Síguenos en Twitter y descubre la imagen cada día:

«
La nebulosa del Cono en primer plano
»

Conos, columnas, y majestuosas formas líquidas abundan en las guarderías estelares donde las estrellas recién nacidas azotan con sus energéticos vientos a las nubes de gas que las rodean.

Un ejemplo muy conocido es la nebulosa del Cono en la brillante zona de formación estelar NGC 2264, que ha sido capturada en este primer plano tomado por el Telescopio Espacial Hubble con su Cámara Avanzada para Búsquedas.

La nebulosa del Cono se encuentra a unos 2.500 años-luz en la dirección de Monoceros, y tiene una longitud de 7 años-luz, pero la zona que se ve en la imagen rodeando a la cabeza del cono es de unos escasos 2,5 años-luz de anchura.

En nuestro lado de la galaxia, esa distancia equivale solamente a la mitad de la distancia del Sol a a su vecina más cercana, Alpha Centauri.

La masiva estrella NGC 2264 IRS, localizada por la cámara infrarroja del Hubble en 1997, es probablemente la fuente del viento estelar que ha esculpido la nebulosa del Cono, y se hallaría fuera de la imagen, por la parte de arriba.

El rojizo velo que envuelve a la nebulosa del Cono es producido por el hidrógeno al brillar.


blog comments powered by Disqus