Síguenos en Twitter y descubre la imagen cada día:

«
Cielo de Hong Kong
»

Esta escena sorprendente combina exposiciones múltiples grabadas en la noche del 18 de enero desde el punto de vista de las riberas de Hong Kong, China .

Sigue una Luna joven y creciente a un brillante planeta Júpiter a su izquierda, mientras se ocultan juntos en el cielo occidental.

Sus dos estelas luminosas son ligeramente paralelas a las trazas de las estrellas del fondo.

Pero más fácil de reconocer son las estelas cortas y brillanes de aviones que convergen hacia el horizonte y el Aeropuerto Internacional de Hong Kong que parece ofrecer una frenética imitación de las trazas celestes.

Naturalmente, el reflejo de las luces de la ciudad y el tráfico de barcos sigue la superficie de agua.

Al surcar las luces de los coches delimitan la envergadura del puente de cables atirantado Ting Kau.


  • http://crusellas.blogspot.com Crusellas

    No comprendo cómo habiendo tantas maravillas en el Universo, estos chicos de la Nasa eligen fotos tan sosas.
    La verdad que la imagen de hoy no me dice ni fú ni fá (palabras chinas, por cierto, por eso las he acentuado) El viejo truco del almendruco de la larga exposición. Queda más chuli cuando se hace enfocando a la Estrella Polar.
    Un saludo, amigos. Espero que alguien le saque más enjundia a la imagen de hoy.
    Yo, además, es que estoy de mala leche porque tengo insomnio.
    Será eso.

  • http://razonatea.blogspot.com/ jipifeliz

    Salud!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Lo que vemos hoy NO es una pintura, es un escenario real y hay datos certeros de que resulta lugar habitado por personas humanas!!!!!!, aunque parezca increible.

    Lugar ideal para buscar a los futuros exploradores del espacio, si han logrado sobrevivir en las extremas condiciones que observamos en el lugar de la foto, el espacio sideral y sus problemas no serán para nada un obstáculo, gentes que logren desarrollarse en esta situación tan alejada de la posible armonía vital, podrán soportar cualquier cosa.

    Fotos como la de hoy me reintegran con más potencia al terruño que habito, al menos mi persona vive con la cúpula estelar como escenario nocturno, no puedo hacerme a la idea de lo que supondría de traumático tener que soportar la vida en las condiciones inhumanas que contemplo en la foto de hoy, verdaderamente, de las fotos más horrendas que he visto en Observatorio, clara muestra de que la cosa de la contaminación lumínica es algo a combatir, o llegaremos a lo que vemos en la foto sin mucho tardar.

    Saludos

  • Isod

    Aunque no sale en el texto, puede dar para hablar de algunos temas relacionados:

    - la contaminación lumínica,

    - el exceso de tráfico aéreo que provoca que un muchas tomas de larga exposición de los observatorios profesionales, haya que eliminar las trazas de los aviones (salió una fotografía así una vez).

    - por qué las trazas de la Luna y Júpiter tienen esa inclinación y no son verticales, por ejemplo,

    y seguro que alguna más.

    Pero coincido que la imagen podía haber sido escogida algo mejor.

  • http://chuenga.net/story.php?id=12517 chuenga.net

    Cielo de Hong Kong…

    Esta escena sorprendente combina exposiciones múltiples grabadas en la noche del 18 de enero desde el punto de vista de las riberas de Hong Kong, China. Sigue una Luna joven y creciente a un brillante planeta Júpiter a su izquierda, mientras se ocultan…

  • nelson

    No se pierdan este tramo de la brillante crónica de su viaje, que escribió Blasco Ibáñez hace más de 3/4 de siglo, y busquen la diferencia:

    http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/p262/01349497544359072979680/ima0151.htm

    Saludos.

  • Saín

    Totalmente de acuerdo contigo amigo Armando, el ser humano es un animal de costumbres y se puede adaptar a cualquier situación por extrema que sea, los señores de la Nasa, la Esa..etc, podrían buscar entre los chinitos los futuros viajeros del espacio.
    http://www.flickr.com/photos/69257261@N00/201924529
    Salud mi amigo.

  • Saín

    Hola amig@s, feliz sábado.
    En la imagen de hoy, nuestra bonita Luna y el gigante Júpiter, siempre se verán hermosos desde cualquier para de nuestra Tierra, así sea con tanta contaminación lumínica, ambiental y con tanto tráfico aéreo..Pues esta Metrópolis a nivel mundial creo que es la que tiene más rascacielos, se dice que más de cuarenta y tres edificios superan los doscientos metros de altura en Hong Kong. También que treinta de estos han sido construidos en los últimos ocho años, presume también de tener cuatro de los quince edificios más grandes del mundo…pero a costa de toda esta contaminación ambiental…creo que no hay justificación para con los chinitos.
    Les recomiendo ver al final del siguiente enlace China gris y el video.
    http://diario.grumpywolf.net/2007/04/el-cielo-gris-plomizo-de-china/
    Saludo cordial.

  • excalibur

    Hola a todos.

    Es difícil hallar a esta foto, otra vuelta de tuerca para comentarla. Aunque la propuesta de Isod me pareció interesante: porqué tanto la Luna como Júpiter trazan una recta inclinada respecto del horizonte y en ese ángulo. Huuummmmm.

    Cuando era joven (o chaval como dicen los españoles), leí una novela del genial E.A. Poe (en realidad, la única novela que escribió). Se titula “La narración de Arthur Gordon Pym”, que le recomiendo a todos los chicos que gusten de los libros de aventuras. En la novela, Gordon se encuentra a bordo de un barco en los mares del Sur, en el cual ocurre un motín y varios tripulantes son asesinados. El barco toma rumbo directo al polo sur y en él se relatan los extraños fenómenos que tienen lugar, para aquellos que se dirigen a ese lugar tan extremo de la Tierra.

    Me impresionó mucho porque en ellos se narraban la existencia de territorios en los cuales nunca oscurecía (o amanecía) por meses.

    En la época que se escribió la novela todavía se desconocía la verdadera configuración de dicho polo, por lo que la narración adolece de ciertas fallas, así como la continuación de la novela de Poe, que escribió J. Verne, (gran admirador de Poe) y cuyo título es “La esfinge de Cristal”.

    Cuando los personajes se van acercando al círculo polar antártico, o para cualquiera de nosotros que lo haga, veríamos que todos los cuerpos celestes que vemos en el cielo se van inclinando cada vez más en dirección al horizonte. Incluido el Sol por supuesto. Es decir que, dependiendo que sea verano, el sol no salía ni entraba, no había salida por el este o puesta por el oeste como aprendimos en la escuela, sino que el astro rey trazaba inmensas espirales en el cielo, casi paralelos al horizonte, sin esconderse casi nunca por debajo. Es así como tenemos el “sol de medianoche”. Y viceversa. En el invierno, en la interminable noche polar, todas las estrellas visibles desde el polo sur o en las cercanías del círculo polar antártico en este caso particular, trazan inmensas espirales “rodeándonos”, sin ponerse casi nunca. Y digo casi. Y la luna !!!, ofreciéndonos sus fases, pero viéndola todo el tiempo, desde el novilunio hasta la luna vieja, sin esconderse por debajo del horizonte. Parecería que estamos en otro planeta. Si el clima lo permite, contáramos con instrumentos de precisión, nos daríamos cuenta que conforme avanzan las noches (no habría días, al menos, no todavía) las estrellas se van distanciando cada vez más hasta alcanzar cierta altura para luego comenzar a bajar. El fenómeno se torna más extremo cuando más en el sur, o norte nos encontremos.

    Si bien esto ya es de por sí impresionante, otro hecho curioso son los crepúsculos en esas zonas árticas y antárticas. Desde la noche más negra hasta el asomo de la cúpula solar por encima del horizonte, los crepúsculos duran meses. El páramo helado, con una luz fantasmal en el horizonte, poco a poco se va aclarando. A medida que la tierra se va acercando al equinoccio de primavera (21/set) una claridad tenue invade los territorios helados. Los cielos, en ese lapso de tiempo, deben ser hermosos, contrastando con el inmenso campo helado que tendríamos enfrente. Un crepúsculo de semanas y semanas. Lo del campo de hielo asumiendo que nos encontráramos en el continente antártico y no navegando en el océano, como los personajes de la novela.

    Esto ocurre en forma tan insólita que el día polar, visto sobre los Montes Transantárticos por ejemplo, sería en sus laderas, un baile de luces y sombras magnífico. Si pudiéramos mirar a través de la ventana de una cabaña imaginaria, veríamos siempre una claridad diurna, que nos antojaría a pensar que el tiempo se detuvo. No podríamos usar telescopios, excepto los solares, neutrinos y radiotelescopios, como el que usó George Smooth en el mismísimo polo sur, cuando estudió la luz primordial del big bang y lo que encontró le hizo ganar a él y a su equipo el Premio Nóbel, pero esa ya es otra historia.

    En síntesis, nuestro día ártico o antártico, dura un año.

    Ya habrán notado por que ocurre esto. Es sencillamente por la ubicación geográfica sobre la superficie de la tierra. Cuando más al ecuador nos dirijamos, estos fenómenos serían menos notorios. La salida y puesta del sol, o de las estrellas en el ecuador sería siempre igual. Pero al movernos hacia determinadas latitudes, ya sea al sur o al norte, la salida y puesta del sol así como de las estrellas se inclinaría lentamente respecto del horizonte (curiosos investigar ascensión recta y declinación). Y esto cambiaría con el correr de las semanas y los meses.

    Por mi país pasa el trópico de Capricornio. Si el 20 de diciembre uno se ubica en la línea del trópico, digamos al mediodía, o con el sol en el cenit, el cuerpo no produce sombra !!!!! La explicación, es que el sol, en ese particular momento del año, se encuentra en ángulo recto respecto a nosotros, a lo largo de ese paralelo de la Tierra

    Los griegos ya habrán reflexionado sobre esto hace más de 2.500 años. Y es por esto que la Tierra no puede ser plana. Si lo fuese, tendríamos el mismo cielo en todas partes.

    Cada lugar del planeta tiene sus propias coordenadas. Así también, cada lugar del cielo lo tiene. Ahora bien, a más de esto. Dependiendo de nuestra ubicación, veremos al Sol trazar espirales en el cielo en un ángulo muy poco pronunciado, o salir y entrar siempre en determinado ángulo acentuado de nuestro horizonte.

    Los lugares extremos son el ecuador y los polos. Y es por eso que en foto, la Luna y Júpiter trazan determinado ángulo, y no un ángulo recto o una línea paralela.

    Si alguien lo quiere ampliar, o algo está equivocado, será agradecida cualquier corrección. (Lástima que no está Emilio para depurarlo)

    Una nota más al respecto. Se cree que en la antigüedad, los fenicios navegaron más allá de África. A su regreso comentaron un hecho que confirma su viaje. Dijeron que a partir de cierto punto en su travesía, el sol ya no aparecía a la izquierda de su barco sino a la derecha (o era al revés ?). La explicación es categórica: habían cruzado la línea del ecuador.

    Desde Asunción, Paraguay, un gran saludo a toda la tripulación.

    excalibur

    P.D. : APOD hace un año o más publicó la foto de un impresionante eclipse, casi a ras del horizonte, que fue visto desde la Antártida. Obviamente era verano. El único problema de la imagen es que el fotógrafo no tuvo mejor idea que ponerse frente al disco solar y echar a perder gran parte de la calidad de su fotografía. Pero era su foto.

  • excalibur

    El comentario anterior (#8) está en la foto errónea.

    El post pertenece a la foto de ayer.

    Disculpas por el error a todos los chicos de la tripulación

    Sorry, sorry, sorry.

  • excalibur

    Comentario anterior (#9) NO válido

    Al chequear la foto, el post está en la fecha correcta.

    Uff, menos mal, pensé que lo envié a la foto del domingo……

blog comments powered by Disqus