Síguenos en Twitter y descubre la imagen cada día:

La Vía Láctea desde una cueva marina de Malibú

por The Milky Way from a Malibu Sea Cave
Créditos de imagen &Copyright: Jack Fusco
«
La Vía Láctea desde una cueva marina de Malibú

¿Qué está pasando en el exterior de esta cueva? Nada extraño: es la parte central de la Vía Láctea.  A medida que la Tierra gira, la banda de nuestra galaxia parece rotar y desplazarse sobre el horizonte.

La fotografía fue hecha por un fotógrafo apasionado por las cuevas marinas cuando encontró esta espectacular gruta que hay en el Leo Carrillo State Park, cerca de Malibú (California, EE.UU.). Después de una planificación, programó esta única exposición bajo la entrada de 10 metros de altura de la cueva para mostrar la Vía Láctea. En primer plano se ven varias rocas de aproximadamente un metro de diámetro. En el paisaje estelar de fondo hay millones de estrellas como la relativamente brillante y anaranjada Antares, a la derecha del centro de la imagen.


  • http://bdouzaldarrudaceibeilustrados.blogspot.com/ d:D´

    Y aquel individuo presapiens torció en forzado escorzo sus ojos para contemplar que en su incipiente vida las luces muy por encima le llamaban tanto la atención como el apareamiento que daría, luego, con el tiempo a una multitud equiparable a tantas como veía a simple vista. Alzó más allá la mirada y sobre sus extremidades delanteras se apoyó donde pudo descansando así su espalda y lomo. Contempló una y otra vez mientras apareando el clan del que sobreviviría se fue haciendo un hueco por entre las rocas y dio rienda a su pensamiento. Se puso en marcha y se alejó de la humedad que le envolvía los huesos para recorrer sin cesar, poco a poco, cada año tras los rebaños que luego mataría con sus manos alejándolo de la garganta de su voz inicial donde grito aquello: Me voy de casa…(¿A por tabaco? No, aún no se había elaborado)
    Las estrellas que sus sucesores pondrían nombre fueron el caldo de cultivo para en su recorrido llegar a los albores de unos cuantos millones que pronto otros pocos y, de momento, elegidos fueron poniendo los pies suspendidos o lo que viene a ser colgados del espacio inmediato con los pies en polvorosa. Esto es, los primeros primates astronautas.

    Cada cueva presentaba su aspecto, cada hueco su vista y entre todos uno, mucho más recio y fino, poniéndose en pie regurgitó indicios de palabras quedando así como el primer rebelde de una historia sin escritos ni vestigios hasta que la llegada de la antropología arqueológica los describiese. El determinismo natural que lo embargaba fue roto por aquel adelantado -como todo colonizador- que pronto hizo gestos para ser imitado por congéneres de los posibles clanes y familias. Entre todos estaba el germen valiente de una posible democracia inventada y sus derechos a decir sí o no. Qué valientes.

    Por Manitú, por Malibú que ni con ese coche vinieron después a verlos ya que si en ese día de autos fueron capaces de ver seguramente eso, tal vez sigue siendo lo que nos conduce cada día a vivir para ver y creer que esto se llenará de possapiens tantos que se hará difícil alimentarlos

    ¿Retrocediendo al futuro posible será para entonces un presente que canibalice al prójimo como alimento como medio de subsistencia en una tierra sobreexplotada con ciudades hiperdimesionadas y campos de cultivo muertos de hambre?
    ¿Para entonces el sucesor evolucionado habrá encontrado ese hueco espacio temporal por el que colándose ya coloniza los primeros planetas extrasolares… Con unos tipos muy extravertidos, esos y sus naves de burbujas de jabón y trajes de seda transparente?

    Desde su cueva el prehombre sueña lo que no imagina aún. Sólo escapa a la pérdida de pelo – innovadora alopecia- cuando levantándose sobre lo que serán sus piernas golpea con la voz el techo de la caverna y se aleja de una oscuridad que, desgraciadamente, vuelve una y otra vez prometiendo un paso adelante, dos atrás y de nuevo a comenzar. Son los retrasos prejuiciosos de muchos que tiran aflojando poco a poco al más tecnológico de los seres vivos.
    Son los de la caverna de Platón…aunque los griegos son bastante más espartanos que lo que muchos pensaban. Inventores democráticos no permiten que otros determinismos los traten como a esclavos. Aún perdura la libertad como principio a elegir que senda seguir para llegar a las estrellas.
    Ya es imparable, sea por tierra, por mar y aire. No hay vuelta atrás salvo que andemos a la gresca.
    ¡¡Qué poco coco!! Ya no le quedará para entonces un pelo de tonto ni de homínido.

    Ya sólo es onvre futuro.

    Qué interesante es el espacio visto desde este verano europeo de temperaturas altas…
    ¿Andáis ahí por América en invierno? Pues abrigaos bien, lo vais a necesitar.
    Saludos a los del fondo

  • León

    Me parece apropiado acompañar el tema de hoy con el mito de Platón. Es un poco extenso, pero semejante obra magna justifica su incorporación.

    El mito de la caverna

    I – Y a continuación -seguí-, compara con la siguiente escena el estado en que, con respecto a la educación o a la falta de ella, se halla nuestra naturaleza.

    Imagina una especie de cavernosa vivienda subterránea provista de una larga entrada, abierta a la luz, que se extiende a lo ancho de toda la caverna, y unos hombres que están en ella desde niños, atados por las piernas y el cuello, de modo que tengan que estarse quietos y mirar únicamente hacia adelante, pues las ligaduras les impiden volver la cabeza; detrás de ellos, la luz de un fuego que arde algo lejos y en plano superior, y entre el fuego y los encadenados, un camino situado en alto, a lo largo del cual suponte que ha sido construido un tabiquillo parecido a las mamparas que se alzan entre los titiriteros y el público, por encima de las cuales exhiben aquellos sus maravillas.

    – Ya lo veo-dijo.

    – Pues bien, ve ahora, a lo largo de esa paredilla, unos hombres que transportan toda clase de objetos, cuya altura sobrepasa la de la pared, y estatuas de hombres o animales hechas de piedra y de madera y de toda clase de materias; entre estos portadores habrá, como es natural, unos que vayan hablando y otros que estén callados.

    – ¡Qué extraña escena describes -dijo- y qué extraños prisioneros!

    – Iguales que nosotros-dije-, porque en primer lugar, ¿crees que los que están así han visto otra cosa de sí mismos o de sus compañeros sino las sombras proyectadas por el fuego sobre la parte de la caverna que está frente a ellos?

    – ¿Cómo–dijo-, si durante toda su vida han sido obligados a mantener inmóviles las cabezas?

    – ¿Y de los objetos transportados? ¿No habrán visto lo mismo?

    – ¿Qué otra cosa van a ver?

    – Y si pudieran hablar los unos con los otros, ¿no piensas que creerían estar refiriéndose a aquellas sombras que veían pasar ante ellos?

    – Forzosamente.

    – ¿Y si la prisión tuviese un eco que viniera de la parte de enfrente? ¿Piensas que, cada vez que hablara alguno de los que pasaban, creerían ellos que lo que hablaba era otra cosa sino la sombra que veían pasar?

    – No, ¡por Zeus!- dijo.

    – Entonces no hay duda-dije yo-de que los tales no tendrán por real ninguna otra cosa más que las sombras de los objetos fabricados.

    – Es enteramente forzoso-dijo.

    – Examina, pues -dije-, qué pasaría si fueran liberados de sus cadenas y curados de su ignorancia, y si, conforme a naturaleza, les ocurriera lo siguiente. Cuando uno de ellos fuera desatado y obligado a levantarse súbitamente y a volver el cuello y a andar y a mirar a la luz, y cuando, al hacer todo esto, sintiera dolor y, por causa de las chiribitas, no fuera capaz de ver aquellos objetos cuyas sombras veía antes, ¿qué crees que contestaría si le dijera d alguien que antes no veía más que sombras inanes y que es ahora cuando, hallándose más cerca de la realidad y vuelto de cara a objetos más reales, goza de una visión más verdadera, y si fuera mostrándole los objetos que pasan y obligándole a contestar a sus preguntas acerca de qué es cada uno de ellos? ¿No crees que estaría perplejo y que lo que antes había contemplado le parecería más verdadero que lo que entonces se le mostraba?

    – Mucho más-dijo.

    II. -Y si se le obligara a fijar su vista en la luz misma, ¿no crees que le dolerían los ojos y que se escaparía, volviéndose hacia aquellos objetos que puede contemplar, y que consideraría qué éstos, son realmente más claros que los que le muestra .?

    – Así es -dijo.

    – Y si se lo llevaran de allí a la fuerza–dije-, obligándole a recorrer la áspera y escarpada subida, y no le dejaran antes de haberle arrastrado hasta la luz del sol, ¿no crees que sufriría y llevaría a mal el ser arrastrado, y que, una vez llegado a la luz, tendría los ojos tan llenos de ella que no sería capaz de ver ni una sola de las cosas a las que ahora llamamos verdaderas?

    – No, no sería capaz -dijo-, al menos por el momento.

    – Necesitaría acostumbrarse, creo yo, para poder llegar a ver las cosas de arriba. Lo que vería más fácilmente serían, ante todo, las sombras; luego, las imágenes de hombres y de otros objetos reflejados en las aguas, y más tarde, los objetos mismos. Y después de esto le sería más fácil el contemplar de noche las cosas del cielo y el cielo mismo, fijando su vista en la luz de las estrellas y la luna, que el ver de día el sol y lo que le es propio.

    – ¿Cómo no?

    – Y por último, creo yo, sería el sol, pero no sus imágenes reflejadas en las aguas ni en otro lugar ajeno a él, sino el propio sol en su propio dominio y tal cual es en sí mismo, lo que. él estaría en condiciones de mirar y contemplar.

    – Necesariamente -dijo.

    – Y después de esto, colegiría ya con respecto al sol que es él quien produce las estaciones y los años y gobierna todo lo de la región visible, y que es, en cierto modo, el autor de todas aquellas cosas que ellos veían.

    – Es evidente -dijo- que después de aquello vendría a pensar en eso otro.

    – ¿Y qué? Cuando se acordara de su anterior habitación y de la ciencia de allí y de sus antiguos compañeros de cárcel, ¿no crees que se consideraría feliz por haber cambiado y que les compadecería a ellos?

    – Efectivamente.

    – Y si hubiese habido entre ellos algunos honores o alabanzas o recompensas que concedieran los unos a aquellos otros que, por discernir con mayor penetración las sombras que pasaban y acordarse mejor de cuáles de entre ellas eran las que solían pasar delante o detrás o junto con otras, fuesen más capaces que nadie de profetizar, basados en ello, lo que iba a suceder, ¿crees que sentiría aquél nostalgia de estas cosas o que envidiaría a quienes gozaran de honores y poderes entre aquellos, o bien que le ocurriría lo de Homero, es decir, que preferiría decididamente “trabajar la tierra al servicio de otro hombre sin patrimonio” o sufrir cualquier otro destino antes que vivir en aquel mundo de lo opinable?

    – Eso es lo que creo yo -dijo -: que preferiría cualquier otro destino antes que aquella vida.

    – Ahora fíjate en esto -dije-: si, vuelto el tal allá abajo, ocupase de nuevo el mismo asiento, ¿no crees que se le llenarían los ojos de tinieblas, como a quien deja súbitamente la luz del sol?

    – Ciertamente -dijo.

    – Y si tuviese que competir de nuevo con los que habían permanecido constantemente encadenados, opinando acerca de las sombras aquellas que, por no habérsele asentado todavía los ojos, ve con dificultad -y no sería muy corto el tiempo que necesitara para acostumbrarse-, ¿no daría que reír y no se diría de él que, por haber subido arriba, ha vuelto con los ojos estropeados, y que no vale la pena ni aun de intentar una semejante ascensión? ¿Y no matarían; si encontraban manera de echarle mano y matarle, a quien intentara desatarles y hacerles subir?.

    – Claro que sí -dijo.

    III. -Pues bien -dije-, esta imagen hay que aplicarla toda ella, ¡oh amigo Glaucón!, a lo que se ha dicho antes; hay que comparar la región revelada por medio de la vista con la vivienda-prisión, y la luz del fuego que hay en ella, con el poder del. sol. En cuanto a la subida al mundo de arriba y a la contemplación de las cosas de éste, si las comparas con la ascensión del alma hasta la. región inteligible no errarás con respecto a mi vislumbre, que es lo que tú deseas conocer, y que sólo la divinidad sabe si por acaso está en lo cierto. En fin, he aquí lo que a mí me parece: en el mundo inteligible lo último que se percibe, y con trabajo, es la idea del bien, pero, una vez percibida, hay que colegir que ella es la causa de todo lo recto y lo bello que hay en todas las cosas; que, mientras en el mundo visible ha engendrado la luz y al soberano de ésta, en el inteligible es ella la soberana y productora de verdad y conocimiento, y que tiene por fuerza que verla quien quiera proceder sabiamente en su vida privada o pública.

    – También yo estoy de acuerdo -dijo-, en el grado en que puedo estarlo.

    Según la versión de la República de J.M. Pabón y M. Fernández Galiano, Instituto de Estudios Políticos, Madrid, 1981 (3ª edición)

  • garcosa

    Gracias a fotógrafos apasionados como Jack Fusto (http://www.jackfusco.com/), por la buenas e inedias tomas planificadas, que son capaces de robarle un hermoso instante a la naturaleza en paisajes de otro mundo, y podemos disfrutar de esta sugerente estampa.

  • http://cazadordeinstanteswapos.blogspot.com.es/ Bonobo

    No conocía el Mito de la Caverna, de Platón. Es una pura certeza, pura realidad.
    Aún hoy, mucha (muchísima) gente vive en la oscuridad, pero lo peor es que también hay quienes no quieren dejar de vivir en esa oscuridad y además, obligan al resto a seguir viviendo en las tinieblas.
    Hay que abrir la mente y mirar a la luz, aunque a veces te quedes ciego y haya que apartar la mirada. Al final terminas aprendiendo por ti mismo cuándo has de mirar y cuándo taparte los ojos para evitar dañarlos.

  • http://cazadordeinstanteswapos.blogspot.com.es/ Bonobo

    Buena reflexión d:D´
    Cuántas veces habrán contemplado esta escena nuestro ancestros desde sus refugios cavernícolas.
    Los imagino siempre atareados en sus quehaceres diarios de supervivencia, sin apenas tiempo de preguntarse qué serían aquellos miles de puntos y aquella concentración de luz que cruzaba el cielo sobre sus cabezas.
    Hasta que sus mentes fueron avanzando y empezaron a observar con curiosidad buscando una explicación a estos fenómenos que aparecían todas las noches.
    Los griegos fueron pioneros en muchas cosas. Una gran parte de su legado vive en nosotros. Esperemos que no se pierda como tantas cosas se perdieron por el camino.
    La foto, desde luego podría haber sido hecha en aquellos años en los que nuestros antepasados plasmaban en las paredes de las cuevas escenas de su vida cotidiana.
    Entonces, el cielo ya era así desde hace muchos millones de años.

  • garcosa

    Fuera del tema.

    ¿Podríamos “terraformar” la Luna?

    https://www.youtube.com/watch?v=eA2sjmAEB9g (pinchar para subtitulos en español)

    Ver mas en: http://www.universetoday.com/121140/could-we-terraform-the-moon/

  • Saín

    Muchos son los sitios de nuestro planeta desde donde podemos ver La Vía
    Láctea en todo su esplendor, la imagen de arriba es un ejemplo, es una bonita
    exposición hecha por don Jack Fusco, en un primer plano se encuentra una
    cueva y un fondo espectacular de la banda central de nuestra Galaxia Vía
    Láctea. Sencillamente espectacular este paisaje celeste que nos presentan hoy.

    La Vía Láctea desde una gruta
    http://hastalosjuegos.es/bazinga/wp-content/uploads/2012/07/La-V%C3%ADa-L%C3%A1ctea-desde-una-gruta-en-Utah-600×399.jpg

    https://pbs.twimg.com/media/BmYPvZuCEAAhAmz.png

    Salud.

  • http://bdouzaldarrudaceibeilustrados.blogspot.com/ d:D´

    Por un momento pensé que me iban a echar los galgos a matacán y salir corriendo por los cerros de Úbeda, pero en vista de tal no me quedó otra que releerme nuevamente esas palabras del discípulo socrático.
    Mucho le habrá costado transcribirlas pues no es poco el diálogo que se trae entre manos el maestro de Aristóteles; casi diría que peripapético el asunto por lo arduo, zumbando de allá para acá y así nuevamente como aquellos navegantes de las cíclidas que repetían una y otra vez la misma singladura. Comercio puro; pesca fresca y entre medias la máscara puesta en el pueblo engañado. Son los tópicos. Son tantas cosas.
    Qué bueno su esfuerzo para dejar sentenciado el singular tratado y su tema a las orillas del mar desde el que emprendieron luego una odisea
    Fabuloso pero real cómo la vida misma
    Un gusto, León.
    Saludos :)´

  • Saín

    Universo virtual realista usando una simulación de computadora
    llamado “Illustris”, capaz de recrear 13 mil millones de años de
    evolución cósmica en un cubo de 350 millones de años luz en
    un lado con una resolución sin precedentes.

    El primer Universo Virtual Realista
    https://www.youtube.com/watch?v=Nb1AFQ546Zo

    Exploren el paisaje estelar desde su navegador
    http://tecnologiayproductosgoogle.blogspot.com/2012/11/exploren-el-paisaje-estelar-con-su.html

    La Vía Láctea sobre el desierto de Utah: fotos de Bret Webster
    http://www.telegraph.co.uk/news/earth/earthpicturegalleries/8532948/The-Milky-Way-over-the-desert-in-Utah-pictures-by-Bret-Webster.html?image=8

    Saludos.

  • Saín

    La Vía Láctea vista desde distintos puntos del planeta
    https://www.youtube.com/watch?v=i6FbkXbfBwE

    Vía Láctea desde la tierra
    https://www.youtube.com/watch?v=7TqYyIojUNA

    Felicidades

  • http://bdouzaldarrudaceibeilustrados.blogspot.com/ d:D´

    Entre los mensajes, entre líneas me leíste dando con la clave de mi recitado; corriente prosa que escondía entre los labios de las letras lo que captaste al ver lo que yo veía: Tal vez el mismo cielo aproximadamente no pero que cuando ellos nacían muchos de los objetos que vemos también crecían juntos.
    Entre ambos, homínidos y astros se criaron todos de aquel modo. Poco a poco unos por otros fueron saliendo, cómo bien expuso León al recordarnos, de la cueva liberándose de su ceguera y ver lo de fuera; todo luces incipientes y otras muriendo. Despojos de las ropas viejas de la cueva.
    Pero como lo expuesto pertenecía a un griego, padre filosófico, era bueno incluirlos en este relato pues lo que está aconteciendo actualmente nos trasportaba a aquel instante, aunque nunca hubiera existido y sólo fuera ejemplo platónico.
    Tu epílogo lo dice todo y, además, ellos veían el cielo más limpio. ¡ Ay, hay qué fastidiarse, qué suerte tenían los tipos largo pelo en pecho!! Cuánto hubiera dado por estar ahí, aunque no a su lado. :)))´
    Unha aperta ámbolos dous d:´

  • http://bdouzaldarrudaceibeilustrados.blogspot.com/ d:D´

    Qué interesante Garcosa que esa cosa tenga tantos nombres.
    Qué bueno. Me lo veo y me lo aprendo
    Gracias, maestro :)´

  • Saín

    Bastante interesante el siguiente video…

    Dentro de la Vía Láctea – Completo Documental
    https://www.youtube.com/watch?v=ttz4Sr0tZFg

    Feliz tarde.

  • http://bdouzaldarrudaceibeilustrados.blogspot.com/ d:D´

    ¿Tarde?
    Yo diría que aquí es más que eso.
    Lo que sí es que se me hace tarde, mañana madrugo como siempre
    Me voy a la cama pues es la única nave que tengo para viajar hasta la madrugada siguiente.
    Me pongo el traje, la escafandra y el orinal debajo por si algún radiador pierde presión y me despierto
    antes de tiempo para arreglar tuercas y otros ajustes.
    ¿Qué forma tan extraña tenemos de ir de un día para otro en esa nave de sábanas y almohadas de dos por dos?
    ¿Tarde dice?
    Aquí ya hace que es de noche.
    Llega usted tarde para unas parrafadas. Me voy volando.
    Apertas longas :)´

  • http://bdouzaldarrudaceibeilustrados.blogspot.com/ d:D´

    Son de alucine, alguna me recuerda los tiempos de espeleotopografía
    Y la otra cuando hacemos vivac en plena montaña, en plan troglodita.
    Saludos

  • Saín
  • Saín
blog comments powered by Disqus