Síguenos en Twitter y descubre la imagen cada día:

Mira: la estrella maravillosa

por Créditos: X-ray Image:M. Karovska (Harvard-Smithsonian CfA)et al., CXC /NASA
Illustration: M.Weiss(CXC)
«
Mira: la estrella maravillosa
»

Para los astrónomos del siglo XVII, Omicron Ceti (o Mira) era una estrella excepcional, ya que su brillo podía cambiar radicalmente en el transcurso de apenas once meses. Los astrónomos actuales han descubierto una larga lista de estrellas variables del tipo de Mira, aunque con un periodo más largo. Estas estrellas suelen ser gigantes rojas con un diámetro 700 veces superior al del Sol, frías y pulsantes.

A sólo 420 años-luz de distancia, la gigante roja Mira (Mira A, a la derecha en la imagen) y su estrella compañera Mira B (una enana blanca, a la izquierda) forman un sistema binario. Mira B se encuentra rodeada de un disco de materia proveniente de Mira A, que se denomina disco caliente de acumulación. En un sistema binario como este, el disco de la enana blanca suele ser una fuente de rayos X. Sin embargo, esta nítida imagen artificialmente coloreada (tomada en el observatorio Chandra) muestra cómo la estrella gigante, más fría, también emite rayos X. Se puede ver claramente que esta es una fuente de emisión distinta a la del disco de acumulación de la estrella enana.

Al mover el puntero del ratón sobre la imagen de rayos X de Mira, aparecerá la representación de un artista de este sistema binario, que aún sigue maravillando a los astrónomos.


blog comments powered by Disqus