Julio César y los días bisiestos

Image Credit & License: Classical Numismatic Group, Inc., Wikimedia

Julio César y los días bisiestos
Pulsa en la imagen para agrandarla.

En el año 46 a.C., Julio César reformó el sistema calendárico. Siguiendo los consejos del astrónomo Sosígenes de Alejandría, el calendario juliano incluyó un día bisiesto cada cuatro años para tener en cuenta el hecho de que un año terrestre dura algo más de 365 días. En términos modernos, el tiempo que tarda el planeta en orbitar una vez alrededor del Sol es de 365,24219 días solares medios. Así pues, si los años naturales tuvieran exactamente 365 días, se desviarían del año terrestre aproximadamente un día cada cuatro años y, finalmente, el mes de julio (llamado así en honor del mismísimo Julio César) coincidiría con el invierno del hemisferio norte. Adoptando un año bisiesto con un día más cada cuatro años, el año juliano se desviaría mucho menos. En 1582, el Papa Gregorio XIII estableció que los años bisiestos no debían terminar en 00, a menos que fueran divisibles por 400. Este sistema de calendario gregoriano es el que se utiliza en la actualidad. Este sistema de calendario gregoriano es el que se utiliza hoy en día. Por supuesto, la fricción de las mareas en el sistema Tierra-Luna ralentiza la rotación de la Tierra y alarga gradualmente el día unos 1,4 milisegundos por siglo. Eso significa que los días bisiestos como hoy no serán necesarios, dentro de unos 4 millones de años. Esta moneda romana de plata, un denario, representa a Julio César (izquierda) y Venus, diosa romana del amor.

Imagenes relacionadas

Comenta, pregunta, comparte ...

El 29 de febrero de otros años ...

 Visita el calendario

Sombras de la noche
día anterior, miércoles, 28 de febrero

  <     <     <       jueves, 29 de febrero       >     >     >  
Vista detallada de la corona de un eclipse solar
día siguiente, martes, 2 de abril

Busca en Observatorio

o si tienes suerte ...

Saltar aleatoriamente a una de las 10115 fotos