universo.

  • http://www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    Lleva razón el amigo José Manuel, la cosa no es fácil y, los métodos son indirectos poniendo los “ojos” encima de la estrella y vigilando cualquier anomalía en su proceder que delate la presencia de esos planetas.

    Esta nueva manera de mirar el universo nos da nuevas ideas, no todo el espacio son agujeros negros, estrellas de neutrones, galaxias y desconocidos objetos, también existen infinidad de planetas que, como el nuestro, están ahí para ser descubiertos.

    La verdad es que casi todo el universo está “vacío” y sólo en algunas regiones tiene agrupaciones de materia en forma de estrellas y otros objetos estelares y cosmológicos; muchas de sus propiedades y características más sorprendentes (su inmenso tamaño y su enorme edad, la soledad y oscuridad del espacio) son condiciones necesarias para que existan observadores inteligentes como nosotros.

    No debería sorprendernos la vida extraterrestre; si existe, pudiera ser tan rara y lejana para nosotros como en realidad nos ocurre aquí mismo en la Tierra, donde compartimos hábitat con otros seres vivos con los que hemos sido incapaces de comunicarnos, a pesar de que esas formas de vida, como la nuestra, están basadas también en el carbono.

    Aunque algunos hablan de que no se puede descartar formas de vida inteligente basadas en otros elementos, como por ejemplo, el silicio, por lo que a mí concierne no creo que eso sea así y, espero que la vida esté toda basada en el Carbono que, además, es lo más sensato si pensamos en las facilidades que da este elemento para juntarse con otros y conformar sustancias y cuerpos.

    En fin, el día es largo y esperemos que no sea como el de ayer, ya que hoy, sí tenemos un tema con materia suficiente para el comentario.

  • http://www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    En su influyente libro “Origen y meta de la historia”, escrito en 1.949, poco después de la muerte de Eddington, el filósofo Kart Jaspers pregunta:

    “¿Por qué vivimos y desarrollamos nuestra historia en este punto concreto del espacio infinito, en un minúsculo grano de polvo en el universo, un rincón marginal? ¿Por qué precisamente ahora en el tiempo infinito? Estas son cuestiones cuya insolubilidad nos hace conscientes de un enigma.

    El hecho fundamental de nuestra existencia es que parecemos estar aislados en el cosmos. Somos los únicos seres racionales capaces de expresarse en el silencio del universo. En la historia del Sistema Solar se ha dado en la Tierra, durante un periodo de tiempo infinitesimalmente corto, una situación en la que los seres humanos evolucionan y adquieren conocimientos que incluye el ser conscientes de sí mismos y de existir… Dentro del Cosmos ilimitado, en un minúsculo planeta, durante un minúsculo periodo de tiempo de unos pocos milenios, algo ha tenido lugar como si este planeta fuese lo que abarca todo lo auténtico. Este es el lugar, una mota de polvo en la inmensidad del cosmos, en el que el ser ha despertado con el hombre”.

    Hay aquí algunas grandes hipótesis sobre el carácter único de la vida humana en el universo (creo que equivocada). En cualquier caso se plantea la pregunta, aunque no se responde, de por qué estamos aquí en el tiempo y lugar en que lo hacemos. Hemos visto que la cosmología moderna puede ofrecer algunas respuestas esclarecedoras a estas
    preguntas.

    Hasta luego, que llego tarde al trabajo.

  • odiseo

    buenos dias.
    …..
    Después de una rancia foto como la de ayer, la de hoy en cambio, es recientita, aunque ya la semana pasada se hicieron eco de ella varios medios de comunicación, no deja de ser interesante poder verla y comentarla en estas páginas.
    …..
    Yo creo que el principal problema con que se encuentran quienes descubren estos sistemas planetarios, debe de ser la luz de la propia estrella, pues imagino a alguien que estubiese en un planeta no muy lejano de nuestro sisitema solar y pienso que aparte del sol, los únicos planetas que verían serían los esteriores o gigantes gaseosos, siendo muy dificil la posibilidad de que pudiesen detectar los interiores, dado que su cercania al Sol podría hacer confundir a un observador lejano, bien por el brillo de la estrella o bien por la radiación emitida por la misma.
    …..
    En fin, esperemos que poco a poco y con nuevas tecnologias, que sean capaces de eliminar las causas de que no se puedan hacer observaciones más certeras, en no mucho tiempo tendremos unas cuantas estrellas conocidas, con sus sistemas solares.
    ….
    Saludos a todas y todos.

  • Aker

    Buenas mañanas tengamos. El 14 de Nov., en #11, os contaba la noticia de la página de hoy, que leía en el periódico entonces.
    Jose Manuel nos ha recordado las dificultades de las observaciones de estos planetas.
    En la luz que recibimos de una estrella viaja toda la información de su posible sistema planetario; información comprimida que iremos aprendiendo a extender y agrandar.
    Realmente avanzamos en esta técnica con cierta velocidad. No suelo ser muy optimista en lo que se refiere a los destinos (metafísicos) de la humanidad. Pero, en este caso, sí me siento optimista.
    Y no creo que pase una década sin que hayamos descubierto un planeta similar a la Tierra, cuya atmósfera podamos identificar.
    Saludos.

    Aker

  • http://observatoriofftopic.blogspot.com/ jipifeliz

    Salud!!!!!!!!!

    Si lo he comprendido bien, hemos pasado de la antigua técnica de buscar planetas observando estrellas y sus ligeras variaciones orbitales, usando ingente cantidad de mediciones y datos, a un novedoso sistema tecnológico de última generación, consistente en un trozo de cartulina negra que tape la estrella para ver su alrededor, años y años de sofisticados instrumentos y estudios para rematar la faena con una cartulina, cartulina de alta tecnología, claro es.

    Demuestra ésto que sin duda la belleza de lo sencillo y simple puede superar sin esfuerzos a lo enrevesado, parecido a la sensación que producen las ecuaciones de las fuerzas de la naturaleza, en su sencillez reside la tremenda belleza intelectual que desprenden, algo similar a la técnica que hoy podemos contemplar, sencilla y eficaz como todo lo bello.

    Por otro lado, si bien la técnica novedosa muestra lo que vemos, mantengo la esperanza en la verdadera tecnología novedosa y complicada, como indica el amigo Emilio, cuesta creer que solo haya 3 planetas en tan enorme espacio de S. Solar, muy probablemente ande repleto de satélites enormes, planetas orbitando la estrella central y otros orbitando los gaseosos, como nosotros tenemos las lunas de Júpiter y el resto, sabemos que resulta muy posible que las iniciales condiciones para el “brote” de la primigenia vida pueden darse en satélites que orbiten superplanetas y no especificamente en un planeta independiente como el nuestro, en la franja de la vida (la zona de calor adecuada para la agua líquida) caben muchas posibilidades que comenzamos a poder observar desde hace poco.

    Y aunque sea prematuro y entre en la zona de la ilusión mas que en otra, calculo que como estamos viendo S. Solar en las cercanias de unos 120 años luz, y resulta que ésa es una zona repletita de estrellitas, habrá cantidad enorme de S. Solares a estudiar, con fortuna deberemos fabricar ingenios que nos permitan medir los contaminantes de su atmósfera como indicaba Aker para controlar su “momento” en el desarrollo, y pedir a quien corresponda que aumente el límite de velocidad, pues caso de que observemos actividad en uno de esos sistemas y debamos esperar decenios para entablar amistad, dará mucha rabia seguir siendo lentos como tortugas espaciales, listos porque usamos cartulina tecnológica, pero lentos como un desfile de patos.

    Hoy, me quedo con la sencillez del ingenio humano, gracias a saber “tapar” podemos ver mucho más.

  • Daniel

    Llevo ya unos años leyendo sobre astronomía y me doy cuenta que cada vez estamos más cerca de encontrar el santo grial que todo astrónomo busca y es un planeta similar a la tierra. Nuestra tecnología avanza a pasos agigantados, tanto así que en dos años los instrumentos se quedan obsoletos por la parición de otros nuevos con mayor precisión.

    Es fácil pensar que no se tardará encontrar incluso alguna señal de vida inteligente de origen extraterrestre. Es más, me aventuro a decir que esa señal ya está ahí de hace mucho tiempo, pero aún no sabemos localizarla o decodificarla.

    Cada día leo noticias sobre el cosmos con la ilusión de que me den una grata sorpresa. Esta foto me da esperanzas renovadas.

    SALUDOS

  • Qfwfq

    Quisiera yo apuntar, al hilo de lo que apunta Daniel y el asunto de la “cartulina” de jipi, lo sofisticados y laboriosos de desarrollar que son los equipos actuales. Lleva tantos años fabricar uno de estos telescopios, y reunir los dineros para ello que, cuando se ponen en marcha, ya se está pensando en la generación después de la siguiente, dado la enorme velocidad a la que se desarrollan nuevas tecnologías en estos tiempos. Sin embargo, es el ingenio de los que estudian y observan, y no la capacidad de las máquinas, para extraer información de los crípticos datos que estas escupen, de las mínimas variaciones, diferenciar la señal del ruido… Bravo por ellos (y por los becarios)

  • http://observatoriofftopic.blogspot.com/ Chapu

    Buenos días.

    Pienso que un sistema planetario de 8 planetas (más enano) como el nuestro es una verdadera rareza, por lo que se ve. Hasta ahora, a parte de nosotros, el record se lo lleva Formalhaut b con tres planetas. Y eso después de que hayamos descubierto centenares de sistemas.

    Jipi, yo creo que siempre se ha utilizado la “cartulina” o no, según la conveniencia de la situación. En total, por lo que sé, hay tres maneras de encontrar esos escurridizos planetas:

    1- Si da la gran casualidad de que la órbita planetaria está de canto con respecto a nuestra visual, midiendo las variaciones de magnitud de la estrella cuando se da un tránsito, o sea, cuando el planeta tapa un poco de su luz.

    2- Si la estrella baila un poco, o sea, que oscila sin razón aparente, es que la razón es un planeta, de los grandes, eso sí.

    3- El método de la cartulina. Tapamos y hacemos la foto.

    Muchas veces se han descubierto planetas de pura chiripa, o sea, amigo Jipi, que no es que decidamos utilizar un método de detección u otro. Todo depende si los buscamos o si nos los encontramos, y también de las distancias y magnitudes y seguro que más cosas. Pero el método de la cartulina se ha venido usando desde hace años. No es nada nuevo.

    Salud a todas, todos.

  • Qfwfq

    #13 Chapu, también está el método de la lente gravitatoria, que se está utilizando con éxito apuntando a estrellas que están sobre campos estelares ricos (hacia Sagitario mayormente), y permite detectar planetas mucho más pequeños que los métodos que indicas.

    A Folmahaut no se le conoce más planeta que el de la foto, y ya se intuía su existencia, dado que ta se sabía que la estrella no está en el centro del disco. Pero hay sistemas de los que se ha deducido que deben tener al menos 3 o cuatro planetas, estudiando el bamboleo de la estrella.

  • Alfonso

    “El oficio de aguador se aprende al primer viaje”

  • http://observatoriofftopic.blogspot.com/ Chapu

    #14. Cierto, Qfwfq. Gracias por la corrección. Las lentes gravitatorias también son una gran herramienta.

  • kas

    olas maravilladas

    viendo esta imagen recuerdo mis primeras lecturas de ciencia ficcion, donde era eso, pura ficcion la existencia de planetas orbitando lejanas estrellas.

    coincido con qfwfq, los descubridores astronomicos, se merecen mas de un ¡¡hurra!!

    cada vez aceleramos mas, me recuerdan los modernos astronomos, a una carrera de f1, dia a dia, descubren algo nuevo.

    y si ademas, como comento gustavo el otro dia, tuviesemos la suerte de que la velocidad luz, no fuese tan estricta, y tuviese alguna variacion.

    eso o el famoso agujero blanco o de gusano, para poder ir y venir por ahi, de dar una vuelta, seria abrir de golpe el universo para la humanidad, que logicamente al principio estarian los viajes adjudicados a quienes tuviesen las mejores cualificaciones, seria normal.

    pero el tiempo lo llegaria a popularizar, dentro de parametros necesarios.

    pero si solo a 130 a.l. o como formalhaut b a 25 a.l. hay planetas, la vida no puede estar mucho mas lejos.

    aunque solo sea microbiana, pero seguro que cerca hay vida.

    claro que todavia nos queda por explorar el sistema solar, entre otros europa, para mi uno de los mas importantes candidatos.

    de hecho la nasa tambien lo debe pensar, pues en el lago vostok, antartida, el unico lago aislado que queda en la tierra, bajo 4 km. de hielo, y conteniendo agua liquida.

    hay un proyecto de la nasa, para llegar al agua sin contaminarla, para lo que usara para perforar derritiendo la capa de hielo una sonda, que arrastrara, un cable de sujeccion y un cable de alimentacion, ademas portara un mini-submarino que dejara caer en el agua para investigar la existencia de vida, y probar el material que posteriormnte quieren utilizar en europa.

    en la capa congelada del agua del lago en la base de la capa de hielo, se han encontrado evidencias de vida en forma de microbios que sugieren que el agua del lago puede albergar uno o varios ecosistemas, ya que también se sabe que el lago está formado por dos fosas separadas por una cordillera y se ha sugerido que las composiciones químicas y biológicas de ambas podrían ser distintas.

    asi que como vereis esto va a toda leche!!

    las ganas que tengo de ver a los hombrecillos verdes, grises, rosas, da lo mismo.

    petons
    kas

  • http://www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    la NASA y la ESA están trabajando en una nueva generación de proyectos que podrían usar esa tecnología de nuevo cuño. Sin embargo, lo más seguro es que, finalmente, dado el alto coste de estas misiones, se fusionen en un Proyecto verdaderamente global.

    Sería una colaboración entre todos los expertos de renombre que hay en la Tierra para buscar la prueba de que no estamos solos en el Universo –Gaia en su conjunto buscando otras Gaias- El Proyecto de la Agencia Espacial Europea se conoce como el proyecto Darwin, pero también se denomina de una manera más prosaica, Interferómetro Espacial de Infrarrojos (IRSI = Infrared Space Interferometer); equivalente al de la NASA denominado Terrestrial Planet Zinder (TPF). Los dos proyectos funcionarán según los mismos principios.

    Sin embargo, por sorprendente que pueda parecer, especialmente después de ver las imágenes de la Tierra tomadas desde el espacio, en las cuales ésta aparece como una brillante bola azul y blanca sobre un fondo oscuro, la luz visible no ofrece las mejores perspectivas para detectar directamente otros planetas similares a la Tierra. Esto es así por dos razones:

    En primer lugar, la luz visible que se recibe desde un planeta como la Tierra es en esencia el reflejo de la luz procedente de su estrella progenitora, por lo que no sólo es relativamente débil, sino que resulta muy difícil de captar a distancias astronómicas sobre el fondo iluminado por el resplandor de dicha estrella.

    En segundo lugar, del tipo de la Tierra alcanzan en realidad su brillo máximo en la parte de rayos infrarrojos del espectro electromagnético, por el modo en que la energía absorbida procedente del Sol vuelve a irradiarse en la zona de infrarrojos de dicho espectro, con longitudes de onda más largas que las de la luz visible.

    En una longitud de onda de unas pocas micras, la Tierra es el planeta más brillante del Sistema solar y destacaría como un objeto impactante si se utilaza cualquier telescopio de infrarrojos suficientemente sensible situado en nuestra proximidad estelar. El problema es que, dado que la radiación de infrarrojos es absorbida por los propios gases de la atmósfera terrestre, como el dióxido de carbono y el vapor de agua, que son lo que nos interesa descubrir, el telescopio que se utilice para buscar otros planetas como la Tierra tendrá que ser colocado en las profundidades del espacio, lejos de cualquier fuente potencial de contaminación. También tendrá que ser muy sensible, lo que significa muy grande. De ahí que estemos hablando de un proyecto internacional muy caro que tardará décadas en llevarse a buen puerto haciéndolo una realidad.

    La sola presencia de gases como el dióxido de carbono y el vapor de agua no es suficiente como un signo de vida, pero sí de la existencia de planetas del tipo de la Tierra en el sentido de que tendrían una atmósfera como Venus y Marte, mientras que, en particular, la presencia de agua indicaría la probabilidad de que existiera un lugar adecuado para la vida.

    En realidad, cuando se estudian de forma detenida y pormenorizada los mecanismos del Universo, podemos ver la profunda sencillez sobre la que este se asienta. Los objetos más complejos del Universo conocido son los seres vivos, como, por ejemplo, nosotros mismos.

    Estos sistemas complejos están hechos de las materias primas más comunes que existen en Galaxias como la Vía Láctea. En forma de aminoácidos estas materias primas se ensamblan de manera natural, dando lugar a sistemas autoorganizadores donde unas causas subyacentes muy sencillas pueden producir complejidad en la superficie, como en el caso del tigre y sus manchas. Finalmente, con el fin de detectar la presencia de esta complejidad máxima de unos sistemas universales no necesitamos ninguna prueba sofisticada para distinguir la materia viva de la materia “inerte”, si no únicamente las técnicas más sencillas (aunque asistidas por tecnologías altamente avanzadas) para identificar la presencia de uno de los compuestos más simples del universo: El oxígeno.

    El caos y la complejidad se combinan para hacer del universo un lugar muy ordenado que es justo el entorno adecuado para formas vivas como nosotros mismos. Como dijo Stuart Kauffman, “en el universo estamos en nuestra propia casa”. Sin embargo, no es que el universo se haya diseñado así para beneficiarnos a nosotros. Por el contrario, lo que sucede es que estamos hechos a imagen y semejanza del universo por adaptación al medio.

    Planteémonos una simple pregunta: Dadas las condiciones que imperaban en la Tierra hace cuatro mil millones de años, ¿qué probabilidades había de que surgiera la vida?

    No basta con responder que “la vida era inevitable, puesto que nosotros estamos aquí “. Obviamente, la vida sí se inició: nuestra existencia lo demuestra. Pero ¿tenía que iniciarse? En otras palabras, ¿era inevitable que emergiera la vida a partir de un combinado químico y radiado por la energía interestelar y después de millones de años?

    Nadie conoce una respuesta exacta a esta pregunta. El origen de la vida, según todos los indicios y datos con los que hoy contamos, parece ser un accidente químico con una alta probabilidad de reproducirse en otros lugares del Universo que sean poseedores de las condiciones especiales o parecidas a las que están presentes en nuestro planeta.

    Pero la vida, no consiste solo en ADN, genes y replicación. Es cierto que, en un sentido biológico estricto, la vida está simplemente ocupada en replicar genes. Pero el ADN es inútil por sí sólo. Debe construir una célula, con todas sus sustancias químicas especializadas, para llevar a cabo realmente el proceso de replicación. En las denominadas formas de vida superior debe construir un organismo completo para que tenga todos los requisitos exigidos para que pueda replicarse. Desde la perspectiva de un genoma, un organismo es una manera indirecta de copiar ADN.

    Sería muy laborioso y complejo explicar aquí de manera completa todos y cada uno de los pasos necesarios y códigos que deben estar presentes para formar cualquier clase de vida. Sin embargo, es necesario dejar constancia aquí de que los elementos necesarios para el surgir de la vida sólo se pueden fabricar en el núcleo de las estrellas y en las explosiones de supernovas que pueblan el universo para formar nebulosas que son los semilleros de nuevas estrellas y planetas y también de la vida.

    El surgir de la vida en nuestro Universo puede ser menos especial de lo que nosotros pensamos, y, en cualquier lugar o región del Cosmos pueden estar presentes formas de vida en condiciones que para nosotros podría ser como las del infierno.

    Hace varias décadas, los biólogos quedaron sorprendidos al descubrir bacterias que vivían confortablemente a temperaturas de setenta grados Celsius. Estos microbios peculiares se encontraban en pilas de abonos orgánicos, silos e inclusos en sistemas domésticos de agua caliente y fueron bautizados como termófilos.

    Resultó que esto era sólo el principio. A finales de los años setenta la nave sumergible Alvin, perteneciente al Woods Hole Océano Graphic Institute, fue utilizada para explorar el fondo del mar a lo largo de la Grieta de las Galápagos en el océano Pacífico. Este accidente geológico, a unos dos kilómetros y medio bajo la superficie, tiene interés para los geólogos como un ejemplo primordial de las chimeneas volcánicas submarinas conocidas como “húmeros negros “.

    Cerca de un humero negro, el agua del mar puede alcanzar temperaturas tan altas como trescientos cincuenta grados Celsius, muy por encima del punto de ebullición normal. Esto es posible debido a la inmensa presión que hay en dicha profundidad.

    Para asombro de los científicos implicados en el proyecto Alvin la región en torno a los húmeros negros de las Galápagos y otros lugares de las profundidades marinas resultó estar rebosante de vida.

    Entre los moradores más exóticos de las profundidades había cangrejos y gusanos tubulares gigantes. También había bacterias termófilas ya familiares en la periferia de los húmeros negros. Lo más notable de todo, sin embargo, eran algunos microbios hasta entonces desconocidos que vivían muy cerca de las aguas abrasadoras a temperaturas de hasta ciento diez grados Celsius. Ningún científico había imaginado nunca seriamente que una forma de vida pudiera soportar calor tan extremo.

    Igualmente se han encontrado formas de vida en lugares de gélidas temperaturas y en las profundidades de la tierra. Así mismo, la NASA ha estado en un pueblo de Huelva para estudiar aguas con un PH imposible para la vida y cargada de metales pesados que, sin embargo, estaba rebosante de vida. El proyecto de estos estudios se denomina P-TINTO, ya que, las aguas a las que nos referimos son precisamente las del Río Tinto, llenas de extremófilos.

    La anterior reseña viene a confirmarla enorme posibilidad de la existencia de vida en cualquier parte del universo que está regido por mecanismos iguales en cualquiera de sus regiones, por muchos años luz que nos separen de ellas. En comentarios anteriores dejamos claro que las Galaxias son lugares de autorregulación, y, podríamos considerarlos como organismos vivos que se regeneran así mismos de manera automática luchando contra la entropía del caos de donde vuelve a resurgir los materiales básicos para el nacimiento de nuevas estrellas y planetas donde surgirá alguna clase de vida.

    La idea de que la vida puede tener una historia se remonta a poco más de dos siglos. Anteriormente, se consideraba que las especies habían sido creadas de una vez para siempre. La vida no tenía más historia que el Universo. Sólo nosotros, los seres humanos, teníamos una historia. Todo lo demás, el Sol y las estrellas, continentes y océanos, plantas y animales, formaban la infraestructura inmutable creada para servir como fondo y soporte de la aventura humana. Los fósiles fueron los primeros en sugerir que esta idea podía estar equivocada.

    Durante cerca de tres mil millones de años, la vida habría sido visible sólo a través de sus efectos en el ambiente y, a veces , por la presencia de colonias, tales como los extremófilos que asociaban billones de individuos microscópicos en formaciones que podrían haber pasado por rocas si no fuera por su superficie pegajosa y por sus colores cambiantes.

    Toda la panoplia de plantas, hongos y animales que en la actualidad cubre el globo terrestre con su esplendor no existía. Sólo había organismos unicelulares, que empezaron con casi toda seguridad con bacterias. Esa palabra, “bacteria”, para la mayoría de nosotros evoca espectros de peste, enfermedades, difteria y tuberculosis, además de todos los azotes del pasado hasta que llegó Pasteur. Sin embargo, las bacterias patógenas son sólo una pequeña minoría, el resto, colabora con nosotros en llevar la vida hacia delante, y, de hecho, sin ellas, no podríamos vivir. Ellas, reciclan el mundo de las plantas y animales muertos y aseguran que se renueve el carbono, el nitrógeno y otros elementos bioquímicos.

    Por todas estas razones, podemos esperar que, en mundos que creemos muertos y carentes de vida, ellas (las bacterias) estén allí. Están relacionadas con las primeras formas de vida, las bacterias han estado ahí desde hace cerca de 4.000 millones de años, y, durante gran parte de ese tiempo, no fueron acompañadas por ninguna otra forma de vida.

    Pero, ¿No estamos hablando del Universo? ¡Claro que sí! Hablamos del Universo y, ahora, de la forma más evolucionada que en él existe: Los seres pensantes y conscientes de SER, nosotros los humanos que, de momento, somos los únicos seres inteligentes conocidos del Inmenso Universo. Sin embargo, pensar que estamos solos, sería un terrible y lamentable error que, seguramente, nos traería consecuencias de difícil solución.

    Hay que pensar seriamente en la posibilidad de la vida extraterrestre que, incluso en nuestra propia Galaxia, podría ser muy abundante. Lo único que necesitamos es ¡Tiempo! para obntener los medios que nos llevará hacia esas nuevas formas de vida.

    Tiempo para poder avanzar en el conocimiento que nos lleve, por ejemplo, a poder aprovechar las energías quie, estándo tan a la vista, no domos capaces de obtener. Cuando eso llegue, estaremos preparados para dar el salto hacia las estrellas, y, allí, nos esperan sorpresas que ahora, ni podemos sospechar.

    Pero, por otra parte, nuestra imaginación, es casi tan grande como el Universo mismo, y, ¡cuando de verdad, nos ponemos a pensar! Cualquier cosa será posible, dentro de los límites impuestos por el propio Universo.

    En todo el Universo siempre es lo mismo, rigen las mismas leyes, las mismas fuerzas e igualmente, en todas partes está presente la misma Materia.

    TODO:

    Quarks
    Nucleones
    Núcleos
    Átomos
    Moléculas
    Sustancias
    Cuerpos
    Planetas (Vida)
    Estrellas
    Galaxias
    Cúmulos de galaxias

  • http://www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    Como nos dice la filosofía, nada es como se ve a primera vista, todo depende bajo el punto de vista desde el que miremos las cosas.

    “Lo primero que hay que comprender sobre los universos paralelos… es que no son paralelos. Es importante comprender que ni siquiera son, estrictamente hablando, universos, pero es más fácil si uno lo intenta y lo comprende un poco más tarde, después de haber comprendido que todo lo que he comprendido hasta ese momento no es verdadero.”
    Douglas Adams

    ¿Qué vamos a hacer con esta idea antrópica fuerte? ¿Puede ser algo más que una nueva presentación del aserto de que nuestra forma de vida compleja es muy sensible a cambios pequeños en los valores de las constantes de la naturaleza? ¿Y cuáles son estos “cambios”? ¿Cuáles son estos “otros mundos” en donde las constantes son diferentes y la vida no puede existir?

    En ese sentido, una visión plausible del universo es que hay una y sólo una forma para las constantes y leyes de la naturaleza. Los universos son trucos difíciles de hacer, y cuanto más complicados son, más piezas hay que encajar. Los valores de las constantes de la naturaleza determinan a su vez que los elementos naturales de la tabla periódica, desde el hidrógeno número 1 de la tabla, hasta el uranio, número 92, sean los que son y no otros. Precisamente, por ser las constantes y leyes naturales como son y tener los valores que tienen, existe el nitrógeno, el carbono o el oxígeno.

    Esos 92 elementos naturales de la tabla periódica componen toda la materia bariónica (que vemos y detectamos) del universo. Hay más elementos como el plutonio o el einstenio, pero son los llamados transuránicos y son artificiales.

    Hay varias propiedades sorprendentes del universo astronómico que parecen ser cruciales para el desarrollo de la vida en el universo. Estas no son constantes de la naturaleza en el sentido de la constante de estructura fina o la masa del electrón. Incluyen magnitudes que especifican cuán agregado está el universo, con que rapidez se está expandiendo y cuánta materia y radiación contiene.

    En última instancia, a los cosmólogos les gustaría explicar los números que describen estas “constantes astronómicas” (magnitudes). Incluso podrían ser capaces de demostrar que dichas “constantes” están completamente determinadas por los valores de las constantes de la naturaleza como la constante de estructura fina. ¡¡El número puro y adimensional, 137!!

    Las características distintivas del universo que están especificadas por estas “constantes” astronómicas desempeñan un papel clave en la generación de las condiciones para la evolución de la complejidad bioquímica. Si miramos más cerca la expansión del universo descubrimos que está equilibrada con enorme precisión.

    De hecho, está muy cerca de la línea divisoria crítica que separa los universos que se expanden con suficiente rapidez para superar la atracción de la gravedad y continuar así para siempre, de aquellos otros universos en los que la expansión finalmente se invertirá en un estado de contracción global y se dirigirán hacia un Big Grunch cataclísmico en el futuro lejano. El primero de estos modelos es el universo abierto que será invadido por el frío absoluto, y el segundo modelo es el del universo cerrado que termina en una bola de fuego descomunal.

    Todo dependerá de cual sea el valor de la densidad de materia.
    Algunos números que definen nuestro universo
    De hecho, estamos tan cerca de esta divisoria crítica que nuestras observaciones no pueden decirnos con seguridad cuál es la predicción válida a largo plazo.

    En realidad, es la estrecha proximidad de la expansión a la línea divisoria lo que constituye el gran misterio: a priori parece altamente poco probable que se deba al azar. Los universos que se expanden demasiado rápidamente son incapaces de agregar material para la formación de estrellas y galaxias, de modo que no pueden formarse bloques constituyentes de materiales necesarios para la vida compleja. Por el contrario, los universos que se expanden demasiado lentamente terminan hundiéndose antes de los miles de millones de años necesarios para que se tomen las estrellas.

    Sólo universos que están muy cerca de la divisoria crítica pueden vivir el tiempo suficiente y tener una expansión suave para la formación de estrellas y planetas… y ¡vida!

  • http://www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    Al ver esta magnifica imagen, no puedo dejar de pensar que, en cualquier rincón de ese espacio, puede estar presente un nuevo planeta que, como pasó en la Tierra, hace ahora unos 4.000 millones de años, se aglomeren los materiales sólidos y atrapen una serie de materiales gaseosos y los retenga entre los muchos huecos y grietas de un planeta en formación y también como consecuencia de las uniones químicas débiles.

    Estos gases contendrían seguramente átomos de helio, neón y argón que como pasó en la Tierra, no se combinaran con nada; y átomos de hidrógeno, que o bien se combinaran entre sí por parejas para formar moléculas de hidrógeno (H2), o bien se combinaran con otros átomos: con Oxígeno para formar agua (H2O), con Nitrógeno para formar amoníaco (NH3), o con Carbono para formar metano (CH4).

    A medida que el material de este planeta en ciernes se comprima más y más y la acción volcánica haga su trabajo, los gases serán expulsados. Las moléculas de hidrógeno y los átomos de helio y neón, al ser demasiado ligeros para ser retenidos, escaparan rápidamente.

    Así, la atmósfera quedará constituida por lo que allí quede: vapor de agua, amoníaco, metano y algo de argón. La mayor parte del vapor de agua, pero no todo, se condensará y formará un océano.

    Esa es, actualmente, la atmósfera que tiene Júpiter y Saturno, con la diferencia de que son tan grandes que pueden retener hidrógeno, helio y neón.

    Sigamos con nuestro nuevo planeta que, a partir de lo anteriormente dicho, comenzará a evolucionar químicamente. Los rayos ultravioletas de su estrella cercana, romperán las moléculas de vapor de agua en hidrógeno y oxígeno. El hidrógeno escapará, pero el Oxígeno se irá acumulando y combinándose con amoníaco y metano. Con el primero formará Nitrógeno y agua; con el segundo, anhídrido carbónico y agua.

    Poco a poco, la atmósfera de este nuevo planeta que está a una distancia idónea de su estrella madre, pasará de ser una mezcla de amoníaco y metano a una mezcla de nitrógeno y anhídrido carbónico, similares a las que hoy puedan tener Venus y en menor medida Marte (creo). La Tierra debió tener una parecida hace miles de millones de años, cuando empezó a surgir la vida

    Esa atmósfera es además estable. Una vez formada, la ulterior acción de los rayos ultravioletas sobre el vapor de agua hace que se vaya acumulando oxígeno libre (moléculas formadas por dos átomos de oxígeno, O2). Una acción más intensa de los ultravioletas transforma ese oxígeno en ozono (con tres átomos de oxígeno por molécula, O3).

    Ya sabéis que el Ozono absorbe la radiación ultravioleta y actúa de barrera que preserva al nuevo planeta de sus rayos dañinos para la vida. La radiación ultravioleta que consigue traspasar la capa de ozono en la alta atmósfera y romper las moléculas de agua más abajo es muy escasa, con lo cual, se detiene la evolución química de la atmósfera…, al menos hasta que algo nuevo pueda aparecer.

    Con suerte y pasa como en la Tierra, sí aparecerá algo nuevo. Un grupo de formas de vida capaces de utilizar la luz visible para romper las moléculas de agua. Como la capa de ozono no intercepta la luz visible, ese proceso (la fotosíntesis), podría proseguir indefinidamente.

    Así se consumiría el anhídrido carbónico y se liberaría oxígeno, con lo cual, como pasó en la Tierra hace ahora 500 millones de años, el nuevo planeta tendría una atmósfera compuesta por una mezcla de nitrógeno y oxígeno.

    ¡Ya tenemos un nuevo planeta para visitar!

  • kike

    La gran pregunta hoy por hoy es:

    ¿La vida ha sido una extraña anomalía de la Naturaleza, un error?, o por el contrario ¿Es una consecuencia de la evolución de los elementos, que indefectiblemente debe conducir a ello?

    Por ahora no lo sabemos, por mucho que imaginemos lógicas, teorías y estadísticas; de ahí la importancia de descubrir vida en otro planeta; aunque fuera únicamente celular, ya nos despejaría completamente la incógnita; ya sabríamos que no somos una rara mutación de la Naturaleza; que la vida es un eslabón más (Posiblemente no el último), en la evolución de la materia.

    En el cruce de caminos en el que nos encontramos, la constatación de vida extraterrestre nos indicaría claramente el camino a seguir y eliminaría todo tipo de conjeturas; solo ese hallazgo ayudaría enormemente a la Ciencia, ya que la dotaría de verdades absolutas y hechos comprobados para dirigir sus esfuerzos en una dirección sin temor al equívoco.

    Esperemos que pronto podamos salir de dudas; seguramente las tenemos todavía por culpa de las “puñeteras distancias” como ha comentado acertadamente Emilio.

  • Qfwfq

    #17 kas, muy bien traido. De hecho, lo de llegar hasta el lago Vostok bajo el hielo ya lo han hecho. Se han parado justo a las puertas y andan discutiendo el “¿y ahora qué?” sobre entrar en un medio presumiblemente frágil a cualquier acción externa.

    Quizás no haya que irse tan lejos para encontrar vida fuera de nuestro planeta: Marte, Europa, Titán tienen muchas cosas que contarnos aún.

    Hace no mucho en otro foro surgió una pregunta con miga, respecto a futuras misiones a Marte: ¿qué hacer si un astronauta muere en el transcurso de la misión? A vosotros, ¿qué os parece?

  • Anndy

    Es importante el descubrimiento de este sistema planetario, guiandome por el sky-map pude ver que esta estrella esta en la contelación de pegaso muy cerca de donde se encuentra otra estrella que dió noticia 51 Pegasi…

    La pregunta es ¿La vida es una constante en el universo o una excepción?

    Saludos desde Guatemala…

  • http://http.//www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    Amigo Anndy, parece que la vida, si pensamos con la lógica de la ciencia, debe ser lo normal en el Universo, y, más tar5de o más temprano daremos con ella.

    Nuestro tiempo es distinto del tiempo del Universo, y, por tal motivo nos parece que se está tardando mucho en descubrir la vida en otros planetas pero, no es así, el tiempo que ha pasado es muy corto aún, y, como se ha dicho otras veces, todo a su tiempo. Hay que pensar lo que tardaron las estrellas en hacer acto de presencia y también, en lo que tardamos nosotros en llegar aquí.

    ¡Tiempo! + !Paciencia!

    Del problema que plantea Qfwfq (22), de que un astronáuta pudiera morir en Marte, la cuestión a decidir tiene poco que pensar:

    1. Si el interesado pensó en tal posibilidad y dejó escrito su deseo de ser enterrado en Marte, respetarlo por encima de todo.

    2.Si no es así, y, nadie pensó en tal posibilidad (cierta), traerlo a la Tierra para ser enterrado en presencia de sus familiares.

    Tampoco estaría tan mal (una vez que el suceso no tiene remedio) ser el primer humano que está enterrado en un planeta fuera de la Tierra. Aunque sea un pobre honor, alguna vez sucederá y será la primera.

  • Alejandro Medeiros

    Durante años he meditado sobre la ecuación de Drake asignandole valores arbitrarios. A la pregunta crucial de si existe vida en otros lugares del Universo me remito a los hechos cientificos: hasta ahora no existe ninguna evidencia, y como educador y divulgador de la Astronomía no puedo hacer inferencias en base a los datos disponibles.
    Sin embargo las leyes de la fisica y de la quimica “sugieren” que si se dan las condiciones medio-ambientales adecuadas no es para nada imposible el surgimiento de moleculas capaces de autoduplicarse en base a otras moleculas organicas complejas.
    No obstante nunca se realizó semejante “salto cuantico” (como diria el genial Pascual Jordan) de lo inerte a la vida en los experimentos realizados en laboratorio. Por supuesto que nosotros estamos ensayando esto hace apenas 50 años y a la naturaleza le llevó millones de años.
    En lo personal pienso que si bien es factible e incluso altamente probable que haya surgido vida en otros lugares del Cosmos considero que el paso a la conciencia y la inteligencia debe ser mas improbable. Tenemos solo un ejemplo, nosotros los humanos, no obstante el numero de variable que determinaron que nosotros estemos aquí es tan elevado que -si existen condiciones similares en otros mundos- la cantidad de civilizaciones en nuestra Galaxia Via Lactea no debe ser muy elevado.

  • Qfwfq

    #24 Emilio, hay varios problemas subyacentes:

    1.- Si en Marte hay alguna clase de vida, un cadáver sería un contaminante.
    2.- Si no la hay, pero hay condiciones para que la haya, véase 1.
    3.- La misión a Marte es una prueba dura para la psique humana. Imagínese hacer el largo camino de vuelta con el cuerpo del compañero.

    Surgieron más problemas, con casos de si el fallecimiento es en el viaje de ida, si fue por enfermedad o por accidente, etc. que dieron lugar a interesantes respuestas. La mía, al final…

  • Nicolas Karpiuk

    Particularmente pienso que es probable la vida en otros planetas u otras galaxias, solo se tienen que dar las condiciones y el tiempo necesario, con una temperatura adecuada (no excluyente), H20, Nitrogeno, Hidrogeno, entre otras.
    He leido un libro de Isaac Asimov y recuerdo haberme interesado sobre como se formo la vida en la Tierra… yo creo que es probable, pero vaya uno a saber donde y cuando encontraremos otra vida.
    Saludos.

  • kas

    olas cuestionables

    qfwfq #22, en esta sociedad, donde la muerte se esconde, y hay niños que a los 15 años aun no les han dejado tener contacto con ella, es mas un tema de debate emocional.

    evidentemente una de las formas que midieron en el pasado nuestro desarrollo humano fue el enterrar/honrar a los muertos.

    pero hoy por hoy, no considero importante los despojos biologicos, otra cosa seria por los seres queridos, pero tal y como se esta imponiendo la incineracion, lo cierto es que no le veo problema.

    maxime cuando creo que un astronauta, debe ser de las personas mas pragmaticas.

    personalmente veo mayor problema, una enfermedad grave o la necesidad de cirugia, habida cuenta la obligatoriedad de bastarse a si mismos.

    respecto al vostok, lei que han parado para no contaminar, pues en principio pensaron en calentar hasta hervir el agua que abre camino a la sonda, pero se han encontrado extremofilos que viven tan ricamente en pozas termales a mas grados de los necesarios para hervir el agua.

    de todas maneras, se han descubierto otras corrientes fluviales, bajo kilometros de hielo, creen que debido a la presion el agua se mantiene liquida, que podrian conectar con el lago y con otros depositos de agua.

    lo cierto es que hay que controlar la contaminacion si queremos enviar esa tecnologia a europa.

    ojala prontito
    kas

  • http://observatoriofftopic.blogspot.com/ jipifeliz

    #22 Amigo Qfwfq, lo que se ha hecho toda la vida, por la borda, con honores si el tiempo es bueno, si hay tormenta, en silencio y velozmente.

    Menos mal que hemos “saltado” por encima del debate primigenio, ir a Marte en misión suicida completa, o parcial, pero muy suicida en todo caso.

    Imagino que hace 500 años este debate también se dió en la red del momento, la gente decidía salir navegando el “espacio marino” desconocido y mucha idea de regreso no había para todo el personal, estoy seguro que muchos enfilaron dirección a la casa del vecino y aparecieron allende lo lejos, desaparecer en la mar ha sido costumbre, si se hace en solitario la misma mar se encarga de los bultos, si se muere acompañado lo habitual es no molestar y servir de abono orgánico al medio que se pisotea, o navega.

    Salvo para un uso científico a nivel médico, creo lo mas lógico aprovechar el “hueco”dejado por el astronauta finito, para ser mas veloces en llegar a destino, y para regresar con mas piedras u metales marcianos.

    Por otro lado, no tengo dudas de que antes de una salida al espacio, todo astronauta deje constancia de sus deseos, y éstos habrán de entrar en una lógica limitada, no creo aceptable que alguien tenga por costumbre pedirse el regreso al planeta en caso de haces stop vital, calculo a bote pronto que esta situación debe estar calculada por las aseguradoras espaciales, si las hay.

    Mi apuesta no deja lugar a error, en los viajes espaciales, todo aquello que pasa de “útil” a “inútil”, por la borda.

  • Gharghi

    Jose Manuel #4 dijo

    “Los astrofísicos que han logrado realizar este estudio, a partir de ahora, se pueden dedicar a dar conferencias el resto de su vida. La comunidad científica valora su aportación, su ingeniosa forma de captación del sistema planetario.”

    Digo yo que además de dar conferencias han de seguir con la tarea de investigar sistemas extrasolares. Tienen la experiencia y las dotes adecuadas, quod erat demostrandum.
    Respecto al problema planteado por Qfwfq… ¿por qué no hacer como se hacía con los marinos muertos en alta mar?

    Si muere en tránsito… y se dispone de cámara estanca, al espacio con el cuerpo. Si muere en Marte, bueno, alguno tendrá que ser el primer humano enterrado allí. Otros le seguirán con el paso del tiempo. Según se sucedan las misiones tripuladas y la posterior colonización del planeta; aunque sólo sea a nivel de bases científicas. (Espero y confío, quizás demasiado optimistícamente, que no sean bases militares).

    Suponiendo, siempre, que el cuerpo sea recuperable.

  • Jorge Alber

    Hi ,existe la polémica de morir o no en el espacio ,como leo en algunos comentarios, pero en realidad morir en algún lugar que no sea nuestro hogar es bueno?

    En los últimos días y años todos podemos ver el avance que se tiene el la astronomía.Yo en caso un día de leí un libro que tiene más de 60 años (si no me equivoco) y en el leí como se describía el espacio, las galaxias el universo, pero como en su época todavia ni existía la NASA hablaba de que el sueño de muchas personas era ir al espacio (o por lo menos enviar algún artefacto).

    Pero que es lo que cautiva de la astronomía, (no puedo decir mucho por que nunca e podido ver el cielo sin las luces de la ciudad)

    Pero un día vi un cometa es el único que e visto (asta ahora) paso cerca de la luna era un día de viento el cielo estaba limpio sin contaminacion ,la luna estaba llena pero todavia no anochecia.

    Primero vi al cometa ,un día antes que era como una estrella, luego se disparo a 3 veces la luna.Nunca pensé lo que era alta que vi las noticias, que decian que después de 2 meses el cometa se iba, luego de su sorprendente crecimiento.

    Bueno regresando a lo central, yo pienso que morir fuera de algún lugar que no sea nuestra casa esta muy malo, ya que no se acabaria el ciclo de la vida.

    ————————————————————–
    Siento mucho que no pueda estar en observatorio mucho tiempo pero tomen en cuenta los husos orarios, de América a España son como 8 horas de diferencia.El primer comentario que mando llega a las 7,pero lo envió a las 11.pm.

    Bueno adiós ya escribí mucho.

  • Jorge Alber
  • odiseo

    Buenas tardes.

    Curioso debate Qfwfq #22. Yo particularmente me decanto por la solución de Jipi, y si me apuras y es en el viaje de ida, como hay que atravesar el cinturon de asteoroides, se le deja en uno, y.. listos; bueno esta solución sería muy costosa, pero podría se que en un futuro no sea operación dificultosa, así se podría llamar al asteroide por el nombre del finado.Aunque repito que la idea más factible y mejor me parece la de soltar “lastre”, se ha hecho siempre y los difuntos en trevesias oceánicas de todos los tiempos han sido sumidos en las aguas profundas, y no creo que haya representado el menor problema.
    ……
    Saludos a todas y todos.
    …..
    P.D. A las peersonas que vaís a venir a la quedada y aún no habeís dicho que menú preferís, daros una vuelta por off-topic y dejar constancia.

  • Qfwfq

    #29 Y #30, efectivamente, se convino como solución más práctica si tal evento sucedía en el trayecto el “entierro marinero”. Pero tenía una pega: se recomendaba a los astronautas no asomarse a la ventanilla por el resto del trayecto, ya que el cuerpo tendería a quedar en las inmediaciones de la cápsula espacial hasta que esta hiciese alguna maniobra de cambio de dirección, o reentrase en atmósfera.

    Lo del entierro marciano no se admite, igual que no se admite dejar allí la bolsa de basura o el papel higiénico usado, con sus correspondientes acompañantes.

  • Edu

    Hola. La estrella HR 8799, se encuentra en la constelación de Pegaso. Tiene una magnitud visual aparente de 5.9, es decir esta en el límite visual a ojo desnudo en cielos oscuros. Es de tipo espectral A5V, con un índice de color 0.26, su posición RA: 23h07m54.97,DEC:+21º10’56.4″. A 2 grados y 22 minutos al oeste, se encuentra la estrella 51 Peg, de mag. visual aparente 5.4,Tipo espectral: G2.5IVa, la cual también posee planetas extrasolares. Ambos objetos entran en el campo de visual de un prismático típico de 7×50. Dos interesantes objetos, para quienes disfrutan de la astronomía observacional. Un saludo desde Tucumán, Argentina y cielos despejados.-

  • Alfonso

    Al escritor Ray Bradbury,le gustaría ser enterrado en Marte, de mi parte tiene el permiso,en cuanto a Arthur C. Clarke (fallecido este año ). en el
    2001 dejó seis cabellos con su Adn y un mensaje: atención extraterrestres, este no es el verdadero Arthur Clarke sino una muestra de su material genético. Puede ser utilizado para reproducir un ejemplar
    clonado.
    Hay por ahí una “Operación Inmortalidad” en la que se puede dar el ADN
    algunos del Silicom Valley ya estan.
    ¿Quien se anima?

  • http://http//www.emiliosilvera.com emilio silvera

    Bueno, acabo de llegar de Sevilla, leo los últimos comentarios y, desde luego, todo está bastante bien y, he podido comprobar que son ustedes muy pragmáticos con lo del cadaver del astronáuta, no es mala solución.

    Pero creo que, en el futuro, la cosa será así, y más de uno serán enterrados en el suelo del mismo planeta, y terminará siendo parte de la tierra del suelo marciano, de todas las maneras, eso será irremediable y así ocurrirá, las consecuencias, ¿quien puedo saberlo ahora?.

    Los componentes del Universo son los que son y de ellos estamos nosotros conformados, y, la verdad es que, no creo que hiciera mucho daño que cualquiera que se quedara por ahí formando parte de un planeta o luna, finalmente puediera incidir de una manera grave en la dinámica del sistema que, finalmente, para sobrevivir y salvaguardarse, se haría incluso más fuerte.

    Aquí me viene a la mente lo que en biología evolutiva, se conoce habitualmente como el “efecto de la Reina Roja”, según el personaje que aparece en Alicia en el Pais de las Maravillas, de Lewis Carroll, que debe correr tan rápido como pueda, con el fin de permanecer en el mismo lugar.

    Un ejemplo que podríamos poner del efecto de la Reina Roja es aquel en el que una especie imaginaria de ranas se alimenta de una especie imaginaria de moscas. Las interecciones mutuas se dan mediante el hecho de que las ranas quieren comer moscas y estas escapar de las ranas. Así que, las ranas evolucionan para tener una lengua más larga que les permita capturar más moscas. Las moscas podríoan evolucionar para adquirir un cuerpo más resbaladizo o para tener un sabor desagradable o incluso segregar veneno.

    La ranas entonces evolucionan para tener una lengua pegajosa en la que las moiscas quedarán prendidas y las moscas adquirirían un cuerpo especialmente escurridizo. Finalmente, durante un año, el recuento de ranas y de moscas, sigue inalterable, ambas han hecho lo necesario para que su población se mantuviera estable, es decir:

    Cada especie ha de correr todo lo que pueda para seguir en el mismo sitio. Así funciona todo en la realidad, aunque de manera algo más compleja que la del simple ejemplo.

    Las ranas o los renacuajos son comidas por los peces de la charca, y estos por los osos del bosque cercano. Si la población de moscas sufre un exterminio súbito (quizá porque se ha empezado a fumigar), los osos pasarán hambre. Las redes ecológicas, por supuesto, son más complejas que todo esto y tienen algunas interconexiones que, en muchos casos, podrían llevar al caos.

    Pero, finalmente tenemos que convenir que no es posible tenerlo todo controlado y, sin que podamos evitarlo, se producirán accidentes como el del astronauta muerto que se tendrá que quedar en ese planeta o en aquella luna.

    Y,

  • Gustavo

    Alejandro Medeiros #25, también he estado dándole vueltas de vez en cuando a la ecuación de Drake desde hace algo más de 20 años, cuando me enteré de ella en uno de los capítulos de la serie Cosmos de Carl Sagan.
    .
    Aquella serie nos llevó a muchos a la afición por la Astronomía y después aprendimos muchas más cosas. Y seguimos aprendiendo.
    .
    Comparto contigo que el salto a la conciencia y a la inteligencia debe ser “más improbable” pero, al contrario que tu postura, cuando hablo de estos temas siempre digo que en el Universo “brota” la vida, incluso la inteligente.
    .
    La ecuación de Drake tiene dos enfoques: en el “pesimista” la probabilidades de civilizaciones tecnológicas es de unas 13.000, pero en el “optimista” lo es de 192 millones. Aún quedándonos con el cálculo más pesimista de todos las probabilidades de civilizaciones tecnológicas podrían ser miles… y si me apuras podríamos dejarlo en cientos.
    .
    En una galaxia en el que el número de estrellas está entre 100.000 y 200.000 millones según las fuentes me niego a pensar que sólo en el tercero de los planetas que orbita a una más que normalita estrella se haya dado la combinación de circunstáncias producturas de vida y productoras de vida inteligente.
    .
    Los humanos dominamos la Tierra, pero si faltáramos sería sólo cuestión de tiempo para que otra especie alcanzara no ya sólo el nivel de conciencia, puesto que hay especies que ya lo tienen, sino inteligencia técnica. Se trata de una cuestión de evolución en el tiempo que no puede detenerse una vez alcanzado el nivela la conciencia.
    .
    El problema con el que nos encontramos son las distancias. En este punto sí que veo improbable que lleguemos a tiempo para recibir una señal de civilización inteligente del tipo que nosotros estamos enviando hace ya casi medio siglo. Y si la recibiéramos ¿qué podríamos esperar al enviar nuestra respuesta que podría tardar en llegar 30.000 años?.
    .
    Uno de los factores “hipotéticos” que no contempla la ecuación de Drake es la “capacidad” de autodestrucción de las civilizaciones tecnológicas. En nuestro caso superamos racionalmente la inquietud generada durante la “guerra fría”, pero tenemos enfrente el fanatismo de Oriente Medio donde la causística no resulta tan maleable y material como una simple cuestión politico-económica sino que llega a las más profundas convinciones de “realización personal” de sus convencidos. Una etapa tan dura como la de la Edad Media en Europa pero con tecnología al alcance.
    .
    Si somos capaces de superarlo y si, además, somos capaces de entender de una puñetera vez a nuestro planeta es posible que en los 5.000 millones de años que aún nos queda por delante podamos recibir una grata noticia de ahí afuera aunque, quizás, no llegue a tiempo nuestra respuesta.
    .
    Pero si me apuras, Alejandro, me sigo conformando con el pensamiento de que en nuestra Galaxia apenas existan una decena de civilizaciones “actuales” con vida inteligente. ¡Qué gratificante me resulta decir esto!. ¡Qué triste sería pensar que somos los únicos!
    .
    Ahora mismo me imagino a un ser en cualquier lugar de la Galaxia -no ya en el Universo- expresando lo mismo que hemos venido comentando hoy aquí.

  • http://www.emiliosilveravazquez.com emilio silvera

    Estructuras Fundamentales de la Naturaleza.

    Hemos llegado a poder discernir la relación directa que vincula el tamaño, la energía de unión y la edad de las estructuras fundamentales de la Naturaleza.

    Una molécula es mayor y más fácil de desmembrar que un átomo; lo mismo podemos decir de un átomo respecto al núcleo atómico, y de un núcleo con respecto a los quarks que contiene.

    La cosmología sugiere que esta relación resulta del curso de la historia cósmica, que los quarks se unieron primero, en la energía extrema del big bang original, y que a medida que el Universo se expandió, los protones y neutrones compuestos de quarks se unieron para formar núcleos de átomos, los cuales, cargados positivamente, atrajeron a los electrones cargados con electricidad negativa estableciéndose así como átomos completos, que al unirse formaron moléculas.

    Si es así, cuanto más íntimamente examinemos la Naturaleza, tanto más lejos hacia atrás vamos en el tiempo. Alguna vez he puesto el ejemplo de mirar algo que nos es familiar, el dorso de la mano, por ejemplo, e imaginemos que podemos observarlo con cualquier aumento deseado.

    Con un aumento relativamente pequeño, podemos ver las células de la piel, cada una con un aspecto tan grande y complejo como una ciudad, y con sus límites delineados por la pared celular.

    Si elevamos el aumento, veremos dentro de la célula una maraña de ribosomas serpenteando y mitocondrias ondulantes, lisosomas esféricos y centríolos, cuyos alrededores están llenos de complejos órganos dedicados a las funciones respiratorias, sanitarias y de producción de energía que mantienen a la célula.

    Ya ahí tenemos pruebas de historia. Aunque esta célula particular solo tiene unos pocos años de antigüedad, su arquitectura se remonta a más de mil millones de años, a la época en que aparecieron en la Tierra las células eucariota o eucarióticas como la que hemos examinado.

    Para determinar dónde obtuvo la célula es esquema que le indicó como formarse, pasemos al núcleo y contemplemos los delgados contornos de las macromoléculas de ADN segregadas dentro de sus genes. Cada una contiene una rica información genética acumulada en el curso de unos cuatro mil millones de años de evolución.

    Almacenado en un alfabeto de nucleótidos de cuatro “letras”- hecho de moléculas de azúcar y fosfatos, y llenos de signos de puntuación, reiteraciones para precaver contra el error, y cosas superfluas acumuladas en los callejones sin salida de la historia evolutiva, su mensaje dice exactamente cómo hacer un ser humano, desde la piel y los huesos hasta las células cerebrales.

    Si elevamos más el aumento veremos que la molécula de ADN está compuesta de muchos átomos, con sus capas electrónicas externas entrelazadas y festoneadas en una milagrosa variedad de formas, desde relojes de arena hasta espirales ascendentes como largos muelles y elipses grandes como escudos y fibras delgadas como puros. Algunos de esos electrones son recién llegados, recientemente arrancados átomos vecinos; otros se incorporaron junto a sus núcleos atómicos hace más de cinco mil millones de años, en la nebulosa de la cual se formó la Tierra.

    Si elevamos el aumento cien mil veces, el núcleo de un átomo de carbono se hinchará hasta llenar el campo de visión. Tales núcleos átomos se formaron dentro de una estrella que estalló mucho antes de que naciera el Sol. Si podemos aumentar aún más, veremos los tríos de quarks que constituyen protones y neutrones.

    Los quarks han estado unidos desde que el Universo sólo tenía unos pocos segundos de edad. Al llegar a escalas cada vez menores, también hemos entrado en ámbitos de energías de unión cada vez mayores. Un átomo puede ser desposeído de su electrón aplicando sólo unos miles de electrón-voltios de energía. Sin embargo, para dispersar los nucleones que forman el núcleo atómico se requieren varios millones de electrón-voltios, y para liberar los quarks que constituyen cada nucleón se necesitaría miles de veces más energía aún.

    Introduciendo el eje de la historia, esta relación da testimonio del pasado de las partículas: las estructuras más pequeñas, más fundamentales están ligadas por niveles de energía mayores porque las estructuras mismas fueron forjadas en el calor del big bang.

    Esto implica que los aceleradores de partículas, como los telescopios, funcionen como máquinas del tiempo. Un telescopio penetra en el pasado en virtud del tiempo que tarda la luz en desplazarse entre las estrellas; un acelerador recrea, aunque sea fugazmente, las condiciones que prevalecían en el Universo primitivo.

  • http://virgilio.amaris.blogspot.com virgilio antonio amaris

    No tengo un conocimiento de la fisica sub atómica, soy geologo y muy interesado en los temas que uds. tratan me gustaría saber (si algen se digna ilustrarme) que teoría(s) se asemejan a una idea que he tenido desde hace algún tiempo, y es la de que en ese instante del big bang el Universo tuvo que ser formateado, es decír alcanzo la maxima extensión posible (en alguna de esas fracciones de tiempo iniciales) y desde entonces lo unico que hacemos es caer de regreso al punto de partida y engañosamente vemos en el efecto doppler un alejamiento de todas las particulas… En esa direccion de especulación tambien quisiera saber si el universo se dirige desde un medio mas denso y que le ofrece mayor resistencia al movimiento, hacia un medio de menor resistencia (idealmente hacia la “nada”) no es de suponer que aumentaria su velocidad infinitamente hasta alcanzar o quiza revazar la velocidad de la luz?..

  • Gustavo

    No entiendo el sentido de algunos términos pero creo que sí la idea general.
    .
    Es una especulación muy interesante que yo también me he planteado en alguna ocasión (y no quiero parecer ahora oportunista). Pero la cuestión que desmorona por completo el “caer de regreso al punto de partida” es que, miremos en la dirección que miremos, todo se está alejando: si el Universo estuviera efectivamente experimentando el “colapso” el efecto Doppler debería mostrar una velocidad de expansión en una sentido y otra menor en el sentido opuesto… y parece ser que eso no sucede, todo lo contrario: en la misma dirección y sentido de nuestra mirada lo que está más lejos se aleja más rápidamente que lo que está más cerca.
    .
    La segunda parte del comentario es mucho más compleja y la relaciono directamente con el problema del horizonte y el de la planeidad. En lugar de lanzarme a barruntar sugiero la lectura de la que me parece una interesantísima teoría de Joao Mageijo.
    .
    La teoría de la inflación es una excelente explicación de lo sucedido tras el Big-Bang aunque no deja de ser un intento de racionalización científica por nuestra parte, pero quedan todavía muchas dudas por resolver: ni siquiera uno de sus precursores, Andrew Albercht, parece estar muy convencido al respecto.
    .

  • ika_azul

    habra vida en ese nuevo sistema????????

blog comments powered by Disqus